18.5.17

Receta de tortitas americanas o pancakes


De vez en cuando a mi hija le da por hacer tortitas americanas o pancakes para desayunar coincidiendo con alguna celebración especial como el día del padre, de la madre, algún cumpleaños o similar. Entonces se levanta temprano para tenerlo todo listo antes de que el resto de la familia amanezca y así poder sorprendernos con tan delicioso gesto.

En las últimas ocasiones en que esto ha ocurrido le pregunté de dónde había sacado la receta. Confiaba en escuchar "pues de tu blog, mamá, de dónde va a ser", pero no fue el caso. Resulta que entre las más de 500 recetas que tengo publicadas en este blog no figura la auténtica receta de tortitas americanas o pancakes. Aunque eso tiene muy fácil solución y en ello estoy según escribo. Así la próxima vez que la necesite, ya sabe donde mirar.

¡Vamos con la receta!


Ingredientes para 6-8 personas


30 g de mantequilla, 2 huevos "M", 250 ml de leche, 5 g de extracto de vainilla (1 cucharadita), 200 g de harina, 10 g de impulsor químico y 40 g de azúcar.

Preparación


Fundimos la mantequilla y la dejamos atemperar ligeramente. Batimos los huevos en un recipiente hondo y agregamos la leche y el extracto de vainilla. Mezclamos bien.

En otro recipiente hondo tamizamos la harina junto con el impulsor químico y le agregamos el azúcar. Mezclamos hasta integrar. Hacemos un hueco en el centro, a modo de volcán, y vertemos la mezcla de ingredientes húmedos, poco a poco. Removemos suavemente con unas varillas para que se integren bien todos los ingredientes.

Cuando hayamos terminado de mezclar, añadimos la mantequilla atemperada y batimos hasta que la mezcla esté homogénea. Cubrimos el recipiente con papel film y dejamos reposar la mezcla en la nevera durante una hora. Si las vamos a comer en el desayuno, podemos hacer la masa el día anterior y dejarla reposar en la nevera toda la noche. Alargar el tiempo de reposo no hace mal a la masa.


Colocamos una plancha o sartén antiadherente amplia sobre el fuego a temperatura media-alta (yo utilizo el 6 de 9). Cuando esté caliente vertemos pequeñas porciones de la masa sobre la plancha, dejando espacio entre ellas para que no se peguen entre sí, y dejamos que se cuezan un par de minutos.  No es necesario añadir mantequilla a la plancha pues la masa lleva mantequilla y esta evita que se pegue a la base.

Cuando empiecen a salir pequeñas burbujas en la superficie de las tortitas, les damos la vuelta y dejamos que se cuezan por el otro lado durante dos minutos más.

Repetimos la operación cuantas veces sea necesario hasta terminar con la masa. Para que las tortitas que ya están listas no se enfríen mientras hacemos el resto, las colocamos sobre un plato cubierto con un trapo de cocina limpio y las conservamos en el horno a unos 50ºC.


Degustación


Ni que decir tiene que las tortitas americanas o pancakes son un desayuno o merienda redondo para ocasiones especiales. Da igual la cantidad que hagamos, siempre vuelan de la mesa. No obstante, si sobran, las podemos guardar en la nevera dentro de un recipiente hermético y comer al día siguiente tras calentarlas sobre la plancha o sartén de nuevo. Están deliciosas acompañadas de algo de fruta, nata montada, miel o cualquier sirope al gusto.


6 comentarios :

  1. Me encantan las tortitas!! Aunque últimamente no tengo mucho tiempo para prepararlas, ays!!
    Me guardo tu receta para cuando tenga un hueco ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que parece más trabajoso de lo que realmente es. Lo mejor es hacer la masa en un ratito que tengamos libre y dejarla en la nevera para cuando nos apetezca cocerlas. Puede aguantar bien tres o cuatro.

      Saludos!

      Carmen

      Eliminar
  2. Uff, uff...Y este pecado? Qué pena no poder traspasar la pantalla y agarrar una...o dos! Tienen una pinta súper tierna y rica.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se si serán pecado o no, pero ricas si jajaja

      Eliminar
  3. Qué delicia!!! Se me hace la boca agua!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un clásico que nunca muere y siempre apetece :)

      Eliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)