18.6.11

Bastela de leche



Whole Kitchen, en su propuesta salada para el mes de junio, nos invita a preparar un clásico de la cocina marroquí: Pastela Moruna.

Nunca había cocinado Pastela Moruna y es que, he de confesar, no me gusta mucho de modo que, cuando ví cual era el reto de este mes, me quedé un poco chafada.  Sin embargo no quería dejar de participar en el reto así que me puse a buscar información sobre pastelas como una loca y no tardé mucho en dar con la solución: bastela de leche.

La bastela de leche es dulce y se consume como postre.  Una auténtica delicia.  Aromática, sutil y misteriosa como el país del que es origen.

Espero que os guste :)


Necesitamos (para 4 personas)

Para las bastelas
  • 2 láminas de pasta filo
  • 40 grs de almendras molidas
  • Aceite de gisarol
  • Azúcar glas
Para la salsa de leche (o kneffa)
  • 200 ml de leche
  • 40 grs de azúcar glas
  • 1 rama de canela
  • 20 ml de agua de azahar (yo usé 1 cucharada de esencia de vainilla)
  • 1/2 cucharada de harina de maíz

Preparación

Doblamos cada lámina de pasta filo en tres para dar una forma triangular y cortamos por la mitad.  Nos quedarán cuatro triángulos.  Si no vamos a freír las bastelas en el momento, las cubrimos con un paño húmedo para que no se sequen.

En una sartén honda, calentamos el aceite y freímos los triángulos de pasta filo, dándoles la vuelta para que se doren y queden crujientes.  Colocamos las bastelas sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa y reservamos.

Tostamos las almendras en una sartén sin dejar de removerlas para que no se nos quemen.  Cuando hayan alcanzado un color dorado, las retiramos y reservamos.

Preparamos la salsa llevando a ebullición la leche, de la que reservamos un par de cucharadas, con el azúcar glas, la canela y la esencia de vainilla (o agua de azahar).  Diluimos la harina en la leche fría que hemos reservado.  La añadimos a la mezcla y dejamos al fuego durante 2-3 minutos, removiendo hasta que empiece a espesar.  Retiramos del fuego, tamizamos la leche y la dejamos enfriar.


Cubrimos una fuente de servir con la salsa de leche, colocamos las bastelas sobre ella, espolvoreamos con la almendra molida y con un poco de azúcar glas.

Fuente: "Un viaje gastronómico por el norte de África" de Mourad Mazouz.  Intermón Oxfam.


30 comentarios :

  1. ¡Que variante más original! y ya me estoy relamiendo de pensar en su sabor.
    Me gusta mucho Carmen.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Uff, estas bastelas deben estar de vicio!! Me ha gustado mucho tu propuesta dulce, esa salsa de leche tiene una pinta estupenda.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. me pasa lo que a ti, a mi las otras no me gustan, esta si que me la comeria, besis, gracias por tu felicitación de cumple, guapa

    ResponderEliminar
  4. Increiblemente perfecta la presentación.
    De sabor no puedo opinar, pues nunca probé este plato, pero ... estoy segura de que por la presentación que nos ofreces estaba deliciosamente delicioso

    Besos

    LA COCINA DE LAS PINUINAS

    ResponderEliminar
  5. Hola Carmen que original tu pastela y la tendre que probar ,y aqui tienes otra seguidora ,besos

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado mucho tu receta,te ha quedado estupenda!

    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Carmen, me ha encantado tu versión dulce. Es deliciosa, tomo nota para hacerla en otra ocasión.

    Besos guapa,

    ResponderEliminar
  8. Se ven deliciosas....y super crujientes!

    ResponderEliminar
  9. Tiene muy buen aspecto y así dulce ha de estar muy buena.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Lo que me gusta esta propuesta para el oncurso ..menua esta version dulce ...estupenda .bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  11. Hay mi chiquitina!!!!!!, pero que buena pastela hiciste!!!
    A mi si me gusta la clasica de pichon o pollo, pero he de decir que la tuya no tiene nada que envidiar a esta!!..me has descubierto una receta y estoy segura de que la tengo que hacer!!
    Eres genial mi chiquitina!!!!
    Yo me quede atras..la publicare mañana :(
    Mil besitos y feliz finde!!!!

    ResponderEliminar
  12. Qué rica te ha quedado Carmen, al principo no estaba muy contenta con la propuesta porque no sabía si nos gustaría el sabor, pero el resultado ha sido muy bueno. Me apunto la tuya, me ha encantado.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Que bien te ha quedado, estoy segura que así sí me gustaría más que la salada con carne, has acertado seguro.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. que buena esta pastela dulce! no la conocía, me parece deliciosa, gracias por tu visita, besos ;)

    ResponderEliminar
  15. Sabía que las había dulces, aunque nunca la he probado. Estoy segura de que nos gustaría mucho, quiero probarla.
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Como me gusta esta versión dulce que has preparado! Apuntada queda! Bss

    ResponderEliminar
  17. Nos ha encantado tu idea! Y digo nos porque mi esposo veía conmigo tu fotografía de la bastela. Le llamó la atención por ser con dulce de leche y me pidió que se la hiciera, así que con tu permiso me llevo tu receta, se ve deliciosa y original.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  18. se puede saber de donde sacas estas ideas tan originales!! yo es que alucino con tu blog!! increible tu pastela!! un besazo guapi1 ;-)

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Qué presentación más original!! Tiene una pinta estupenda. Enhorabuena, te ha quedado estupenda.

    ResponderEliminar
  20. La tengo pendiente desde hace tiempo, que pasada, esto tiene que estar de rico.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. La típica moruna me encanta, pero ésta de leche no la he probado. La pinta es riquísima! Te felicito, Carmen.

    ResponderEliminar
  22. Esta no la conocía, y en por seguro que la hago, estoy loca por probarla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Qué buena. Yo tampoco había oído hablar nunca de ella, tiene una pinta deliciosa!! Y vaya fotos más bonitas :)

    ResponderEliminar
  24. Te ha quedado deliciosa
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. En dulce no la he probado, pero seguro que me encanta!. Besos

    ResponderEliminar
  26. Ay pero qué buenísima idea! así la tengo que probar...es que soy demasiado golosa! qué ricoooooo!

    ResponderEliminar
  27. Me apunto la receta, me apetece hacerla en dulce, seguro que esta riquísima :)

    ResponderEliminar
  28. Que original tu bastela, es la única que he visto de leche, y me parece genial, tiene que estar riquísima ;)

    ResponderEliminar
  29. Cada uno tiene sus gustos, y aunque yo no he participado en el reto de Wholekitchen porque no pertenezco al círculo, te puedo asegurar que la pastela moruna está muy buena, y de hecho, hay comentarios de algunas compañeras blogueras a las que les ha encantado la experiencia. Imagino que lo que más te echará para atrás serán las especias.

    Pero la tuya me parece muy original. Has hecho una ¿bechamel? dulce, que ha de quedar muy rica, y con el crujiente de la pasta filo, qué bueno.

    Y por cierto, que muchas gracias por visitar mi blog. El tuyo me ha gustado mucho, y veo que no distamos mucho de donde tú vives a donde vivo yo.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  30. Anónimo23.5.13

    la comi en marraquech y me volvi loco lo mas rico que comi en mi vida,pregunte en españa en varias pastelerias arabes pero no la hacian,intentare hacerla

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)