27.5.11

Cremoso de fresas y toffee



Mira que intento enfocar este blog a las recetas de tía Alia pero con tantas distracciones por estos mundos de internet es difícil mantenerse firme.  Los blogs que visito regularmente me dejan, a menudo, con la boca abierta de las cosas tan ricas que cocinan sus autores y autoras.  Por eso, de vez en cuando, no puedo evitar la tentación de probar algunas de esas creaciones.  A veces siguiendo las recetas al pié de la letra y otras innovando y poniendo de mi cosecha. 

La receta de hoy la encontré en el blog Aliter Dulcia, de la entrañable asturiana Isabel, que está repleto de cosas ricas y que os recomiendo fervientemente visitéis (si no lo conocéis ya).  No he cambiado nada.  No he añadido ingredientes nuevos.  No he variado las cantidades.  No he utilizado métodos diferentes.  La receta de Isabel me parece tan rica que no he querido tocarla.  Sólo le he cambiado el nombre porque, a pesar de avisarlo Isabel, no fui lo cuidadosa que debiera haber sido al manipular la base de galleta y se me rompió...ohhhhh.  Como no tenía tiempo de ponerme a reconstruirla decidí trocearla toda y monté estos vasitos que aquí veis y que he bautizado con el nombre de "cremoso de fresas y toffee".


Necesitamos
  • 1 rulo y medio de galletas
  • 150 grs de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 300 ml de nata para montar
  • 80 grs de azúcar glas
  • 200 grs de yogur griego sin azucarar
  • 250 grs de fresas
  • 5 caramelos Werther original blandos

Preparación

Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla.

Colocamos la mezcla sobre una bandeja baja cubierta con papel film, la aplastamos con la mano hasta cubrir el molde y dejarlo lo más liso posible.  Reservamos en la nevera hasta que enfríe y endurezca (aprox. 1 hora).

En un bol, ponemos 6 cucharadas de nata junto con los caramelos y los calentamos en el microondas a intervalos de unos 30 segundos para que no se nos quemen.  Removemos bien entre intervalo e intervalo para que se disuelvan los posibles grumos.  Reservamos.

Montamos el resto de la nata (que deberá estar bien fría) hasta que alcance el punto de cremosidad.  Hay que tener mucho cuidado de no pasarse o adquirirá la consistencia de las natas montadas de spray.

Añadimos el azúcar glas y el yogur griego y mezclamos bien hasta que se hayan incorporado todos los ingredientes.  Reservamos en la nevera.

Lavamos y troceamos las fresas.

Ahora sólo nos queda montar los vasitos.  Troceamos la base de galletas en piezas no muy grandes y las colocamos en la base de los vasos o copas que hayamos elegido para servir el cremoso.  Colocamos la nata sobre las galletas, después las fresas y, por último, la salsa de toffee.


Un primer plano para los más golosos
 
Enjoy!

3 comentarios :

  1. Se te rompio!! vaya por Dios... pero da igual, creo que me gusta más así en vasitos. Según lo miraba pensaba "tiene que haberse equivocado de blog", pero me despistaba la presentación.
    Maravilloso, me encanta el new look ;-)

    ResponderEliminar
  2. ¿Has visto lo que se puede llegar a hacer en caso de "emergencia"? Dos presentaciones diferentes pero un mismo y exquisito dulce.
    ¡Gracias por la receta!

    ResponderEliminar
  3. Esto tiene que estar divino, me lo anoto para otra ocasión.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)