22.2.13

Palmeritas de olivada


La situación económica en España está dejando cada día a más gente sin trabajo.  Parece de ciencia ficción que el número de parados haya superado los seis millones y que este número no tenga pinta de reducirse en un futuro cercano.

Ante una situación como esta, me parece vital mantener el optimismo, enfocarse lo bueno que esta circunstancia nos pueda aportar, mantenerse activo y buscar soluciones alternativas.

Si hay una cosa que compartimos los blogueros gastronómicos es nuestra pasión por la cocina y todo lo que la rodea de modo que...¿por qué no plantearse un cambio de profesión que conlleve dedicarse a aquello que nos gusta y que grandes satisfacciones nos reporta?



Emprender es una palabra que impone ¿verdad? pero que, en estos tiempos que nos está tocando vivir, se ha convertido en compañera diaria y que, para muchos, está resultando la salida a una vida de inactividad profesional.

Buscando información en internet sobre cómo emprender en el campo de la hostelería, he tenido la fortuna de encontrar una web que se centra en el "universo bar" (como a mi me gusta llamarlo), repleta de consejos y buen punto de partida para quien ande dándole vueltas al tema.

Iniciar un negocio hostelero (o cualquier otro) no es tarea fácil, pero si nos documentamos en condiciones y tenemos un buen proyecto empezaremos con buen pie y el éxito, aunque no asegurado, será más probable.

Una de las tapas que yo serviría en un bar, de tenerlo, serían estas palmeritas saladas.  Fáciles de preparar, baratas y bien sabrosas que sólo requieren de dos ingredientes.  ¿Quién no las disfrutaría junto a una caña recién tirada y bien fresquita?

Aunque también se pueden preparar en casa y dejar que esa caña del bar la acompañen unas bravas, un pincho de tortilla o cualquiera que sea tu tapa o ración preferida.


Necesitamos
  • 1 lámina de hojaldre rectangular
  • 1 bote de olivada

Preparación

Extendemos la lámina de hojaldre sobre una superficie lisa y limpia.  Untamos con olivada por toda su superficie.

Enrollamos los laterales hacia el centro, desde la izquierda hasta la mitad y desde la derecha hasta la mitad, tal y como aparece en la siguiente imagen (que he tomado prestada del blog Huele que alimenta por lo aclaratoria que me ha parecido - ¡gracias Rosa por tu consentimiento para usarla!).


Envolvemos el hojaldre en papel transparente y lo dejamos enfriar en la nevera durante, al menos, 6-8 horas.  El truco del enfriado lo vi en la entrada de las palmeritas de queso y cardamomo que publicó Elena en su blog Las cosas de Cósima y me pareció fabuloso, realmente ayuda a que las palmeritas se corten con facilidad y que mantengan su forma redondeada.

Una vez bien frío, cortamos rebanadas de 1 centímetro de ancho, ajustamos la forma redondeando los extremos (en caso de ser necesario) y las colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal.

Introducimos en horno pre-calentado a 200 ºC (arriba y abajo, durante 10 minutos), colocando la bandeja en el centro, y horneamos durante 10 minutos o hasta que veamos que comienzan a dorarse.

42 comentarios :

  1. Hola Carmen, aquì en Italia tambièn la situaciòn es muy dificil. Pero tienes razòn, las buenas ideas pueden ser la solucion a la falta de trabajo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. El optimismo y la sonrisa que no nos la quite nadie. Opino igual que tú. Esas palmeritas tienen que estar de lujo. Voy a probarlas. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Vivimos en una el poca muy mala, es una frustración total el no encontrar trabajo y la verdad alternativas como las que comentas son una opción muy buena. Las palmero tas me han encantado!

    Besos y buen finde!

    ResponderEliminar
  4. ¡Dí que sí Carmen, arriba la moral!, hay que tirar para delante. Esas palmeritas volarían.
    besitos guapa y feliz finde

    ResponderEliminar
  5. Llevo unos días sin pasar y me quedo con la boca abierta con todo lo que has puesto... y ahora qué??? Pruebo algo dulce... lo salado??? todo??? Es que haces unas cosas que entran por los ojos :)
    Tienes razón, al mal tiempo buena cara. Y hay que tener ánimos. A mí la crisis me llevo a tener que emigrar. Es duro estar lejos de la familia, pero miro el lado bueno, al menos podemos ir tirando y aprendo cosas nuevas
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Seguro que triunfarías con estas palmeritas, además de buenísimas, económicas. Yo soy muy negativa en ese aspecto y más cuando cada vez te lo ponen todo más difícil. Luz, iva... y los sueldos, si los hay, quedan igual, o bajan, que es lo peor. Me gusta tu positivismo, a ver si se me contagia un poco! Buen fin de semana, un besiño.

