21.2.17

Cómo hacer cake pops de corazón de chocolate. Receta


Hace mucho tiempo que no me daba por la repostería creativa, la prueba está en la cantidad de años que no publico nada que tenga que ver con el tema. Atrás quedaron los días en que cake pops, cupcakes y tartas decoradas se asomaban por estas páginas, pero el sentido práctico que mueve mi día a día dio paso a recetas tradicionales con las que poder alimentar a la familia. Que no solo de dulces vive el hombre.

La verdad sea dicha, la razón por la que hice estos cake pops de corazón de chocolate no ha sido otra que la celebración de San Valentín y la petición por parte de mi hija de ayudar a una de sus amigas a preparar algo romántico para su noviete. A pesar del perezón inicial que me dio la tarea, tengo que admitir que me encantó pasar la tarde en la cocina con dos adolescentes enamoradas (al menos una de ellas) y disfruté de cada minuto invertido en ella y en la elaboración de estos sabrosos dulces.

Vamos con la receta.

31.1.17

Oatcakes o galletas de avena para acompañar quesos. Receta


Los británicos son grandes amantes del queso y no hay comida de celebración que no se corone con un buen surtido acompañado de todo tipo de galletas saladas. A mi, que me enloquece el queso de una manera preocupante, me encanta visitar a mi familia y siempre me reservo para ese momento porque el disfrute está garantizado. Los oatcakes o galletas de avena nunca falta en el repertorio y son mis preferidas.

De origen escocés, los oatcakes o galletas de avena tienen una textura crujiente pero delicada y un sabor ligeramente dulce que las hace irresistibles. Son perfectas para acompañar cualquier tipo de queso, aunque también se pueden servir con salmón ahumado, fiambres, etc y montar con ellas canapés varios. Son muy sencillas de preparar y muy económicas, así que no hay excusa para no ponerse con ellas ya mismo.

¡Vamos con la receta!

23.1.17

Licor de chocolate y cereza. Receta


Hace unas semanas me regalaron una botella de licor de chocolate y cereza que me dejó loquita perdida lo que, teniendo en cuenta que yo no soy de bebidas alcohólicas, dice mucho a su favor. Después de dar buena cuenta de ello y habiéndole cogido el gusto al tema, decidí probar a hacerlo en casa. Lo que nos gustan los retos a los bloggers gastronómicos y la satisfacción que nos produce conseguir las metas que nos proponemos. No está escrito.

Después de indagar un poco por aquí y un poco por allá, me decidí por la fórmula que os cuento a continuación y que permite que hagamos este licor con Thermomix o sin ella. En ambos casos el proceso es muy sencillo, pero con la máquina en cuestión es cosa de risa, la verdad sea dicha. En cualquier caso, como no todos disponemos de ella, lo mejor es explicaros cómo elaborar este licor de chocolate y cereza de las dos maneras y así nadie se quedará con las ganas de hacerlo y, por supuesto, de disfrutarlo.

¡Vamos con la receta!