15.3.16

Lentejas beluga con verduras. Receta sana, sin grasas y sin espesantes


Cada fin de semana me siento frente a una hoja en blanco y organizo el menú de los siguientes siete días. Preparo todos los platos que puedo, y así lo permiten, para congelarlos. No es que sea una obsesa de la organización, sino que mi vida laboral, que aparece y desaparece como el Guadiana, me empuja a ello.  Lo cierto es que me resulta muy cómodo y este esfuerzo se ve compensado con creces cuando, a lo largo de la semana, mi familia come sano, casero y equilibrado.

En mis menús semanales siempre hay cabida para un plato de legumbres. Generalmente cocino lentejas, que son la legumbre que más gusta en casa. Las preparo el domingo y las sirvo el lunes o el martes, a más tardar, pues son un guiso que gana con el reposo. Procuro alejarme de las grasas y hacerlas ligeras y sanas, como es el caso de estas lentejas beluga con verduras. Congelan muy bien, así que podéis preparar gran cantidad y dividirlas en recipientes que podáis ir sacando del congelador según vuestras necesidades.

¡Vamos con la receta!

Ingredientes para 6-8 personas


400 grs de lentejas beluga (o cualquier otra variedad que tengas a mano), 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, 1 cebolla, 1 tomate, 1 zanahoria, 1 patata, 1 diente de ajo, 1 hoja de laurel, 1/2 cucharadita de pimentón dulce, 1/2 cucharadita de pimentón picante, 1 punta de jamón, sal y pimienta.


Elaboración


Comenzamos por las verduras y hortalizas, preparándolas para su cocción. Lavamos los pimientos y retiramos el pedúnculo y las semillas. Pelamos la cebolla y el diente de ajo. Lavamos el tomate y retiramos el pedúnculo. Pelamos la zanahoria y la patata.

Colocamos las lentejas en una cacerola amplia y agregamos las verduras, el pimentón y la punta de jamón. Cubrimos con abundante agua fría y sobrepasamos el límite hasta tres dedos por encima del nivel de las lentejas. Llevamos el conjunto a ebullición y dejamos cocer a fuego suave, retirando las impurezas que suben a la superficie cuando sea necesario (es decir, desespumando).

El tiempo de cocción dependerá de la lenteja que uséis, pero no suele sobrepasar los 30-40 minutos. Probamos las lentejas de vez en cuando y, una vez alcanzado el punto de cocción deseado, apagamos el fuego. Retiramos todas las verduras, reservando la patata y la zanahoria, y las trituramos con un poco del caldo de la cocción. Agregamos este puré a la cacerola y removemos hasta integrar.

Troceamos la patata y la zanahoria, así como la punta de jamón. A la hora de servir las lentejas beluga con verduras, salpimentamos al gusto y decoramos con los trozos de la patata, la zanahoria y, si queremos, de la punta del jamón.


Degustación


Estas lentejas beluga con verduras son una opción sana, saludable y sabrosa. Perfectas como primer plato de una de las muchas comidas semanales. Tanto carne como pescado son buenas opciones para completar el menú, así que escoged el segundo que más os guste. A vuestra elección.


11 comentarios :

  1. Leemos lentejas y allá que vamos! es que nos gustan muchísimo.
    Nosotras como tú también hacemos nuestro menú semanal, nos gusta que sea variado y que aproveche lo de temporada y no improvisar...
    Un saludo de las chicas de Cocinando con Las Chachas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, pues bienvenidas al club de fans de las legumbres. A mi me entusiasman todas, no hago feos a ninguna !!!

      Eliminar
  2. Soy poco lentejera y mas garbancera, las beluga me gustaron un montón, y mas tu receta sanísima me quedan unas pocas, sigo tu receta seguro, bsss guapísima, ayyyy como echo de menos a quien tu sabes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marga, hay que comer sano o, al menos, intentarlo. Con recetas como esta lo podemos conseguir. Un beso!

      Eliminar
  3. Hoola!
    que he visto la palabra beluga, me ha sonado a caviar... y hala! para aquí que me he venido. Y óle cazuelita de lentejas, se me ha desvanecido el espíritu ruso, pero me ha subido el orgullo de los guisos caseros y con esas perlita-lentejas tienen como un plus plus!... bueno y la puntita de jamón, que cuenta y mucho.
    Abrazos
    Marisa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que has acudido al olor de la olla, eh! Como en los dibujos animados, dejándote llevar por los aires que, en este caso, son de lo más nacional. Porque, chica, yo soy muy abierta de mente y me encanta probar otras cocinas (la rusa en este caso), pero donde esté lo nuestro que se quite todo lo demás.
      Un beso, Carmen

      Eliminar
  4. Me encantan. Yo soy muy amante de las legumbres, pero como fuera de casa en un sitio donde detrás del garbanzo o la lenteja cae medio cerdo hecho embutido, incluido tocino y pedazo de morcilla, y no puedo con ellas... Me las reservo para los fines de semana, y las cocino sin nada de grasa... son tan ricas así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, eso que describes es más cerdo con legumbres que legumbres con cerdo...no? A mi me gustan "asín", ligeritas y que se pueda apreciar su sabor. No desprecio una pizca de saborcete, pero tiene que ser eso: una pizca.
      Bss

      Eliminar
  5. Me encantan las lentejas, son un fijo en mi casa semanal. Las hago como tu y estan bien ricas. ¿No les pones aceite???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchi, gracias por pasar por mi blog y por dejar tu comentario. Sobre el aceite, pues a veces le pongo o otras no, las que más. Me gusta que sean lo más ligeras posible, de ahí que prescinda de el.
      Saludos!
      Carmen

      Eliminar
  6. me encantan las lentejas, en casa se comen bastante, estas tan ligeras tienen que estar muy ricas.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)