17.10.13

Pastel invertido de moras



Tarde de domingo. Suena el timbre de casa y se encuentra una con la visita sorpresa de sus padres quienes, tras pasar el fin de semana en su casa de campo y de regreso a los madriles, paran para tomar un café, charlar un ratito, ver a sus nietos y entregarnos una bolsa enorme llena hasta los bordes de moras.

Según se marchan las peso y compruebo que son dos kilos. Si. Dos kilos. Habéis leído bien. Dos kilos de moras cogidos ese fin de semana entre ambos. Con su hija en mente (la menda lerenda), a sabiendas del partidazo que les va a sacar.

Un amor ¿verdad?


Las moras abundan allá donde mis padres tienen su casa de campo por lo que, cada final de verano y comienzo de otoño, mientras dan sus paseos matutinos, se dedican a coger moras. Zarza va, zarza viene, mora acá y mora allá, van llenando sus cubos y, como quien no quiere la cosa, se encuentran con cantidades indecentes de moras que terminan repartiendo entre los hijos. Ni que decir tiene que quien se lleva la gran mayoría de ellas es una servidora por eso de lo mucho que le gusta cocinar y porque ellos saben que les voy a sacar buen partido.

Generalmente me lanzo a hacer mermelada como una posesa y este año no ha sido diferente. He preparado cantidades ingentes de mermelada pero, además de ello y con la intención de variar un poco, he estado elaborando varias "ricuras" con moras.

Mi intención es publicarlas en las próximas semanas para daros ideas de qué hacer con las vuestras, en caso de tener alguna en la nevera o el congelador, o por si tenéis pensado salir a cogerlas en los próximos días...¡que todavía quedan muchas!

Espero no saturaros con demasiada receta de mora :)

Mientras tanto...¿empezamos?

Necesitamos
  • 420 grs de moras (reservamos unas poquitas para servir)
  • 50 ml de zumo de manzana
  • 4 huevos "L"
  • 250 grs de azúcar blanquilla
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 175 grs de harina de espelta
  • 125 grs de almendra molida
  • 2 cucharaditas de levadura química
  • 1 pellizco de sal
  • 125 grs de mantequilla, derretida
  • 125 grs de yogur griego sin azucarar

Además
  • Molde desmoldable de 24 cms de diámetro
  • Papel vegetal para horno
  • Papel de aluminio

Preparación

Pre-calentamos el horno a 180 ºC (arriba y abajo, horno tradicional).

Engrasamos la base y laterales del molde, ya sea con mantequilla o con aceite y cubrimos su base con papel vegetal para horno. Envolvemos el exterior del molde con papel de aluminio para evitar que la mezcla se salga al hornear.

Mezclamos las moras con el zumo de manzana y las colocamos dentro del molde extendiéndolas bien por toda la base. Dejamos macerar mientras preparamos la base del pastel.

Con ayuda de unas varillas eléctricas, batimos los huevos, el azúcar y la vainilla durante unos 8 minutos o hasta que blanqueen y doblen su volumen,

En un recipiente a parte, mezclamos los ingredientes secos: la harina, la almendra, la levadura y la sal.

Agregamos el yogur y la mantequilla derretida a la mezcla de los huevos y removemos hasta integrar.

Por último, incorporamos los ingredientes secos mezclamos para obtener una masa homogénea.


Vertemos la mezcla en el molde sobre la base de las moras y la introducimos en el horno, a media altura.

Horneamos durante 50-55 minutos o hasta que, al insertar un palo de brocheta, este salga seco.

Sacamos del horno y dejamos templar sobre una rejilla metálica antes de desmoldar.

Retiramos el anillo del molde, colocamos un plato invertido sobre la parte superior del pastel y le damos la vuelta de manera que las moras queden en la parte superior. Quitamos el papel vegetal y lo desechamos.

Dejamos enfriar por completo antes de servir.


Fuente: "Scandilicious baking" de Signe Johansen

47 comentarios :

  1. Que suerte la tuya!
    Yo adoro las moras, pero donde vivo no hay, y no tengo a mano casas de campo a las que acudir a recolectarlas... que envidia me dais quienes teneis esa suerte, o al menos unos padres como los tuyos!

    ResponderEliminar
  2. Buenísimo para degustar las moras. Muy atractivo a la vista y,supongo,un placer al paladar.
    Gracias por tu receta.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Buenísimo para degustar las moras. Muy atractivo a la vista y,supongo,un placer al paladar.
    Gracias por tu receta.

