18.7.17

Ensalada campera. La receta más veraniega (versión vegetariana)


Si hay una receta que se merece la calificación "receta veraniega" esa es la ensalada campera. Es llegar los calores e instalarse en mis menús semanales para no moverse de ellos hasta que bajan las temperaturas. Y cuando esto ocurre mi marido y yo soltamos un "porqué no comemos ensalada campera fuera de la época de verano". Nos encanta a los dos y nos parece absurdo, porque comemos otros tipos de ensaladas a lo largo del año, pero la campera parece ser como los turrones...que solo vuelve a casa por Navidad en verano. 

Hace meses que decidí entregarme a la alimentación vegetariana así que la versión que hoy os presento no lleva atún, uno de los ingredientes básicos en la receta clásica de ensalada campera. Siempre podéis echárselo, claro, porque le da un toque de sabor muy rico, sobre todo si es atún en escabeche. Pero si os apetece dejar los animales de lado por un día, os animo a que probéis esta versión que podéis adaptar a vuestros gustos en cuanto a las cantidades de los ingredientes o, incluso, prescindiendo o sumando algún otro. 


Ingredientes para cuatro personas



2 patatas grandes, 2 huevos cocidos y pelados, 2 tomates, 1/2 pimiento verde, 1/2 cebolla, 1/4 de pepino, 12 aceitunas verdes sin hueso, sal de aceitunas negras (opcional), aceite de oliva virgen extra, vinagre de manzana, sal y pimienta negra molida.

Preparación


Lavamos bien las patatas y las introducimos en una cazuela con agua y sal. Llevamos a ebullición y, cocemos durante unos 30 minutos o hasta que, al pinchar con una brocheta, las notemos tiernas en el interior. Retiramos del agua y sumergimos en un recipiente con abundante agua helada. Una vez frías las pelamos y troceamos.

Lavamos los tomates, retiramos la parte dura del pedúnculo y los troceamos al gusto. Cortamos el pimiento en pequeños trozos, igual que la cebolla. Laminamos el pepino y cortamos cada disco en dos. Troceamos los huevos cocidos. Mezclamos todos los ingredientes en un recipiente hondo y condimentamos con una vinagreta elaborada al gusto.

Cómo hacer la vinagreta

A mi me gusta usar 2/4 de aceite de oliva virgen extra, 1/4 de vinagre de manzana, 1/4 de agua (para aligerar), sal y pimienta negra molida. Mezclo todos los ingredientes en un bote de cristal, lo cierro bien y agito con energía para emulsionar y que todos los elementos queden bien integrados.


Degustación


En el momento de servir la ensalada campera, podemos espolvorear por encima un poco de sal de aceitunas negras para dar un toque de sabor y color diferentes. Es una elaboración perfecta un picnic en el campo o en la playa que disfrutar en familia. Un buen pan y la bebida que más nos guste y tendremos una comida sana, saludable y completa lista para degustar.

13 comentarios :

  1. Hola Carmen, estamos en el mismo plan, yo hace meses que no como animales, lo malo que en mi casa no me acompañan y el problema es hacer la comida para ellos y para mí, esta ensalada me encanta y aunque no lleve el atún, con el tomate, pepino y aceitunas esta excelente. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. May, la clave está en encontrar recetas que se puedan hacer para ambas dietas. Esta es una de ellas. Yo la he hecho para todos y quien ha querido le ha añadido atún y todos contentos. No desesperes, ya verás cómo consigues minimizar el trabajo de la cocina pronto :)

      Eliminar
  2. Que buena!!! esta es ña que hago siempre en casa y a nosotros es la que mas nos gusta, no mezclo la vinagreta la voy a preparar como tu, gracias
    besos, Luisi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luisa, lo del bote y la vinagreta es el truco del almendruco. Puedes mezclar los ingredientes en un cuenco y removiendo con un tenedor. Saldrá igual. El resultado es como una salsa cremosa y a mi me encanta que quede todo bien mezcladito.
      Un saludo!
      Carmen

      Eliminar
  3. ¡Pero qué imán tienes! Mira que nunca probar ni hacer la ensalada campera y fue ver la tuya y retarme a hacerla.

    Soy mujer de palabra. Lo sabes, ¿verdad?

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja pues me parece muy bien que te animes, querida. La clave aquí está en dar con el equilibrio de los ingredientes que a vosotros os gustan, bajar las cantidades de algunos, subir las de otros, añadir algunos extra como pudieran ser pepinillos, piparras, etc. Que los encurtidos le dan un toque muy especial :) Espero que caigas en las redes de la ensalada campera y que encuentres tu fórmula definitiva. Besos!

      Eliminar
  4. Me gustan muchísimo este tipode ensaladas, esta en concreto me gusta comerla un día después de prepararla, parece que tiene más sabor. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, totalmente de acuerdo contigo. Yo también noto que gana en sabor de un día para otro. Es de esas recetas a las que el reposo les sienta de fábula :)

      Eliminar
  5. UMMMMMMMMMMMM que rica¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Yo no suelo sentir una gran necesidad de comer animales así que me puedo quedar con tu versión sin ningún problema. Y sí, a nosotros también nos pasa, hay platos que parecen patrimonio del verano y no hay razón para ello, porque también comemos ensaladas en invierno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi siempre me gustaron las verduras y poco la carne (que no el pescado). Durante años he dicho que podría ser vegetariana por placer y aquí estoy ahora, no por placer sino por respeto a los animales, pero costándome muy poco hacerme a la vida veggie. Y feliz, oiga :)

      Eliminar
  7. es de mis ensaladas favoritas del verano ¡¡¡¡ precisamente la comí ayer ...un besote guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa es como el gazpacho, que casi siempre hay un tupper en la nevera con ella :)
      Un besote!

      Eliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)