18.5.15

Bocaditos de trufa con baño de chocolate

 

Hace relativamente poco, escribí esta entrada en Directo al Paladar sobre masas escaldadas. En ella explicaba qué son y cuáles son sus usos. De los distintos tipos de masas escaldadas que hay, es probable que la más conocida sea la masa o pasta choux. Y también es probable que sea la que más veces hayáis elaborado en vuestras casas.

La masa o pasta choux es muy sencilla de elaborar, aunque en ocasiones nos cuenten lo contrario. Si nunca la habéis preparado, os recomiendo que hagáis caso omiso a esos comentarios, que os sacudáis el miedo y que os animéis hoy mismo. En muy poco tiempo y con muy poco esfuerzo, podréis tener en vuestro haber uno deliciosos bocados que rellenar a vuestro antojo.

La receta de hoy llega con la intención de romper con la racha de recetas saladas que parecen haber invadido este blog ultimamente. Vais a pensar que en casa no se comen dulces. Pero no, este no es el caso y, para muestra, estos bocaditos de trufa con baño de chocolate.

¡Espero que los disfrutéis!

Necesitamos

Para los bocaditos de pasta choux
  • 250 ml de agua
  • 50 grs de mantequilla
  • 50 grs de manteca
  • Un pellizco de sal (aproximadamente unos 2 gramos)
  • 150 grs de harina de trigo, tamizada
  • 5 o 6 huevos "M"
Para el relleno de trufa
  • 200 ml de nata líquida muy fría, mínimo 35% M.G.
  • 2 cucharadas de azúcar glas
  • 1 cucharada de cacao puro en polvo
Para el baño de chocolate
  • 200 ml de nata líquida para cocinar
  • 150 grs de chocolate negro para postres, troceado finamente
  • 20 grs de mantequilla
Además
  • Papel sulfurizado
  • 2 manga pasteleras
  • 1 boquilla rizada

Preparación

Bocaditos de pasta choux

En una cacerola amplia, calentamos el agua junto con la mantequilla, la manteca y la sal. Cuando alcance el punto de ebullición, agregamos toda la harina de golpe y removemos con energía hasta que esté integrada y obtengamos una mezcla pastosa. Retiramos la cacerola del fuego y dejamos que se atempere la mezcla antes de continuar con el proceso.

Mientras la masa se atempera, cubrimos una bandeja de horno con papel sulfurizado, preparamos una manga pastelera y pre-calentamos el horno a 210ºC (arriba y abajo, horno tradicional).

Cuando la masa haya perdido temperatura, incorporar los huevos. De uno en uno, y mezclando bien antes de incorporar el siguiente. El primer huevo cuesta un poco y puede parecer que nunca se va a integrar, pero se consigue.

Incorporados todos los huevos y obtenida nuestra masa choux, la metemos en la manga pastelera, cortamos la punta y tiramos porciones de la misma sobre el papel sulfurizado. Dejamos separación entre ellas, para evitar que se peguen cuando aumenten de volumen en el horno.

Es bastante posible que, cada vez que tiremos una porción de masa choux, el papel se mueva y se levante. Para evitar que esto ocurra, ponemos un pegote de pasta choux en cada esquina de la bandeja y  presionamos el papel sulfurizado sobre ellos para que quede pegado.

Introducimos la bandeja en el horno y cocemos hasta que las porciones de masa choux se hinchen y comiencen a dorarse. A continuación, abrimos levemente la puerta del horno y dejamos que la temperatura baje lentamente, sin sacar la bandeja hasta que no hayan transcurrido unos 10 minutos. Si colocamos un trapo de cocina doblado entre el horno y la puerta, conseguiremos que esta no se cierre.

Retiramos la bandeja del horno y dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de cortar y rellenar.


Relleno de trufa

Con ayuda de unas varillas eléctricas, semi-montamos la nata, que habrá de estar muy fría, Incorporamos el azúcar glas y el cacao en polvo, removemos suavemente hasta incorporar y terminamos de montar con las varillas.

Introducimos la trufa en una manga pastelera con una boquilla rizada y rellenamos los bocaditos de pasta choux.

Baño de chocolate

En un cacito con tapadera, o en el microondas, calentamos la nata sin que llegue a hervir. Añadimos el chocolate troceado, tapamos el recipiente y dejamos reposar unos 5 minutos, para que el chocolate se funda con el calor de la nata. Agregamos la mantequilla y batimos con unas varillas hasta obtener una mezcla homogénea.

Bañamos los bocaditos de trufa y listos para consumir.






4 comentarios :

  1. hola preciosaaaaaaaaaaaaaaaa :) vaya bocaditos, me he quedado prendada :) es verdad, la pasta choux es fácil de hacer yo ya me he animado a hacerla y es bien fácil, asi que amigos de España animarseee. TE quedaron de diez, un besuco Carmen :)

    ResponderEliminar
  2. Yo la hago de vez en cuando, pero ni con manga, ni con mil boquillas consigo que me queden los petit choux tan monos!

    ResponderEliminar
  3. Jolinesss! Que estoy con la operación bikini!! bueno miento, con la operación bañador!! jajajajjaa. Y luego vengo aquí, y veo estos bocaditos y ya está... la fastidiamos! Ahora me va a tocar ir al armario y pecar aunque sea con una onza de chocolate.
    No, ahora en serio, me encantan como te han quedado, tienen una pinta maravillosa..

    Un besico, guapa!

    ResponderEliminar
  4. nad mas agradable que una chocolate disfrute su receta gracias

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)