14.7.16

Paella dulce de dos chocolates. La receta que siempre queda (y con la que siempre quedas) bien



Si andáis buscando un postre diferente y divertido, además de delicioso, entonces has llegado al sitio correcto. Esta paella dulce de dos chocolates cumple estos requisitos y más. Los amantes del arroz con leche quedarán encantados y los locos apasionados por el chocolate mucho más. La paella dulce de dos chocolates es una manera original de preparar y presentar un postre de toda la vida como es el arroz con leche (absténgase los talibanes de dicho postre a comentar). Le he dado no una, ni dos, sino tres vueltas de tuerca al prepararlo en paella, chocolatearlo y presentarlo bicolor. 

Aunque, lo más importante, es que me he asegurado de que el resultado de esta paella dulce de dos chocolates fuese perfecto en cuanto a cocción y sabor. He ido a lo seguro, utilizando arroz brillante Sabroz. Un arroz redondo vaporizado que absorbe todo el sabor y siempre queda bien. Es ideal para paellas y todas aquellas ocasiones en las que no quieres jugártela con el punto del arroz. En El Arrocetario puedes consultar más recetas y confirmar que todo lo que te cuento es cierto. Palabrita :)

¡Vamos con la receta!

23.6.16

Hoy no tocaría publicar, pero tengo algo interesante que compartir

Como reza el titular, hoy no tocaría publicar, esa es tarea de cada martes (aunque recientemente me la he saltado en un par de ocasiones), sin embargo tengo algo interesante que contaros y no quiero que acabe la semana sin hacerlo.


La Sirena, cadena líder en el sector de los congelados, está de celebración porque su club de socios ha superado el millón y lo ha conseguido en menos de tres años. La Sirena Club se creó en 2013 con el propósito de ofrecer a los clientes soluciones a la medida de sus problemas, mejorar la calidad de su servicio y contribuir a ahorrar unos euros en sus compras.

13.6.16

Revuelto cremoso de morcilla y habitas baby para CON UN PAR


Hace años que probé por primera vez este revuelto de morcilla y habitas baby, pero lo recuerdo como su fuera ayer. Mi memoria gastronómica, como así la llama mi marido, es buena y pocos detalles se le escapan. El sitio que me la descubrió es La Castela, uno de los locales más emblemáticos y tradicionales de la zona Retiro de Madrid, cuya carta está repleta de deliciosas elaboraciones.

Cuando nos planteamos el reto Con un par, tuve clarísimo que este revuelto de morcilla y habitas baby sería el protagonista del mes en el que tocara hacer huevos revueltos. No es que necesite excusa para preparar tan sabrosa receta, más bien es que deseaba compartirla con vosotros. Porque las cosas buenas hay que contarlas a voces.

¡Vamos con la receta!