4.6.17

Mini brownies de Oleocao. Receta de petit four para una sobremesa sofisticada



Hay pequeñas recetas que se convierten en grandes creaciones si en su elaboración utilizamos los mejores productos y jugamos con las presentaciones, añadiendo elaboraciones paralelas que las enriquezcan. Esto es lo que ocurre con mini brownies de OleoCao, cuya receta base es bien sencilla (lleva solo tres ingredientes, huevo, harina y crema de cacao y avellanas) y que hemos engalanado con un merengue suizo, unas avellanas caramelizadas y un crujiente de chocolate.

A pesar de gustarme mucho su sabor, hace tiempo que huyo de la crema de cacao y avellanas tradicional como de la pólvora. Su alto contenido en aceite de palma me produce mucho rechazo y hace meses que no entra en casa.  Por eso, cuando se me presentó la ocasión de participar en el concurso de recetas de OleoCao no me lo pensé dos veces y acepté la invitación encantada y con mucha curiosidad. Su crema de cacao y avellanas está elaborada con aceite de oliva virgen extra y no tiene ni gluten ni lactosa, algo muy de agradecer. Con ella he preparado estos mini brownies de OleoCao, un petit four con el que poner un toque de sofisticación a la sobremesa. 

¡Vamos con la receta!


Ingredientes para 20 unidades


Para la base del brownie: 150 g de OleoCao, 1 huevo, 30 g de harina de trigo y 20 g de avellanas.
Para el merengue: 1 clara de huevo y 60 g de azúcar.
Para las avellanas caramelizadas: 20 avellanas enteras peladas, 30 g de azúcar, 5 g de agua (1 cucharadita) y 2-3 gotas de esencia de vainilla.
Para el crujiente de chocolate: 50 g de chocolate negro para postres.

Preparación


Batimos el huevo en un recipiente hondo y le añadimos el OleoCao. Cuando tengamos una mezcla homogénea, tamizamos la harina sobre el recipiente y mezclamos suavemente con una espátula. Por último, picamos las avellanas y las añadimos. Mezclamos bien y pasamos la mezcla a una manga pastelera. 

Rellenamos un molde para financiers con la mezcla, sin llegar al borde, y cocemos en horno pre-calentado a 180ºC, con calor arriba y abajo, durante 8 minutos. Retiramos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla metálica antes de desmoldar.


Mientras esto ocurre preparamos el merengue. Colocamos una cacerola con un poco de agua y la llevamos a ebullición. Retiramos del fuego y colocamos sobre ella(sin que toque el agua) un recipiente hondo, limpio y seco, en el que batimos la clara con unas varillas eléctricas. Cuando empiece a espumar y a tomar cuerpo, añadimos el azúcar poco a poco al tiempo que seguimos batiendo. Retiramos el recipiente de la cacerola y continuamos batiendo hasta que se haya enfriado. Pasamos el merengue a una manga pastelera y reservamos en la nevera.

Continuamos con las avellanas caramelizadas. En una pequeña sartén mezclamos el azúcar con el agua y la esencia de vainilla. La colocamos al fuego y dejamos que se caramelice a baja temperatura. Añadimos las avellanas, removemos para que se cubran de caramelo por todos sus lados y retiramos de la sartén colocándolas, separadas entre si, sobre una lámina de papel sulfurizado. Dejamos enfriar.

Ya solo nos queda hacer el crujiente de chocolate en lo que no tardaremos nada de tiempo. Fundimos el chocolate en el microondas, a golpes cortos de calor, cuidando que no se nos quema. Extendemos el chocolate fundido sobre una lámina de papel sulfurizado con ayuda de una espátula y la introducimos en la nevera para que solidifique. Una vez duro, cortamos rectángulos de igual medida que nuestras bases de brownie.


Montaje


Cubrimos cada mini brownie de merengue y, en un extremo, colocamos las avellanas caramelizadas. Tomamos los crujientes de chocolate, con sumo cuidado y sin tocar en exceso para que no se nos derritan entre los dedos, y los colocamos sobre las avellanas. Espolvoreamos con azúcar glas y decoramos con hojas de menta fresca. Listos para servir.

Degustación


Como reza el título de esta receta, los mini brownies de OleoCao son un bocado perfecto para acompañar el café o la infusión de la sobremesa y convertirla en un momento sofisticado. Se pueden servir también como sustituto del postre si nuestra comida ha sido pesada y sabemos que no vamos a poder comer más que un pequeño bocado dulce. Si los hacemos más grandes, también los podemos servir como postre.

5 comentarios :

  1. Mola el OleoCao y desde luego que es para una sobremesa sofisticada. Me apuntaría rápido. Voy a releerme la receta.
    Besitos,
    Mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho esta crema, pero mucho, mucho. Por supuesto que esta receta se puede hacer con otras, pero como explico en mi entrada, yo ya no las compro por la cantidad de aceite de palma que llevan así que estoy encantada con este descubrimiento :)

      Eliminar
  2. No conocia el OleoCao y gracias a éste post he hecho un nuevo descubrimiento y seguro que lo probaré pronto! Los mini brownies tienen una pinta de muerte!! y muy muy sofisticados, quedan super chulos para quedar super bien con unos invitados a la hora del café!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi también ha sido un descubrimiento, es un producto relativamente nuevo pero intuyo que va a triunfar. Somos muchos los que adoramos el sabor del cacao y la avellana pero que queremos productos libres de aceite de palma...y he aquí la solución :):):)

      Eliminar
  3. Impresionante!!
    Miro esa marca de crema de cacao, dónde la puedo encontrar?
    Gracias Carmen y un beso gordo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)