    ResponderEliminar
  7. HOla
    es verdad que el panorama no es nada alentardor, pero que no puedan con nuestras ganas de salir adelante y de conseguir un mundo mejor.
    Este aperitivo y su presentación te ha quedado de 10.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡Como mola el efecto del dibujito del enrollado!!! Y las palmeritas claro ;-)
    Nieves

    ResponderEliminar
  9. Qué linda entrada, Carmen. Cómo refleja tu nobleza de alma. Ya mejorarán las cosas, en España y el mundo entero... ¡no quiero perder las esperanzas! Es cierto lo que decís acerca de que a veces los números de la macroeconomía son de ciencia ficción.
    Cariños y éxito a cuanto emprendedor conozcas.

    ResponderEliminar
  10. Dura tarea la de embarcarse en un negocio....chapó por los valientes que lo hacen!!!
    Me ha encantado la entrada, la receta y el truco....a mi siempre se me quedan feotas así que intentaré hacerlas como tu dices, jejeje...

    ResponderEliminar
  11. Seguro que yo iría a ese bar a tomar esa tapa!! Que rica :) !!!! Y en el caso de montar uno.. que sepas que me la apropiaré, jajaaaa, eso sí, te mencionaría en la carta ;)
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  12. Que ricas palmeritas!!! A ver si poco a poco todo mejora, no se ni como ni cuando, pero mantendremos actitud positiva, no? Besos y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  13. Qué monas y que ricas, te han quedado genial!
    un beso

    ResponderEliminar
  14. Carmen que chula la foto,me requetegusta!!Unas palmeritas desconocidas por mi porque no se lo que es olivada que es pate de aceituna?
    Yo soy más de saladito por eso que estas las hago si o si Carmen..:)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  15. Te veo lanzada Carmen, no sé porqué me da a mí que tú si que eres de las emprendedoras. A lo mejor es cierto, que cuando la necesidad aprieta no quedan más narices que coger al toro por los cuernos y desde luego en ese caso nada mejor que hacer algo que realmente se llene. Yo soy más parada que los ojos de Espinete, lo reconozco, tengo muchas ideas, pero ahí se quedan, así que admiro a la gente con arranque para no dejarse amedentrar.
    Por cierto, estas palmeritas me parecen de vicio, las fotos preciosas y todo lo que tenga hojaldre me parece ideal de la muerte, pero... no tengo ni idea de lo que es la olivada O_O Como tapa con la cañita me parece perfecta y encima otra de bravas, otra de tortilla...
    Un besote guapa.

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado tu introducción, la actitud positiva es fundamental en estos momentos. t acompañado de las palmeritas más aún, bss

    ResponderEliminar
  17. No hablemos del paro!! uffff. mejor me quedo con esta ricura de palmeritas
    Bss y buen finde

    ResponderEliminar
  18. Hoolaaa CArmen!!

    Me gustan tus palabras tan amables y adelantoras.Me sumo a ellas,con tu permiso.
    Estamos atravesando una situación desquiciante y desesperanzadora,en la cual más que nunca necesitamos oír y escuchar,aunque parezca lo mismo,no lo es,ideas,pensamientos positivos,que nos dejen ver un poquito de luz,que nos alivien el alma,qie nos den paz,claridad,para buscar soluciones,alternativas a nuestra situación personal y vida actual.
    La necesidad agudiza el ingenio,no?.Ojalá todos tengamos,esa oportunidad,de cambio,en el aspecto que cada uno lo necesite...Salud y suerte!!.
    Las palmeritas...?.Que no me olvido de ellas,soberbias!!
    LA foto me hace muchísimas gracias y te explico...hace días comentaba,que no estaba inspirada para fotos,que siempre hacía lo mismo y comentaba,como no empiece a colgar alimentos,no sé me ocurre nada diferente...entro y miro las palmeritas y me eché unas risas.
    Vaya tela de comentario...uffff..paciencia para leerme ;))

    Un besazo

    ResponderEliminar
  19. !!!!Pues yo que quieres que te diga que tu no sepas!!!!! Renovarse o morir esa es la cuestión, aunque con un pie en el cuello cuesta levantarse no creas, pero ahí estamos sobreviviendo contra viento y marea y yo me digo todos los días, me podrán quitar el sueldo, los pequeños placeres, el trabajo incluso, pero la sonrisa y la alegría no debemos perderla tenemos que sacar fuerzas de donde sea. Buen finde

    ResponderEliminar
  20. Es verdad que en ningún sitio estamos ahora muy sueltos con la economia, pero siempre he sentido como tú, convertir lo que parece malo en algo positivo y estas palmeritas son algo más que bueno, esa fotografía minimalista me fascina!!

