15.9.15

Mermelada de moras silvestres y manzana. Receta con y sin Thermomix


Cada mes de septiembre tengo por costumbre publicar recetas con moras. No hay año que no salga a pasear por la sierra a recoger unas cuantas y tener, así, materia prima con la que elaborar dulces varios como los que encontraréis al final de esta entrada.

Este año han sido mis padres quienes se han dado esos paseos por mí y quienes, hace un par de días, me trajeron la obscena cantidad de tres kilos. Mis hijos, que pierden el sentido por la mermelada de moras casera, me han pedido que "porfavorporfavorporfavor" no haga ni helados, ni pasteles, ni bizcochos, ni tartaletas, ni nada parecido y que haga sólo mermelada.

Y yo, que soy una blanda cuando se trata de mis cachorros, he hecho tal cual me han pedido: botes y botes de mermelada de moras silvestres y manzana. Veremos lo que duran :)

Necesitamos (para dos botes de 275 ml de capacidad)
  • 700 grs de moras silvestres, lavadas a conciencia
  • 210-220 ml de agua
  • 175 grs de manzana Golden
  • 1 limón
  • 500 grs de azúcar

Preparación

En Thermomix

En el vaso de la thermomix, trituramos las moras y el agua hasta obtener un puré. Programamos 1 minuto a velocidad 7.

Pasamos por el chino o colador, apurando bien para no desperdiciar en exceso. Obtendremos unos 525-530 gramos de moras trituradas.

Exprimimos el limón. Pelamos la manzana y retiramos las pepitas. La troceamos groseramente y la introducimos en el vaso de la thermomix junto con el puré de moras, el zumo de limón y el azúcar. Programamos 30 minutos, velocidad 2 1/2 y temperatura varoma.

Método tradicional

Trituramos las moras junto con el agua con una batidora eléctrica hasta obtener un puré.

Pasamos por el chino o colador, apurando bien para no desperdiciar en exceso. Obtendremos unos 525-530 gramos de moras trituradas.

Exprimimos el limón. Pelamos la manzana, retiramos las pepitas y la rallamos.

Ponemos todos los ingredientes en una cacerola, removemos para integrar, y cocemos a fuego medio-bajo durante 30 minutos. Removemos de vez en cuando durante el proceso para evitar que la mermelada se pegue a la base de la cacerola.

Una vez lista la mermelada, rellenamos los botes, dejamos que se enfríe y la guardamos en la nevera hasta el momento de consumirla. El azúcar y el limón actúan como conservantes naturales, por lo que esta mermelada aguantará dos o tres meses en buen estado.

Otras recetas con moras

3 comentarios :

  1. Hola guapa!!! yo todavía no he ido a buscar, pero de este finde no pasa... Una delicia de mermelada
    Bss

    ResponderEliminar
  2. ¡tengo que hacer esa mermelada! Esta semana caminé bajo las moreras del barrio, ¿y podés creer que me acordé especialmente de vos, Carmen? ¡Qué coincidencia! Bs.

    ResponderEliminar
  3. Ainsssss, Carmen, me acabas de recordar que hoy iba a hacer mermelada.... me parece que dejo el ordenador y me pongo con ello. Estoy bastante perezosa con la cocina pero es que no me queda ni un bote en la despensa. Ni de mermelada ni de muchas otras cosas que suelo ir almacenando para el invierno. En fin, sin comer me imagino que no nos quedaremos pero lo de la mermelada lo tengo que solucionar para mis desayunos...jajajaj. No será como esta tuya que tiene un aspecto fantástico -la mía es una receta con "copyright"- pero intentaré disfrutar de ella.
    Un besote muy fuerte

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)