11.2.16

Huevo escalfado con patata y pisto para CON UN PAR. Receta


El huevo es un alimento completo y versátil que da un juego tremendo en la cocina. Prueba de ello son la cantidad de ideas que, mes tras mes, aportamos a través del reto Con un par. En las cinco ediciones que llevamos celebradas, ninguna de las cinco bloggers participantes ha coincidido con ninguna otra en su publicación. Increíble ¿verdad?

En mi casa, el huevo se consume principalmente por la noche, pues es cuando menos tiempo y ganas tengo de cocinar. Resulta tan rápido de preparar que los platos con huevo se tienen bien ganado un puesto entre los top ten de mis cenas. No obstante, esta receta de huevo escalfado con patata y pisto, es más propio de una comida o de un brunch. Es un bocado contundente, cargado de nutrientes y muy saciante.

¡Vamos con la receta!

26.1.16

Cómo hacer el crumble perfecto


Los crumble son elaboraciones dulces de origen anglosajón, compuestas por una capa de fruta fresca cubierta por una mezcla de harina, azúcar y mantequilla, que se cuecen en el horno. El calor del horno reblandece la fruta y endurece la cubierta o crumble, que no es más que una masa de galleta en migas. Son fáciles de preparar, pero ¿sabéis cómo hacer el crumble perfecto?

En el Reino Unido, los crumble están asociados al otoño y al invierno, a días fríos y lluviosos. Es por ello que se suelen consumir en caliente (o templado), aunque también están deliciosos en frío. Son uno de los máximos exponentes de la cocina reconfortante o comfort food, ya sea por si solos o acompañados de una bola de helado de vainilla o regados con un chorrito de crema inglesa.

19.1.16

Pastas de chocolate con crema de café. Receta


Hay momentos en los que el cuerpo nos pide un bocado dulce, un simple y literal bocado. Quizás un trozo de bizcocho, una porción de tarta o un cuenco de helado, por poner ejemplos, nos resultan excesivos. Entonces entran en escena estas pastas de chocolate con crema de café y nos calman esa ansia y necesidad interna.

Estas pastas de chocolate con crema de café son absolutamente deliciosas y muy placenteras de comer. Dulces en su justa medida y fundentes en boca. Recogen dos de los sabores que más me gusta combinar: café y chocolate. Generalmente lo hago de manera distinta, suelo acompañar mi café de sobremesa con una pequeña porción de chocolate. Pero hoy toca variar y os cuento cómo hacerlo.