    Besotes Carmen.

    ResponderEliminar
  21. Ay mi niña! que pena estar parado cuando se tienen ganas de trabajar, hay que seguir preparándose para cuando se necesite, al menos en eso estoy yo, volver a estudiar también me ayuda a no pensar tanto,y tienes razón en que hay que ser optimistas.

    A mi me gusta mucho el hojaldre, dulce (claro!),pero con olivada también tiene que saber muy bien, me ha encantado la primera foto, es muy muy chula, jeje, el fondo verde esperanza casa muy bien con la palmera.

    Feliz fin de semana, guapa

    ResponderEliminar
  22. Hoy en día el que tiene un trabajo es muuy afortunado, la cosa está muy mal y la mejor forma de evadirse ahora de ella es saboreando unas palmeritas como estas!!! Me parecen geniales por su sencillez y porque deben estar muy sabrosas, me las comería como pipas!!!
    Besotes guapa!!

    ResponderEliminar
  23. Tienes razón ,las cosas estan muy mal pero no se debe perder la esperanza y tirar para adelante hasta que las cosas mejoren..Yo hago palmeras con jamon yorh y queso,de beicon y hasta de pesto,todas resultan muy ricas.besinos

    ResponderEliminar
  24. Sabes qué? Tengo paté de aceitunas negras y esta propuesta tuya me ha parecido IMPRESIONANTE.
    Ya tengo aperitivo del finde.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  25. No creas que no he pensado en lo que dices, mas por devoción que por necesidad, pero también es verdad que la inversión supondría el colchón del por si acaso y donde yo estoy es atreverse demasiado. En cuanto a la receta te diré que tengo un bote de olivada desde las navidades en la despensa porque vi una receta con ella pero ni la recuerdo, ni lo apunte.....esta si la apunto y no tardo en hacerla ya que tengo todos los ingredientes.
    Buen finde

    ResponderEliminar
  26. Muy buena receta Carmen, se ven deliciosas!!! Tienes razón, una tapa que triunfa seguro.
    Yo soy bastante pesimista en cuanto a la situación económica de este país nuestro...Estoy rodeada de amigas y amigos con negocios de diversa índole, incluyendo la rama hostelera y veo lo que hay...Al menos en Murcia, un desastre. Cierran locales cada día y los que se ven con gente,tengo mis dudas que tras pagar el lote de impuestos y tasas con que los machacan, valga la pena el trabajo de sol a sol, que supone la inexistente vida familiar entre otras cosas...No sé...Antes de arriesgarse hay que saber a lo que te expones...Siento ser tan pesimista.

    ResponderEliminar
  27. Carme que arriesgado hoy en día hay que tener valor para embarcarse en un negocio, más quisiéramos dedicarnos realmente a lo que nos gusta de verdad.
    Preciosa la foto.
    Feliz fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Hola Carmen! hay mucha verdad en tus palabras llenas de sentimientos... Yo, como tú, creo en que es posible salir de esta, que hay que ser positivos y mirar el futuro con "cariño". Tengo también proyectos e ilusiones, así que vamos que se puede!!!
    Por cierto tienen muy buena pinta las palmeritas, a ver si un día las hago...
    Saludos,
    Rosa de huelequealimentaBCN

    ResponderEliminar
  29. Carmen bonito y optimista post y ojala que el proximo año sea ya el del inicio de frenazo del paro y el de la recuperacion,porque sino esto no se aguanta por ningun lado.
    Muchas veces los que sabemos cocinar un poco y vamos a tomar algo en algun bar sorprende que no tengan imaginacion en hacer ideas tan faciles,resultosas y buenas como esta que nos propones hoy.
    la foto esta muy bien y original
    buen finde
    beso

    ResponderEliminar
  30. Pues que conste que yo iría a comer palmeritas a tu bar con mucho gusto! :-)
    Un besito, guapa!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  31. Ayyyy, Carmen creo que muchos hemos pensado en montar un negocio, pero cuesta lanzarse cuando no dispones de un capital mínimo para invertir y viendo como esta el asunto de los bancos............ bueno de eso mejor no hablar. Tu entrada de hoy es genial y las palmeritas deliciosas. Me atrevo a darte un truco para el corte una vez bien frio el hojaldre, yo uso un hilo de pescar, sale un corte perfecto y no se deforman las palmeritas.Bss.

