11.12.15

Tocino de cielo para CON UN PAR. Receta


Nuevo día 11 en el calendario y, con el, llega la tercera edición del reto Con un par que, lentamente, se va consolidando. Todo empezó con unos huevos rellenos de tartar de salmón, a los que siguieron unos huevos mollet con peineta serrana. Entonces, cansada de presentar propuestas saladas, me pasé al lado dulce con un pudin de sémola y mora y en él continúo hoy con una receta elaborada sólo con yemas de huevo: tocino de cielo.

Un postre maravilloso, tradicional de la gastronomía de nuestro país, que está para llevarnos ¡straight to heaven! Por ponerle alguna pega, aviso que el tocino de cielo es un dulce cargado de calorías y no apto para quienes tienen problemas de colesterol. Pero, si tomamos una pequeña porción, ni nos regañará la báscula ni se nos obstruirán las arterias. Así que, a disfrutarlo. 
Necesitamos (para 8-10 personas)

Para el tocino
  • 3 huevos "M" enteros
  • 7 yemas de huevo
  • 430 grs de azúcar
  • 250 grs de agua
Para el caramelo
  • 100 grs de azúcar
  • 5 grs de agua (una cucharadita)
Elaboración

Comenzamos por el caramelo y, para ello, en un cacito, a fuego suave, cocemos el azúcar sin dejar de remover. Cuando el azúcar se haya caramelizado y adquirido un tono ligeramente dorado, retiramos el cacito del fuego, le añadimos la cucharadita de agua y removemos bien hasta incorporar. Por último, vertemos el caramelo sobre la base de una fuente apta para horno de 20x20 cms. Reservamos.

Una vez listo nuestro caramelo, arrancamos con el tocino en sí y con la preparación del almíbar. Mezclamos el agua y el azúcar en otro cacito y los ponemos a hervir, a fuego suave, hasta conseguir un almíbar espeso, de esos que, al levantar la cuchara, caen lentamente en forma de hebra. Para conseguir este punto necesitamos tener el almíbar al fuego unos 15 minutos. Retiramos del fuego y dejamos atemperar 5 minutos.

Mientras tanto, en un cuenco hondo y con ayuda de unas varillas metálicas, batimos manualmente los huevos enteros junto con las yemas (todos ellos habrán de estar a temperatura ambiente).  Añadimos el almíbar lentamente, en forma de hilo, sin dejar de remover con las varillas.

Vertemos la mezcla en la fuente de horno que tenemos reservada, sobre el caramelo, pasándola por un colador. Cubrimos con papel de aluminio, colocamos sobre una bandeja de horno profunda y la llenamos de agua, sin sobrepasar la mitad de la altura de nuestra fuente. Cocemos al baño maría en horno pre-calentado a 180ºC (arriba y abajo, horno tradicional), durante unos 35-40 minutos. 


Transcurrido el tiempo de cocción, retiramos la  fuente del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar. Nos ayudamos de un cuchillo muy afilado, pasándolo por los bordes, colocamos un plato de servir, boca abajo, sobre la fuente con el tocino de cielo y volteamos con rapidez. Por último, dejamos reposar el tocino de cielo en la parte más fría de la nevera hasta el momento de servir.

Y hasta aquí, mi aportación a nuestro reto Con un par. Estoy deseando ir a visitar a mis amigas y compañeras en el mismo para comprobar cuáles son sus propuestas. 

¿Os venís conmigo?

5 comentarios :

  1. Madre mía que maravilla de receta, ahora mismo me comería un par de esos deliciosos cuadraditos. Te felicito por la elaboración. Besicos

    ResponderEliminar
  2. Yo quería ir al cielo, pero me dijeron que la gula es pecado. Así que ¿no sería mejor llamarlo tocino del infierno?. Qué bien que nos vayamos a ver todos allí, prepararemos postres y comilonas riquísimas con recetas de Tia Alia y nadie podrá amenazarnos con ir al infierno.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía que pintaza tiene!!!! me encanta
    besos

    ResponderEliminar
  4. Madre mía que pintaza tiene!!!! me encanta
    besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)