    ResponderEliminar
  5. Buenísimo para degustar las moras. Muy atractivo a la vista y,supongo,un placer al paladar.
    Gracias por tu receta.

    ResponderEliminar
  6. Qué majos tus padres, se parecen a los míos pero sin moras, jajaja, mis padres siempre vienen cargados de todo tipo de productos de la huerta cada vez que vienen del pueblo pero tranquilos, que de las moras ya me encargo yo (por cierto, yo las llamo zarzamoras).
    Tengo el congelador repleto de ellas, por lo menos sin exagerar he de tener unos 5 kilos, menos mal que el congelador es grande.
    Tomo nota de tu propuesta. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Qué delicia, se hace la boca agua!! Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  8. la verdad es que dan ganas de meter la cuchara.

    Besicos

    ResponderEliminar
  9. simplemente delicioso!! esa cremita por encima con esas moras... delicioso!!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Da gusto recibir su visita si te agasajan con esta rica fruta. Tu propuesta me parece muy tentadora, sigue así que yo por lo menos no me saturaré de moras, me encantan. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  11. ¡Pero qué foto más bonita para encabezar esta entrada! Le hace toda la justicia del mundo a lo rica que estaba. ¡Qué te voy a decir yo que tú no sepas a estas alturas! ;) Pero para quien no haya probado la harina de espelta, como era mi caso hasta probar este pastel, que se anime a probarlo porque el sabor es bien distinto a la harina de trigo.

    ¿Qué tienen esos padres que siempre están pensando en sus hijos? Hablo de los de cada uno de nosotros que siempre nos tienen en mente y aunque no convivamos con ellos, nos siguen dando su atención y su cariño, y con agasajos como estos, queda clara constancia.

    En mi caso pasa tres cuartas partes de lo mismo: no hay ocasión que vayan a su pueblo que no vengan a la vuelta con productos de su tierra y que saben que nos gustan. En lo que se refiere a paseos matutinos, mi padre prefiere los pinares a los zarzales (¡no es listo ni ná! Así no se pincha ni una mijina), y adivina lo que ayer mismo me tenía preparado como fruto de tantos y tantos paseos ;)

    Espero deseosa tus propuestas con moras, aunque mucho me temo que hasta el año que viene ... no se van a poder hacer realidad porque el precio en el mercado no es tan asequible como el de darse un paseo por el campo ;)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. Carmen, nos puedes mandar para Bilbao, no las hemos catado este año jaja

    Qué pastelito, qué foto ahí con esa cremita, de escándalo!!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué suerte tienes con ese abastecimiento familiar de moras! Yo tuve que estar metida en las zarzas para poder conseguir menos de un kilo. Me ha encantado tu pastel. Se ve de muerte. Besitos.

    ResponderEliminar
  14. Qué fotografías más espectaculares. Un pastel perfecto para esta época del año. Enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar
  15. Qué bien me viene, porque yo también tengo moras en el congelador de esta temporada que me trajeron un montón. Y con la mermelada ya hice cosas, pero este me sirve, y para probar la harina de espera que no la he usado en bizcocho nunca. Un beso. Monie >_<

    ResponderEliminar
  16. Eso es amor y lo demás es tonteria, los padres estan en todo, y hacen lo posible por satisfacer a sus hijos. Que buen regalo te hicieron y como lo has sabido plasmar en un pastel. Es una delicia de las de verdad.

    Bss
    Afri

    ResponderEliminar
  17. Que buena esta receta, yo soy asturiana y por aquí se nos ha acabado las moras ya pero me la guardo para el año que viene. Yo también cojo un montón de moras todos los años y solo se me ocurre hacer mermelada, para la sigueinte prueba est tarta

    http://www.covaskitchen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  18. !!! Que maravilla ¡¡¡ y la foto es preciosa.

    ResponderEliminar
  19. Yo también preparé una cantidad indecente de mermelada de moras... jajaja. Ahora mismo me comía el trocito de la foto pero como no puedo anoto la receta de este pastel ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Que suerte que tus padres vengan con "un saco moras" jejeje por aquí ya son difíciles de encontrar o más bien, no creo ni que hayan salido, jaja, con el calor que hace aún... Yo las tengo que comprar, pero están carísimas, a 4€ la tarrinita de nada.
    Me encanta tu bizcocho invertido, se ve muy rico.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Carmen empezaré a regalarte los oidos por las preciosas fotos, porque si la primera es alucinante, la segunda lo es más (a mi parecer) es tan LLAMATIVA, me encanta !!!

