8.12.14

Moras asadas con costra para #desafíoBRA


Tercera y última entrega del trío de recetas del #desafíoBRA que comenzó con la sopa de cebolla y queso a la que, unos días más tarde, siguieron estos calamares picantes al vino

A través de este desafío, BRA me retaba a elaborar un menú completo (primero, segundo y postre) utilizando la misma pieza de cocina. en mi caso la cacerola baja efficient que no ha dejado de sorprenderme ni una sola de las veces que la he usado desde que cayó en mi poder. Y, creedme, han sido muchas.

Son muchos los postres y dulces que se me ocurría preparar en esta cacerola. Todos ellos postres tradicionales de nuestra cocina como natillas o arroz con leche, pero yo quería presentar algo diferente así que me puse a indagar por la red hasta que di con las "warm berries and dumplings" de Martha Stewart o lo que he decidido traducir como moras asadas con costra. Todavía tenía una pequeña cantidad de moras de mis incursiones por el campo el pasado septiembre y vi en el la oportunidad perfecta para darles salida al tiempo que preparaba algo nuevo para mis catadores.

Un capricho de postre que se puede elaborar con moras o con cualquier otra fruta a la que le vaya bien ser asada (manzana, melocotón, albaricoque, etc).

Uno de esos que calman la glotonería y la gula al tiempo que miman el alma. Un postre para un día de lluvia, para un día melancólico, para un día de pereza, día de ánimo caído o de tristeza. Un postre que reconforta y que tiene el poder de ahuyentar nuestras penas y hacernos sentir mejor al primer bocado. En resumen, una muestra perfecta de lo que los británicos denominan comfort food o comida reconfortante.

Si eres de los que gustan de este tipo de bocado, no dejes de probarlo. 


Necesitamos (para 6 raciones)
  • 500 grs de moras
  • 10 grs de zumo de limón
  • 60 grs de agua
  • 70 grs de azúcar
  • 120 grs de harina de trigo
  • 10 grs de impulsor químico (Royal, 1 cucharada)
  • 5 grs de bicarbonato (1/2 cucharada)
  • Sal, pizca
  • 20 grs de mantequilla, fundida
  • 125 grs de yogur natural
Además
  • Canela molida
  • Azúcar

Preparación

En una cazuela de base amplia, cocer las moras junto con el zumo de limón, el agua y 40 gramos del azúcar durante 14-15 minutos a fuego suave. Tiene que espesar ligeramente.

Mientras tanto, en un cuenco a parte, mezclamos la harina, el impulsor, el bicarbonato, la sal, la mantequilla derretida y el yogur. Removemos hasta obtener una mezcla homogénea y húmeda.

Con ayuda de una cuchara, repartimos seis porciones de la masa sobre las moras, espolvoreamos con una mezcla de canela y azúcar (cantidades al gusto), tapamos la cacerola y cocemos a fuego medio-bajo durante 15 minutos más.


La masa aumentará de volumen por lo que no importa si las porciones están separadas entre si al repartirlas sobre las moras. Con el calor y el vapor se cocerán en una especie de bizcocho muy suave que combina a la perfección con la fruta asada.

Servimos caliente y acompañado de yogur natural, crema pastelera, helado de vainilla o lo que más nos apetezca.

7 comentarios :

  1. He apuntado en la lista las recomendaciones para reconfortar el alma con esta receta y yendo una por una veo que no voy a encontrar la ocasión de hacerla porque días de lluvia ... pocos, días de pereza ... pocos, días melancólicos ... pocos también, por suerte :) Pero eso sí, para la glotonería siempre hay tiempo, y solo por eso ya me encargo yo de apañar los puntos y que se los lleve todos ella, la glotonería, con tal de darle a unas moras calentitas, con sus dumplings y su salsita de yogur. ¡Qué bueno el conjunto, madre mía!

    Ya me acuerdo yo de aquel crumble de moras que te desmayó, pero este postrecito se las da por el estilo, eeeeh.

    Je je je.

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno!! Aunque sea más clásico debe ir bien con manzanas y\o peras.
    Cuando hablas de repartir seis porciones, ?sobra mucha masa o es para lo que da la mezcla que haces con los ingredientes?
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juana, gracias por tu comentario. Las seis porciones es en lo que se puede dividir el conjunto. Todo, moras y masa. La cantidad de masa no es excesiva pero parece más porque crece con el vapor que genera la cacerola tapada. Puedes dividir la masa en cuatro, y servir porciones generosas de este dulce, o en 8, y que las raciones sean más pequeñas. A tu gusto :)

      Eliminar
  3. Me has dejado viendo estrellas y lucecitas. Es un postre súper reconfortante que tendría que hacer pronto creo que lo necesito. Besos esos

    ResponderEliminar
  4. Habrá que apuntarlo para que nos reconforte también, jeje. Me encanta, y además como dices se puede probar con otras frutas que tengamos ahora de temporada.

    Bss

    Elena

    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  5. Uf moras.... Me encantan. Es el fruto del bosque que mas me gusta con diferencia. Supongo que a estas alturas, congeladas. Que las hay bien buenas... Has hecho un postre estupendo para cazuela, de todos los que hay que no son poco las preparaciones a base de compotas a mi me encantan!

    ResponderEliminar
  6. Me has dejado muerta mata con esta receta.....im-presionante Carmen y deliciosa seguro que también lastima que no se pueda probar jejeje.besicos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)