23.1.17

Licor de chocolate y cereza. Receta


Hace unas semanas me regalaron una botella de licor de chocolate y cereza que me dejó loquita perdida lo que, teniendo en cuenta que yo no soy de bebidas alcohólicas, dice mucho a su favor. Después de dar buena cuenta de ello y habiéndole cogido el gusto al tema, decidí probar a hacerlo en casa. Lo que nos gustan los retos a los bloggers gastronómicos y la satisfacción que nos produce conseguir las metas que nos proponemos. No está escrito.

Después de indagar un poco por aquí y un poco por allá, me decidí por la fórmula que os cuento a continuación y que permite que hagamos este licor con Thermomix o sin ella. En ambos casos el proceso es muy sencillo, pero con la máquina en cuestión es cosa de risa, la verdad sea dicha. En cualquier caso, como no todos disponemos de ella, lo mejor es explicaros cómo elaborar este licor de chocolate y cereza de las dos maneras y así nadie se quedará con las ganas de hacerlo y, por supuesto, de disfrutarlo.

¡Vamos con la receta!


Ingredientes para un litro de licor de chocolate


500 gr de azúcar, 200 gr de chocolate negro al 60% de cacao, 400 ml de agua, 370 g de leche condensada, 200 ml de aguardiente (vodka o ron) y 200 ml de kirsch.

Elaboración


Con Themomix

Ponemos el azúcar en el vaso del Thermomix y pulverizamos 10 segundos, velocidad 10. Incorporamos el chocolate y trituramos de nuevo 15 segundos, velocidad 10. A continuación añadimos el agua y programamos 30 minutos, temperatura Varoma, velocidad 4. Por último añadimos el aguardiente, el kirsch y la leche condensada. Mezclamos 2 minutos, velocidad 4.

Sin Thermomix

Como no podemos pulverizar el azúcar ni el chocolate, usamos azúcar glas y rallamos el chocolate con un rallador fino. También lo podemos picar si tenemos algún tipo de picadora a mano.

Una vez listos estos dos ingredientes, los colocamos en un cazo junto con el agua y los calentamos a fuego suave. Removemos durante el proceso para que no se nos pegue a la base del cazo, prestando especial atención cuando la temperatura empieza a subir. En el momento en que la mezcla alcanza el punto de ebullición, retiramos de la fuente de calor y dejamos atemperar antes de añadir el aguardiente, el kirsch y la leche condensada. Removemos con unas varillas metálicas hasta homogeneizar.

Para cualquiera de los dos procesos, una vez listo el licor de chocolate lo dejamos atemperar antes de pasarlo a una botella de cristal. Guardamos en la nevera hasta el momento de consumir.



Degustación


Este licor de chocolate y cereza está para beberlo en vaso de desayuno de una sentada y os garantizo que, aunque me estéis tachando de bruta según me estáis leyendo, vais a pensar lo mismo cuando lo tengáis a mano. No obstante, seremos comedidos y lo beberemos en pequeñas cantidades. Así también nos durará más y alargaremos esos momentos de placer que vienen de serie con este licor. Conviene guardarlo en la nevera y darle un buen meneo a la botella antes de servir para que los ingredientes se mezclen de nuevo y recupere su cremosidad.

10 comentarios :

  1. Pues con el frío que hace un poco de ese licor apetece, haber si entramos en calor;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya que si apetece, y cuando sabes lo bueno que está...incluso más !!!!

      Besos preciosa :)

      Eliminar
  2. Yo lo he probado pero nunca lo he hecho casero, tiene que estar riquísimo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con lo fácil que es de preparar, si lo haces una ves ya no paras. Aviso jajaja

      Feliz martes :)

      Eliminar
  3. ¡Ah! ¿Pero se puede beber de una sentada? Si es que el mío no venía con manual de instrucciones. ¡Cachiiiissss! Ja ja ja.

    Lo bueno y rico, mejor disfrutarlo a poquitos. Y en esas me ando yo.

    Puedo prometer, y prometo, que este licor está increíblemente bueno. El punto de licor, el justo. Y es que si hay algo que no me gusta en absoluto de los licores (es que no soy nada de alcoholes) es que se te quede pegado el alcohol en la garganta. Lo mismo los entendidos dicen que ese es el buen licor, pero prefiero guiarme por mis gustos.

    Gracias, guapetona.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, claro. Lo puedes beber de una sentada, de dos, de tres o de todas las que gustes. Y cuando se te acabe la botellita, pues sacas la chuleta y lo haces tu misma. Porque seguro que lo bordas.

      Me alegra mucho que te haya gustado.

      Un beso gordo!

      Eliminar
  4. Pues me voy a poner manos a la obra. Precisamente esta mañana recolocando una parte de la despensa he visto que tenía kirsch, me faltaría la leche condensada y buscaré qué aguardiente tengo...
    Ya te contaré...
    Besotes,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres imparable, Mar. Y eso que no tienes mucho tiempo libre por tu trabajo que si no...jajaja

      Espero que te guste mucho.

      Un beso.

      Eliminar
  5. Pues yo he hecho licor de cereza y licor de chocolate, pero nunca junto. La verdad es que tampoco soy muy alcohólica, pero está bien para alguna ocasión especial y para regalar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tocaya, a mi los licores no me van mucho aunque este es una de las pocas excepciones (que siempre las hay, verdad?). Es una rica combinación. Te animo a que hagas una pequeña cantidad y que juzgues por ti misma. Como regalo es una opción estupenda y tus amigos lo agradecerán.
      Un besote.

      Eliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)