    Las moras son mi perdición, yo ahora mismo en el congelador tendré como 4 o 5 kg , cuando volví de mis vacaciones vine cargadita de ellas, me encanta salir a cogerlas, a pesar de volver llena de arañazos y de picores por los bichillos de las zarzas.

    Tu pastel invertido es la BOMBA, seguro que está delicioso, para empezar a chuparse los dedos y terminar por los codos.

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. Carmen tu tranquila, que a mi las moras me pierden, las como siempre, y esos dos kilos prometo que duraban dos días, un kilo cada día, porque me las devoraba! Me encanta tu bizcocho invertido me lo llevo al fb!

    Un abrazo enorme!!

    ResponderEliminar
  23. La verdad es que tener a los padres cerca es una suerte, yo como los tengo lejos, no pueden agasajarme con cosas tan ricas como esas moras que tanto juego te van a dar y los demás lo vamos a disfrutar ;) aunque sea virtualmente.

    Tengo harina de espelta en casa y aún no la he usado, me pongo a ello en breve.

    La pinta es espectacular sin duda.

    Mil besos guapa y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  24. Afortunada que puedes disponer de moras! No me extraña que tus padres piensen en tí recogiéndolas, porqué menudo provecho les has dado!

    Besos!

    ResponderEliminar
  25. Si a tus madres les sobran las moras, ya saben... aquí una que estará encantada de aprovecharlas! Un pastel delicioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Que delicia de pastsl esta que se me cae la baba solo de verlaii impresionante...Bessss

    ResponderEliminar
  27. MORA aqui ZARZA allá, espero que tus padres hayan dejado alguna en esa zona donde tienen la casa de campo, porque el sábado llevo el cubo preparado por si acaso, aunque por desgracia ya no hay tanta zarza ni tanta mora.

    Cada vez me encuentro con más gente que usa harina de espelta. Yo la he usado alguna vez, pero tengo una amiga que directamente se le han solucionado los problemas que tenía su hija desde que la usa. Lo malo es que no está muy extendida su distribución.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  28. Pues qué quieres que te diga Carmen... tus padres son unos soles!!!
    Y qué pena que estemos tan lejos porque si no ya te diría yo a ti a quién le podías dar unas cuantas, jajaja.
    Tiene una pinta jugosa y deliciosa, como todo lo que se cuece por tu cocina.
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
  29. Qué suerte! por aquí me es imposible conseguir moras de zarza campestres, como mucho 125gr en una bandejita muy cara. Pero la base de la receta me ha gustado mucho, por los ingredientes y en las proporciones que están, así que siendo receta potencial que seguro que me gusta mucho me la guardo para la posteridad, por si alguna vez tengo la suerte de tener moras de zarza, o a falta de suerte con moras la pruebo con otra fruta.
    Gracias, un saludo.

    ResponderEliminar
  30. A mi me pasa al reves, el que las recoje es mi hijo y mi nuera, en la sierra Madrileña abudan las moras, asi que el pobre mio pide ayuda, pero este año no puedo ir hasta Navidad, asi que yo las tomare pero preparadas por el.
    Este pastel me parece precioso y se lo pasare a ellos a ver si le quedan ganas de mas moras jajaja, un beso

    ResponderEliminar
  31. Es que los papis nos cuidan tanto!!! jejej El pastel una delicia, vaya pinta que tiene
    Bss

    ResponderEliminar
  32. Carmen, qué monos tus padres...
    Ya te digo yo que yo le daría buen uso a las moras, jeje!
    Pero veo que tú también, menudo bizcocho has preparado!
    Me gustan mucho los pasteles invertidos, quedan muy jugosos y veo que es el caso.
    Me encanta!
    Un besito,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  33. Jolín, me acuerdo cuando iba a coger moras de pequeña y volvía con las manos completamente moradas a casa. Luego era lo mejor: el momento de la mermelada. Sí, cómo olía la cocina, qué mermelada tan rica, no he encontrado ninguna igual derica nunca.
    Pero claro, con dos kilos también da para hacer un pastel como este. Fantástico Carmen, jugosísimo.
    Besos grandes

