16.2.16

Crumpets. Receta tradicional británica


Los crumpets son unos pasteles elaborados con una base de harina, levadura y leche. Son uno de los bocados más tradicionales y populares de la gastronomía británica. Recuerdan a las tortitas en cuanto a los ingredientes que los integran, pero tienen una textura diferente. Son muy esponjosos y están llenos de agujeritos que permiten que la mantequilla, mermelada o aquello con lo que los untemos se cuele por ellos y los llene de sabor.

Para hacer crumpets es necesario usar moldes circulares para darles la forma que los caracteriza. Podemos usar aros de emplatar o, en caso de no disponer de estos, contemplar la posibilidad de fabricar unos moldes provisionales con unas latas redondas de conserva, con cuidado de pulir bien los bordes para no cortarnos. Los crumpets son tan sorprendentes que merecen ese esfuerzo extra.

¡Vamos con la receta!

Ingredientes para seis crumpets


250 grs de harina de trigo, 6 grs de levadura seca de panadero, 150 ml de agua tibia, 5 grs de azúcar, un pellizco de sal, 200 ml de leche y mantequilla.

Elaboración


En un recipiente amplio mezclamos la harina, la levadura de panadero, el agua, el azúcar y la sal. Removemos hasta obtener una mezcla homogénea. Templamos la leche y se la agregamos a la masa anterior, removemos nuevamente hasta mezclar bien. Cubrimos el recipiente con un trapo limpio o papel film y dejamos reposar durante una hora a temperatura ambiente.

Engrasamos el interior de los aros de emplatar y los colocamos sobre la superficie de una plancha o sartén con un poco de mantequilla.  Vertemos parte de la masa dentro de cada aro, hasta llenar no más de un centímetro de altura.  Si usamos una cuchara para helados la tarea nos resultará más fácil y repartiremos la masa de manera igualitaria.

Cuando la masa comience a mostrar burbujas en la superficie, volteamos los crumpets (aro incluido) con ayuda de una espátula. Podemos, entonces, retirar el aro pues la masa habrá cuajado y no se desbordará por la plancha.  Dejamos que los crumpets se cuezan durante un par de minutos antes de retirarlos del fuego.

Repetimos la operación tantas veces como sea necesario hasta usar toda la masa. Retiramos los posibles bordes irregulares, de habernos quedado alguno, con un cuchillo afilado y guardamos los crumpets en un recipiente hermético hasta el momento de consumir (no más de 24 horas).


Degustación


A lo largo y ancho del Reino Unido, los crumpets son consumidos, principalmente, a la hora del desayuno y su mejor compañero es una taza de humeante té con leche. Pero también podemos disfrutar de ellos en la merienda, así como acompañarlos de la bebida que más nos guste. A la hora de servirlos, conviene calentarlos ligeramente en una sartén o en la tostadora y extender sobre ellos un poco de mantequilla, mermelada, miel, crema de cacao, etc.

21 comentarios :

  1. te los voy a copiar de manera descarada porque me han encatado :) cuando estuve en Londres no los probé, ni los scones, seré tonta, no me dió el estómago para más, me harté de comer en los mercados callejeros, qué pasada. Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Mar, pues no sabes lo que te perdiste. Son una cosa riquísima. Nosotros, cuando vamos a visitar a mis suegros, los comemos por docenas jajaja

      Eliminar
  2. Qué ricos, si que se parecen a las tortitas pero igual de deliciosos!! Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchi, el aspecto es similar al de las tortitas, pero la textura no. Los crumpets tienen más cuerpo y, consecuentemente, llenan más. Pero están de muerte y eso no me frena para comerme dos o tres de una sentada. No sabes lo bien que entran con una taza de café para desayunar!

      Eliminar
  3. Se ven de una esponjosidad... impresionante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo son, Ana. Si no los has probado...ya estás tardando!

      Eliminar
  4. Me han parecidos muy ricos y no los conocía. Me los quedo para mi.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari Nuri, están deliciosos y no son conocidos fuera del Reino Unido. Estos británicos se guardan lo más rico para ellos jajaja

      Eliminar
  5. Pues no los conocía.. pero esta noche soñaré con ellos seguro! Que pinta más rica!!

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te conformes con soñarlos y...¡a por ellos!

      Eliminar
  6. Seguro que una delicia....a estas horas no me importaría. Un besito preciosa y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar, son deliciosos, esa es la palabra que mejor describe su sabor. La próxima vez que los haga, te aviso y los compartimos. Hace?

      Eliminar
  7. No los he probado, con dulce seguro que están buenísimos pero ¿y si le ponemos salado, como algún tipo de queso para untar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu comentario. Planteas una cuestión estupenda, el tema del salado. Efectivamente se pueden acompañar de alimentos salados y están bien ricos. Un poquito de jamón y queso, unos minutos de gratinado y tienes un recetón!

      Eliminar
  8. No los he probado, con dulce seguro que están buenísimos pero ¿y si le ponemos salado, como algún tipo de queso para untar?

    ResponderEliminar
  9. Nunca había oído hablar de ellos!! Pero pintan muy muy bien así que me llevo la receta para probarlos :D
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dejes de probarlos, son maravillosos.

      Me alegra que hayas conocido hoy una nueva receta. Para eso estamos :)

      Eliminar
  10. no los conocia oea que me apunto la receta y este fin de semana los probaremos.
    besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  11. Pues espero que os gusten tanto como a mi y a mi familia. A por ellos!

    ResponderEliminar
  12. Los tengo que probar! Ya te diré 😊

    ResponderEliminar
  13. Hola Carmen, sabes si se podrían hacer con otra harina que no sea de trigo. Avena por ejemplo? Gracias

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)