    ResponderEliminar
  32. Tú ya sabes que para tratar ciertos temas se necesita una mesa y un café por delante, y este es justamente uno de ellos. El término "reintentarse" ha salido de nuevo a la luz después de muchos años guardado en una caja de cosas en desuso. Ahora, con el panorama que tenemos, no podemos dejar mucho tiempo pasar a estar sentado y viéndolas venir para que nos dejen en la puerta de casa una oferta de trabajo. Siete, ocho y más años atrás, te quedabas sin trabajo, te tomabas un par de meses sabáticos y sabías que no iba a ser muy complicado conseguir un nuevo puesto de trabajo. Ahora no es así. Y casi desde el primer día que uno se queda sin trabajo, tiene que empezar a pensar en las cartas con las que puede jugar para encontrar empleo.

    La información del enlace que nos ofreces nos da consejos a seguir una vez que tenemos en nuestras manos nuestro nuevo negocio. Pero hay un largo camino previo que tampoco es imposible de recorrer, y que es el tema de los bancos. Y aunque lo que te voy a decir es ponerme por delante de este paso, elegir un buen local, ubicado en una zona de tránsito es un punto importantísimo. También puedes coger un local que funcionara anteriormente, pero has de asegurarte de que ha sido del gusto de los clientes. Una mala gestión en un local que viniera funcionando anteriormente, puede influir negativamente en el desarrollo del tuyo propio.

    Al final, me he explayado, sin mesa ni café delante. Pero lo dejo ahí. Y algún día te contaré los planes que mi marido tuvo hace tiempo ...

    Y es que no voy a hacer de este comentario otra entrada, y no me voy a marchar sin dar su minuto de gloria a esas palmeritas. Estoy contigo en que es una buenísima opción para acompañar una cañita o un vaso de vino. Rápida, rapidísma de elaborar, y si la olivada encima la haces tú, aún más económica. Recuerdas que tenemos una amiga en la cocina que nos facilita ciertas labores, entre ellas, triturar ;)

    ¡Y esa foto! ¡Me ha encantado! Te lo digo de verdad. Bueno, ya sabes que yo soy muy sincera ...

    Un besazo, y disfruta de tu finde!!!

    ResponderEliminar
  33. Me llega muy tarde el email avisando de tu entrada, entro y me quedo alucinada con la foto. Es una preciosidad.
    De lo demás, qué puedo añadir... es muy preocupante la situación y también nos hace sentir un montón de miedos y angustias. Lo peor es que no la hemos provocado la gente normal, trabajadora acostumbrada a administrar su casa sin grandes lujos. Tampoco los que por desgracia hemos tenido la mala suerte de caer enfermos y por ese lado también estamos preocupados porque los recortes han llegado en firme.
    Pero es verdad que sin esperanza, todo se pierde.
    Hoy no estoy mucho más ágil para escribir más sobre esto porque me afecta en demasía.
    Espero que al menos no perdamos la sonrisa la mayor parte de los momentos del día y busquemos en las cosas pequeñas esa luz y esperanza tan necesarias para seguir. Besos

    ResponderEliminar
  34. Adoro la fotooooo!!!
    Es verdaderamente triste lo que está pasando en España. Ojalá los ciudadanos logremos aprovechar la crisis para explotar la creatividad...que está demostrado que la potencia...a ver si arrancamos que hace falta. En un momento yo también me llegué a plantear lo de emprender algún chiringuito relacionado con el interés por la cocina. Así que por si se me ocurre otra vez (de momento está aparcado) voy leyendo y dejando marcada esa página. Gracias!!
    Y las palmeritas!? Venga me pido dos con esa cañita!
    Genial el truco de Cósima y el gráfico de mi tocaya...y lo mejor...la receta! Tan fácil y deliciosa!
    Feliz finde mi Carmen preciosa!!!!