    ResponderEliminar
  34. Pero que suerte!!! Yo por aqui cerca no encuentro moras y el pueblo paterno me queda un poco lejos... asi que este año no tengo moras frescas (snif...) El pastel es irresistible!! Besos

    ResponderEliminar
  35. Que sepas que nunca me cansarás con recetas de moras!!! Aquí se pueden comprar congeladas así que siempre poder ir preparándolas!!!
    La tarta de hoy fantástica, a ver si me mandas un trocito para merendar!!!
    Besos y feliz fin de semana,
    palmira

    ResponderEliminar
  36. Ohhhhhhhhhhhhhhhhhhh y ohhhhhhhhhhhhhhhhh no puedo dejar de abrir la boca.
    Maravillosa y dulce tentación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Mi i!!! desde que vi esta foto no paro de pensar en venir a verte..aunque ahora que se que eres una afortunada hija de recogedores de moras te tengo un poco de rabia y ya no se si sigues cayéndome tan bien ;) jijii!!!!
    Yo jamás en la vida cogí mas de un kilo de esas pequeñas delicias y mira que un kilo ya lo considero una buena cosecha!!! tendrás que darnos las coordenadas de donde van tus padres a ver si podemos hacer todas las delicias que nos tienes preparados..no crees?? ;)
    Por el momento decirte que tu pastel invertido me enamoró.....ains, donde encuentro yo unas moras aquí y ahora :( sniffffffffff
    Feliz fin de semana mi preciosa i !!!!!!! <3

    ResponderEliminar
  38. Carmen, delicioso trozo.
    Me gusta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Hola Carmen, yo suelo hacer bizcochos con harina de espelta...suele quedar un poco más seco pero delicioso. Y con unas moras así de hermosas...seguro que este pastel estaba para no parar de comer. Desde luego se ve fantástico en las fotos.
    Bss
    Mar

    ResponderEliminar
  40. Que pintaza tiene el bizcocho así con las moritas recien cogidas!!! Las moras silvestres tienen que estar riquisimas! Y seguro que tu les das fantástico provecho en todas tus recetas!

    ResponderEliminar
  41. Que padrazos!!!! Y que pastel tan rico has preparado... Como saben a quién dárselas, está claro que les sacarás buen partido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  42. Carmen,

    Cuanto tiempo.... pero veo que sigue oliedo igual de bien en tu cocina. No sé como sabrá este pastel de moras pero si con que sea la mitad de bueno de lo que parece en la foto tiene que estar para morirse. ¡Qué pintaza! Y con las moras recién cogidas todavía mejor. Si es que no se puede pedir más. La suerte que tenemos de tener unos padres que nos quieran tanto y que estén siempre pendientes de nosotras ¿verdad? La verdad es que 2 kilos de moras es un buen botín. Esperaremos impacientes que nos des más ideas que nos pongan los dientes largos.

    Un besito

    ResponderEliminar
  43. Mi querida amiga, que manjar mas delicioso te regalaron tus padres, hace años que no las pruebo, por aqui no se ven, pero me encantan, desde luego tu has sacado de ellas un partido maravilloso, por que esa tarta parece que la han hecho los Angeles, Tengo un sorteo en mi blog que creo te va a gustar, si puedes pasate a ver que te parece. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  44. Madremia Carmen yo quiero unos padres como los tuyos que me traigan moras !!! pero no del supermercado no....del bosque bien bien ricas !! Que maravilla y que suertuda !! Diles que si se pasan por Valencia y me traen moras yo les pongo cafe pastas y lo que haga falta !! Que majos son ..Mis padres me pescan sepias ...no es lo mismo pero tambien estan muy ricas ..por cierto tu postre maravilloso ...que pintaza mas estupenda tiene....con moras naturales 100% que mas se puede pedir ?? Ah si ..te queda un trocito?? un besete
    Mila

    ResponderEliminar
  45. Por Dios Carmen, menudos padres¡¡¡ Y menudo regalo tan estupendo. Además se ven moras de calidad, nada de pequeñitas y poco coloreadas. Ja, ja.

    Bueno, aunque no te vea al final este finde, te doy desde aquí un abrazo muy grande. Que lo paseis estupendamente. Y me voy corriendo a lo mío de estos días. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  46. Esta me ha encantado!!! que buena tiene que estar, lo que daria por un trozo ahora con mi taza de té. Bss

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)