13.6.16

Revuelto cremoso de morcilla y habitas baby para CON UN PAR


Hace años que probé por primera vez este revuelto de morcilla y habitas baby, pero lo recuerdo como su fuera ayer. Mi memoria gastronómica, como así la llama mi marido, es buena y pocos detalles se le escapan. El sitio que me la descubrió es La Castela, uno de los locales más emblemáticos y tradicionales de la zona Retiro de Madrid, cuya carta está repleta de deliciosas elaboraciones.

Cuando nos planteamos el reto Con un par, tuve clarísimo que este revuelto de morcilla y habitas baby sería el protagonista del mes en el que tocara hacer huevos revueltos. No es que necesite excusa para preparar tan sabrosa receta, más bien es que deseaba compartirla con vosotros. Porque las cosas buenas hay que contarlas a voces.

¡Vamos con la receta!

Ingredientes para cuatro raciones


8 huevos, 50 ml de nata líquida, 1 tarro de habitas baby, 1 morcilla de arroz, sal, pimienta negra molida, aceite de oliva virgen extra y 4 rebanadas de pan de hogaza para servir.

Elaboración


Retiramos la piel de la morcilla y la desechamos. Desmenuzamos el contenido con ayuda de un tenedor y lo rehogamos en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra bien caliente. Transcurridos cinco minutos, retiramos el picadillo de morcilla de la sartén y lo reservamos.

Batimos los huevos en un recipente hondo y los salpimentamos. Limpiamos la sartén con un poco de papel absorbente y la engrasamos de nuevo para, a fuego muy suave, cocer los huevos batidos. Removemos constantemente para que no se cuajen en forma de tortilla.

Cuando los huevos comiencen a adquirir consistencia de papilla, pero todavía se vean jugosos, agregamos las habitas baby bien escurridas, la morcilla y la nata líquida. Removemos durante un par de minutos, lo suficiente para que el conjunto adquiera temperatura, y retiramos del fuego.

Repartimos el revuelto en cuatro rebanadas de pan de hogaza, previamente tostadas, y servimos inmediatamente.


Degustación

Este revuelto cremoso de morcilla y habitas baby, de sabor potente y suave textura, es perfecto para una cena rápida, fácil y nutritiva. Lo podemos completar con una ensalada de hojas verdes o unos simples tomates. No necesita más.


Y como cada día 11 del mes, mis compañeras del reto Con un par habrán publicado también sus propuestas. Yo estoy deseando ver esos cuatro revueltos que esperan en cada uno de sus blogs, por lo que me voy disparada y os animo a que me acompañéis en las visitas a:




¿Os venís conmigo?

2 comentarios :

  1. estupenda receta¡¡ esa mezcla me ha encantado.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una manera de alegrar un sencillo revuelto de huevos. Si os gusta la morcilla, entonces os encantará esta receta :)

      Eliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)