    ResponderEliminar
  35. Magnífica imagen amiga.
    En los tiempos que nos está tocando vivir la única salida parece ser el autoempleo, buena oportunidad para desarrollar nuestras aficiones y convertirlas en profesión, deseo mucha, mucha, muuuuuuchíma suerte a los valientes emprendedores, seguro que sus proyectos dan buenos frutos.
    Te doy un beso, me das una palmerita :)

    ResponderEliminar
  36. Carmen, a veces resulta complicado ser optimista con todo lo que está cayendo alrededor. Este país nuestro, además, no nos lo pone nada fácil y puede llegar incluso a parecer que nos compliquen más la cosa que facilitárnosla a los que queremos emprender.
    Yo termino la carrera en Junio, Dios mediante, y, entre que lo mío no me llama la atención ni la mitad que lo hace el mundo gastronómico, y que no hay trabajo para nadie a no ser que te contraten en prácticas por 300€ al mes trabajando 8 horas, estoy bastante desalentada.
    Lo que sí que reconozco es que me gustaría hacer carrera en la "food industry" así que voy a echarle un vistazo a esa web que nos recomiendas. La foto de las palmeritas me ha requetechiflado, por cierto.

    Ah! Y yo también iría a comer tus tentempiés a tu sitio. O mejor todavía, me asociaría contigo para darlos =)

    Besotes, guapa.

    ResponderEliminar
  37. Holaaa, es verdad que la palabra emprender da un mogollón de vértigo, pero desde luego el que no se arriesga no cruza la mar. Ahora mismo está todo muy pesimista, la gente no habla de otra cosa, sin embargo en el día a día es verdad que se busca una vía de escape y que hay que salir está claro. En la medida de lo posible. Ahora mismo creo que triunfaría la pequeña tasca como las de antaño, con buenos aperitivos que se pueden hacer muchos y muy baratos. No hace falta que todo sea chiq y gourmet. Y está demostrado que un bar pequeño donde den tortilla de patata le gusta a todo el mundo, y hasta hay que estar fuera porque no se cabe. Estas palmeritas son un claro ejemplo de lo barato que puede resultar un aperitivo. Y las cañas como las de antes, en el vaso de caña como toda la vida que parece que se empeñan en que nos tomemos un copón del quince jajajajajja
    Desde luego te digo una cosa, si tienes algo en mente llévalo a cabo, que no se quede en el tintero. Que puedas decir que al menos lo intentaste.
    A mi me gustaría huir de la gran ciudad y afincarme cerca de mi aldea, y damos muchas vueltas a la cabeza, pero al contrario que muchos tengo trabajo fijo y es como una cadena que me ata los pies y no me deja caminar. Y sé que hoy decir estas palabras puede sonar a insensato pero todos tenemos derecho a tener nuestros sueños. Si tienes uno, llevalo a cabo. No te arrepentirás.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  38. Hola guapa!!! Que mal está todo, no hay buenas noticias ningún día, y encima ya no hay un palmo de país límpio, los telediarios son para deprimirse y lo único que me alegra ver son los blogs de cocina o las recetas como esta, que me parece deliciosa, tengo alguna receta de palmeritas pero hechas así ninguna, así que me la llevo, la palmera y la receta.....que pases un buen fin de semana....sigo trabajando un poquito....si algo sobre ragú :)))) Besos.

    ResponderEliminar
  39. Cuánta razón llevas, Carmen, creo que llegado el momento hace falta hacer un replanteamiento de todo y lanzarse a "la aventura"
    Las palmeritas, desde luego que me parecen un tapeo estupendo
    Besitos

    ResponderEliminar
  40. Carmen qué bonita foto!! me he quedado fascinada..y la idea buenísima, y se me están ocurriendo unas cuantas mas con las palmeritas.
    Besos

    ResponderEliminar
  41. Hola Carmen, jajaja....me ha encantado esta receta, me parece geniales las palmeras saladas y con una olivada...ainsss, qué ricas.
    Efectivamente el truco de enfriar el rulo de hojaldre me parece fantástico. La próxima que haga cualquier tipo de palmeritas lo hago.
    ....mañana nos vemos en el reto.
    Un besote,
    Mar

    ResponderEliminar
  42. Hola Carmen. Yo sigo hacia atrás con todo lo que me he dejado pendiente. Me encantó cuando ví las palmeritas. Para mí han sido un descubrimiento este año. Además de quedar preciosas me parece una opción muy versátil para hacer inventos de sabores. Un besito.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)