9.2.15

Sushi guntan-maki


Hace meses, allá por septiembre y con motivo del reto arrocero Directas al grano, me estrené en el laborioso mundo del sushi y compartí con vosotros consejos sobre su elaboración así como la receta del sushi uramaki ebi.

No fue este el único tipo de sushi que elaboré en aquella ocasión, de hecho elaboré tres, y así os lo contaba en la entrada al igual que mencionaba que los otros dos harían aparición en un futuro no muy lejano.

Bueno, pues ese futuro (más lejano de lo que en un principio tenía previsto) es hoy y así le ha llegado el momento a este sushi guntan-maki de protagonizar portada durante unos días.

Existen tipos de sushi nigiri para los que se utiliza una cobertura que dificilmente se mantiene sobre el arroz, como es el caso del caviar de salmón de este bocado. Para casos como este se creó el sushi guntan-maki que consiste en envolver verticalmente un cilindro de arroz con una tira de alga nori lo suficientemente ancha como para sobresalir por encima del arroz y dejar hueco en el que colocar la cobertura.


Para la elaboración del sushi gunkan-maki necesitamos, además del arroz de sushi cuya elaboración explico en esta entrada:

  • Alga nori
  • Caviar de salmón

No indico cantidades puesto que estas dependerán del número de guntan-maki pero, para que os sirva de orientación, para 8 piezas yo utilicé 1 lámina de alga nori y 1 cucharada de caviar de salmón.

Sobre una superficie bien seca y con un cuchillo afilado, cortamos el alga nori en 8 tiras 3 x 8 cms. Incido en lo de "bien seca" ya que la humedad no congenia con el alga nori volviéndola pegajosa. Al alga nori le ocurre justo lo contrario que al arroz, que tenemos que manipular con manos húmedas para que no se nos queden los granos pegados a los dedos. El alga nori requiere de una superficie y unas manos secas.

Preparamos 8 cilindros de arroz, procurando que queden lo más uniformes posible en forma y tamaño.

Empezamos a envolver cada cilindro de arroz en su correspondiente tira de alga nori, presionando un extremo (con el lado brillante del alga hacia el exterior) y envolviéndolo hasta que lleguemos al otro extremo. Sellamos con un poco de agua que aplicamos con la punta del dedo humedecida (también podemos usar un grano de arroz como pegamento).

Rellenamos de caviar de salmón y servimos acompañado de salsa de soja o de mayonesa de wasabi.

8 comentarios :

  1. Que buena pinta tiene.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Delicioso. Hace un montón que no tomo makis y creo que ya va siendo hora...
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Hice un curso de sushi y luego nunca lo he puesto en práctica, y mira que me gusta! A ver si empiezo a practicar y me quedan tan chulis como a ti!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tiene una pinta deliciosa!!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Tiene una pinta deliciosa!!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Oh qué bueno, me encanta el sushi!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Mmmm no sabía que se hacía por ese motivo! Apuntado queda, que en verano aquí hacemos muchos makis!

    ResponderEliminar
  8. No soy muy amante de ellos,pero eso no quita que te diga que te han quedado de maravilla¡¡
    Bss

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)