11.2.16

Huevo escalfado con patata y pisto para CON UN PAR. Receta


El huevo es un alimento completo y versátil que da un juego tremendo en la cocina. Prueba de ello son la cantidad de ideas que, mes tras mes, aportamos a través del reto Con un par. En las cinco ediciones que llevamos celebradas, ninguna de las cinco bloggers participantes ha coincidido con ninguna otra en su publicación. Increíble ¿verdad?

En mi casa, el huevo se consume principalmente por la noche, pues es cuando menos tiempo y ganas tengo de cocinar. Resulta tan rápido de preparar que los platos con huevo se tienen bien ganado un puesto entre los top ten de mis cenas. No obstante, esta receta de huevo escalfado con patata y pisto, es más propio de una comida o de un brunch. Es un bocado contundente, cargado de nutrientes y muy saciante.

¡Vamos con la receta!


Ingredientes


Para el pisto: 50 g de cebolla, 20 g de pimiento rojo, 20 g de pimiento verde, 50 g de calabacín, 20 g de salsa casera de tomate,  aceite de oliva virgen extra y sal.
Para la tortita de patata: 100 g de patata, 10 g de salsa de tomate, 20 g de queso crema, 15 g de harina de trigo, sal, pimienta negra molida y aceite de oliva virgen extra.
Para el huevo escalfado: un huevo muy fresco, 1 litro de agua y 10 ml de vinagre de vino blanco.

Elaboración


Comenzamos por el pisto, que es lo que más tiempo nos llevará preparar. Podemos elaborarlo con antelación y así ahorrarnos tiempo en el momento en el que queramos disfrutar de este plato. El pisto gana en sabor de un día para otro, así que puede ser una buena idea hacerlo 24 horas antes. Si no tenemos tiempo de ello, arrancamos su elaboración cortando la cebolla, los pimientos y el calabacín en dados pequeños y del mismo tamaño.

A continuación, calentamos aceite de oliva virgen extra en una sartén y rehogamos todas las verduras, a fuego suave. Lo hacemos en orden de mayor a menor dureza. Primero la cebolla, a los diez minutos añadimos los pimientos y por último, diez minutos más tarde, añadimos el calabacín y la salsa de tomate. Sazonamos y dejamos cocer el conjunto hasta que las verduras estén tiernas y homogéneas.

Para la tortita de patata, pelamos y troceamos la patata en piezas de igual tamaño. Las hervimos en abundante agua salada hasta que, al pinchar, estén cocidas. Retiramos del agua y machacamos con un tenedor. Incorporamos el queso crema, la salsa de tomate, la harina y salpimentamos al gusto. Calentamos una plancha y la engrasamos, marcamos la patata dándole forma de tortita, a fuego suave. Volteamos cuando la parte inferior esté dorada y marcamos por la otra cara.

Mientras el pisto y la tortita de patata se hacen, preparamos el huevo escalfado. Llenamos una cacerola con un litro de agua y 10 ml de vinagre de vino blanco y la ponemos al fuego. En el momento en que comience a hervir, retiramos la cacerola del fuego e introducimos el huevo sin cáscara. Dejamos el huevo sumergido en el agua caliente durante 4 minutos máximo, para que se cuaje la clara y la yema quede líquida.

Una vez escalfado, retiramos el huevo del agua con ayuda de una espumadera y, si no lo vamos a servir en el momento, lo sumergimos en un recipiente con agua fría para que no se seque. Si lo vamos a servir en el momento, lo emplatamos y listo.

Por último, cortamos el beicon en tiras del grosor deseado y las cocemos en una sartén sin nada de aceite. El beicon tiene mucha grasa por sí solo y soltará parte de la misma con el calor, por lo que no es necesario agregar más. Cuando el beicon esté dorado y crujiente, lo retiramos a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de grasa.


Degustación


Montamos el plato colocando la tortita de patata en la base, sobre ella extendemos el pisto y, sobre este, colocamos el huevo escalfado. Por último, decoramos con el beicon crujiente. Servimos inmediatamente y sin demora, asegurándonos de que no se enfría. El huevo escalfado con patata y pisto es una elección perfecta para un brunch de fin de semana o para una comida de plato único por ser completo y muy nutritivo.

Aportaciones de mis compañeras del reto Con un par


Como siempre que llegamos al final de las entradas del reto Con un par, me despido de vosotros dejando los enlaces a sus entradas e invitándoos a pasear por ellos para disfrutar de las delicias que nos han preparado. Yo estoy deseando conocerlas ¿vosotros no?


9 comentarios :

  1. Sin palabras... ¡Me apunto a compartirlo contigo! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, invitada estas al festín :)

      Eliminar
  2. Que buena pinta y esa foto con la yema saliendo del huevo.... como dice Mari Carmen, sin palabras, pero para llevármelo. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. May, no te lo pienses dos veces y anímate a hacerlo. Es muy fácil y rico. Bss!

      Eliminar
  3. Viendo las fotos te dan ganas de comertelo!! Que bonitas fotos y que chula la presentación del plato! Además tiene que estar riquisimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Neus, hay platos que sabes cómo van a estar de ricos con tan solo ver la foto ¿verdad? Este es de los que no defrauda. Bss.

      Eliminar
  4. EN MI CASA TAMBIEN EL HUEVO ES EL REY DE LA NOCHE, ESTE SENCILLO PLATO ES RIQUÍSIMO.
    BESOS CRIS Y LAURA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, sencillo pero matón jajaja. El huevo es maravillosamente versátil y a mi familia y a mi nos encanta. Estamos disfrutando todos mucho con este reto, probando nuevas recetas. Que viva el huevo!

      Eliminar
  5. Umm que rico lo haré mañana no lo hare ahora

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)