15.4.11

La "tartuga" presumida



Esta es mi versión de la "tortuga Gertrudis" que muchos de vosotros ya conoceréis.  Esta tarta era un regalo para una niña muy-pero-que-muy-niña y, como no podía ser de otro color que rosa, la rellené de mousse de fresa pero se puede rellenar de cualquier otro sabor.  Para los chocoadictos, recomiendo el brazo de gitano de chocolate y nata y el relleno de mousse de chocolate.  Cualquier versión estará rica.

Necesitamos

Para el caparazón
  • 2 brazos de gitano de nata y fresa
  • 6 bizcochos de soletilla
Para el relleno
  • 300 ml de nata para montar
  • 4 claras de huevo
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 sobre de gelatina de fresa
  • 300 ml de leche
  • 6 cucharadas de mermelada e fresa
  • 1 pellizco de sal
Para las patas, la colita y la cabeza
  • 3 bizcochos de soletilla  
  • Chuches para la lengua y los ojos
Además
  • 1 lazo de color rosa
  • 1 alfiler

Preparación

Caparazón

Forramos el bol con papel transparente. Cortamos en rodajas los brazos de gitano y los colocamos sobre el papel film, hasta cubrir todo el bol.

Relleno

Preparamos la gelatina siguiendo el método que indica el fabricante pero no utilizaremos 500 ml de agua sino 300 ml de leche.  Añadimos la mermelada y removemos.  Pasamos por la batidora para que no queden trozos de fruta.  Lo dejamos enfriar.

Montamos las claras a punto de nieve con un pellizco de sal.  Cuando estén montadas, añadimos el azúcar poco a poco y seguimos batiendo.  Reservamos en la nevera.  Montamos la nata, que deberá estar bien fría, y la agregamos a las claras batiendo para que se integren todos los ingredientes.  Reservamos en la nevera.

Cuando la gelatina esté fría, la mezclamos con las claras y nata batidas removiendo bien. Vertemos la mousse en el bol, procurando que rellene los huecos que quedan entre las rodajas de brazo de gitano.

Finalmente, ponemos rodajas de brazo sobre la mousse (también podemos utilizar bizcochos de soletilla), cubriendo toda la superficie.

Lo dejamos reposar en la nevera durante, al menos 3 horas.  Cuando la mousse esté bien cuajada, la desmoldamos dando la vuelta al bol con cuidado sobre un plato.


Patas, cola y cabeza

Separamos los bizcochos de soletilla (sólo si vienen dos pegados) y cortamos dos mitades por la mitad.  Hacemos unas muescas en los extremos para que parezcan los dedos de la tortuga. Colocamos las patas en sitio.  Si queremos, las podemos clavar con palillos.

El tercer bizcocho no se separa.  Sólo se corta por la mitad.  Una de las mitades será la cabeza.  Para que la cabeza se mantenga firme, rebanamos ligeramente la parte inferior de modo que quede plana y no se mueva a izquierda o derecha cuando coloquemos la cabeza en su sitio.  Separamos un poco las dos partes del bizcocho e introducimos una chuche a modo de lengua.  Utilizamos la otra mitad del bizcocho para cortar un triángulo que pondremos de cola.

Colocamos las chuches a modo de ojos.

Hacemos un lazo con la cinta de raso y lo pinchamos a la cabeza con un alfiler.

¡Buen provecho!

1 comentario :

  1. yo, anna, la hija de carmen la he probado y está muy rica

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)