5.4.16

Blanqueta de ternera. Receta para despedir el #retotíaalia

 

Hace tiempo que os debo esta entrada, tanto que es muy probable que no os acordéis de ello. O si...¡quién sabe! Lo mismo hay alguien por ahí que recuerda que mi despedida del #retotíaalia está aún pendiente desde el pasado 30 de noviembre. Vosotros fuisteis muy cumplidores y llegasteis puntales al reto, pero yo me he retrasado tres meses. Ahí es ná. Ahora si, de hoy no pasa y para muestra esta blanqueta de ternera tan apetecible que luce en portada.

Y algunos de vosotros os preguntaréis ¿eso qué es?. Pues bien, blanqueta es una forma de preparar carnes o pescados que se caracteriza por el color blanquecino de su salsa, de ahí el nombre. Principalmente se elabora con ternera, es un estofado de carne cocida en caldo blanco que después se liga con harina, yema de huevo y leche. Existen tantas variantes de blanqueta de ternera como cocineros hay sobre la faz de la tierra, esta es la mía.

¡Vamos con la receta!

Ingredientes para 6 personas


1 kilo de ternera para estofar (cortada en trozos regulares), 40 grs de mantequilla, 200 ml de vino blanco, 200 grs de zanahoria (2 unidades), 200 grs de cebolla (1 unidad grande), 2 hojas de laurel, 50 ml de aceite de oliva suave, 1 cucharada de harina, 2 yemas de huevo, zumo de 1/2 limón, 50 ml de leche entera, sal y pimienta.

Elaboración


Comenzamos preparando las verduras, para tenerlas listas en el momento en que necesitemos agregarlas al estofado. Pelamos las zanahorias y las cortamos en discos. Pelamos la cebolla y la cortamos en trozos regulares. Reservamos.

Calentamos la mantequilla en una cazuela y rehogamos en ella la ternera, asegurándonos de que no toma color. Cubrimos con agua caliente, añadimos el vino, las zanahorias, la cebolla y las hojas de laurel. Llevamos a ebullición y, cuando alcance el punto, bajamos la intensidad del fuego para poder desespumar en condiciones.

Cocemos el conjunto, a fuego suave, durante una hora o hasta que la ternera esté tierna. Retiramos la cazuela del fuego, colamos el caldo y reservamos. Volvemos a colocar la ternera y las verduras en la cazuela.

En una sartén, calentamos el aceite de oliva, añadimos la harina y removemos para que se deshaga. Antes de que tome color, agregamos la leche y removemos para que no se formen grumos. A continuación, incorporamos el caldo que tenemos reservado y cocemos, removiendo de vez en cuando, hasta que la salsa espese (unos 15 minutos).

En un recipiente horno, mezclamos las yemas de huevo con el zumo de limón y agregamos una cucharada de leche. Incorporamos esto a la salsa para que ligue. Para terminar, vertemos la salsa en la cazuela en la que tenemos la carne con las verduras, salpimentamos al gusto y mantenemos caliente, pero sin que llegue a hervir, hasta el momento de servir.


Degustación


La blanqueta de ternera es un plato que casa muy bien con arroz blanco. La salsa es deliciosa, ligeramente ácida por el zumo de limón, lo que le da un punto de distinción con respecto a otros estofados. Ni que decir tiene que la mejor manera de disfrutar de esta elaboración es bien caliente y acompañado de mucho pan con el que rebañar el plato.

4 comentarios :

  1. Hola Carmen, me llevo tu idea para probar en casa, mi hijo que come de maravilla, el estofado dice que no le gusta, ésta versión que dices sabe ligeramente ácida lo mismo le hace mas ilusión. Muchas gracias. Feliz día!!

    ResponderEliminar
  2. Ayyyy Carmen como echamos de menos a Tía Alia, bsssss

    ResponderEliminar
  3. Carmen no sabes como me has llegado al corazón con esa receta, fue lo ultimo que cocine a un amigo hace muchos años porque le encantaba y desde que murió no lo he vuelto a preparar. Es todo un clásico en Francia, me parece que la has resuelto muy bien y no difiere mucho de la mía. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  4. Mira que estupendo ayer saque ternera para guisar, igual probamos hoy tu receta.
    Saludines

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)