27.4.15

Pollo a la portuguesa para #retotíaalia


Un mes más, último lunes, y con el llega de nuevo el #retotiaalia. Esta vez de la mano de María, del blog Decorecetas, una de sus participantes más regulares y antiguas. Me consta que a María le hace mucha ilusión ser la anfitriona del #retotiaalia de este mes y que, al asumir la responsabilidad, no ha podido evitar sentirse un poco nerviosa.

A María le preocupaba no hacerlo bien. A mí, por el contrario, me pareció una elección de anfitriona fabulosa por parte de Luz y supe, desde el primer momento, que María iba a brillar este mes. No creo que me haya equivocado. No hay más que darse un leve paseo por Decorecetas para comprobar lo bien que trabaja María y el mimo que le pone a todo. Si no conocéis su blog, ya estáis tardando.

Las propuestas de este mes han sido muy cuidadas. Se ha procurado que, tanto la receta dulce como la salada, fueran sencillas de elaborar, que no llevaran ingredientes extraños, que resultaran asequibles al bolsillo, etc. Tanto el pollo a la portuguesa como las galletas saladillas son recetas accesibles. De haber tenido tiempo, me habría animado a preparar las dos. Pero, como no es el caso, me decanté por el pollo a la portuguesa que me ha solucionado un par de comidas este mes :)

Necesitamos (para 8 raciones)

  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 nabo
  • Aceite de oliva suave
  • Harina de trigo
  • 1 pollo troceado
  • 50 grs de aceitunas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de mezcla de hierbas secas
  • Sal y pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 150-200 ml de caldo de pollo

Preparación

Comenzamos preparando las verduras para que, cuando comencemos con la elaboración, tengamos todos los ingredientes listos y no perdamos tiempo entre tarea y tarea. Para ello, lavamos y pelamos la zanahoria y la cortamos en ruedas. Pelamos y cortamos la cebolla, en trozos gruesos pero regulares. Pelamos el nabo y lo cortamos en dados. Pelamos los dientes de ajo y los picamos finamente. Reservamos todas las verduras, cada una por separado.

Salpimentamos el pollo y lo espolvoreamos con un poco de harina, sacudiendo bien para retirar el exceso. Calentamos unas 3-4 cucharadas de aceite en una cazuela y sofreímos el pollo, volteando tantas veces como sea necesario para que se selle por todos sus lados. El aceite tiene que estar bien caliente para que se forme una capa exterior crujiente y no se cueza. Retiramos el pollo y reservamos.

En el mismo aceite, añadiendo más si fuera necesario, rehogamos la cebolla junto con la zanahoria . Aproximadamente 5 minutos, a fuego medio. A continuación, incorporamos el pollo, las aceitunas y el ajo y removemos para mezclar todos los ingredientes. Condimentamos con la mezcla de hierbas (la mía es una mezcla preparada de salvia, tomillo, menta, perejil, laurel y melisa, pero podéis usar la que tengáis a mano y más os guste) y mojamos con el vinagre de manzana y el caldo de pollo.


Dejamos cocer la mezcla durante 5 minutos, a fuego medio-bajo, contando desde el momento en que arranque el hervor. Incorporamos el nabo que tenemos reservado y cocemos de nuevo, el tiempo suficiente para el nabo pierda dureza y quede "al dente" en su interior.

Antes de servir, ajustamos el punto de sal si fuera necesario.

Este pollo a la portuguesa es un guiso de los de toda la vida. Por ello recomiendo acompañarlo de una guarnición clásica, como arroz blanco o puré de patatas. Sin olvidar, por supuesto, una buena cantidad de pan. La salsa lo pide a gritos y vosotros lo agradeceréis.

9 comentarios :

  1. Muchas gracias por tus palabras Carmen :) Este mes, no ha sido fácil para mí, y sin duda, ser anfitriona del reto a supuesto mi mayor alegría.
    Sin duda, un guiso que siempre que haga en casa, me recordará estos buenos momentos, lo tendré siempre conmigo. Al igual que tu, acompañado de arroz mi mejor opción

    ResponderEliminar
  2. Cuando he visto el título he pensado en el fado María la portuguesa y cuando he visto el plato yo ya iba diciendo aaayyyy el pollo a la portuguesa!!!...tu te acuerdas de esas latas de antiguas (de lo que sea, Cacao, Caldo de gallina...) que siempre tenían el dibujo de una mujer sonriente (y que ahora están tan de moda)? pues así veo yo las recetas de tú tía, alegres, de estar en la cocina para degustarlas con siempre con buen sabor...lo de las aceitunas me a matao, interesante receta.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  3. Como siempre unas fotos estupendas y una pintaza de ese pollo!
    Un saludo, CLara

    ResponderEliminar
  4. Una receta deliciosa Carmen!!! Tiene que estar para mojar pan...Mi primera opción fué el pollo, pero como nunca había hecho galletas, me decanté por el dulce. Pero esta receta me la guardo para otro día.
    Un bst.

    ResponderEliminar
  5. un guiso de primera que nos gusto a todos en casa, han quedado unas fotos de libro! bicos

    ResponderEliminar
  6. En casa ha gustado muchísimo esta receta de pollo, y al dia siguiente aún estaba mejor.... Conseguiste, como siempre, una foto muy tentadora. Nos encontramos en el próximo reto. Besos,

    ResponderEliminar
  7. Qué ganas tenía de poder volver con el reto, que no llego últimamente a nada. Pues muy resultón ha sido el pollo a la portuguesa en mi casa. Les ha parecido hasta bastante normal acostumbrados a lo que les hago, je,je. El tuyo con el toque de hierbas veo que lo mejora. A ver si te escribo un mail que tengo que contarte cosillas. Un besote.
    Monie

    ResponderEliminar
  8. Comenté y ¡catapún! vaya a saber a qué lugar del ciberespacio han ido a parar mis palabras. Te decía, Carmen, que esta receta me ha sorprendido por la inclusión de nabo y por que no llevara tomate. Ciertamente por este rincón del mundo, el nabo es una hortaliza que no se consume, cuando mucho en las sopas/puchero, pero que yo sepa nada más. probaré esta receta a la brevedad.
    Cariños, linda y que tus cosas marchen bien.

    ResponderEliminar
  9. Que rico el pollo con todas esas verduras.besinos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)