16.2.15

Alubia arrocera con albóndigas de chorizo y morcilla para #díadeLASHERMANAS


Poca es la variedad de legumbre que incorporo en mis elaboraciones y no será por falta de gusto sino, más bien, por falta de oferta.

Encuentro que los establecimientos en los que suelo hacer mis compras no salen de las lentejas, garbanzos, fabes, judías pintas y poco más. Y no será porque la familia de las legumbres es pequeña. No señor. Sólo de alubias se calcula que hay más de 300 variedades entre blancas, rojas, negras, canelas y pintas. Vamos, que tenemos para elegir un tipo diferente para cada día del año. Así, sin repetir. Un gustazo.

Las alubias que he utilizado para esta elaboración las encontré en BioCultura, una feria de productos ecológicos y consumo responsable que descubrí el pasado noviembre. Son de procedencia navarra pero, por lo que he averiguado, también se cultiva en las regiones de Salamanca, León y Ávila.

De tamaño menor a las alubias blancas comunes, requieren poco tiempo de cocción pero sin prescindir del remojo previo necesario para reblandecerlas. Tienen un sabor suave y una textura cremosa. Se deshacen en la boca.

El toque de Pimentón de la Vera LAS HERMANAS junto con la utilización de los caldos de hervir las salchichas y las alubias les confiere un punto de sabor increíble y las convierte en un auténtico placer para el paladar.

Estas alubias conforman mi propuesta para el #diadeLASHERMANAS, empresa colaboradora en GastroMAD 2014 que tuvo el detallazo de obsequiar a todos los asistentes al encuentro con sus impresionante Pimentón de la Vera, de los que ya os he hablado en alguna que otra ocasión. Y es que su calidad es tan soberbia que no puedo reprimir repetirlo aún a riesgo de que me llaméis cansina :)

Necesitamos
  • 2 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 300 grs de alubias arroceras, puesta a remojo la víspera anterior y escurrida
  • 1 cebolla
  • 1 hoja de laurel
  • 1 clavo de olor
  • 2 dientes de ajo
  • 1 hueso de jamón
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 50 ml de vino blanco seco
  • Sal
Para las albóndigas
  • 1 rebanada de pan de molde, desmigada
  • 1 clara de huevo
  • 150 grs de carne de vacuno picada
  • 1 chorizo
  • 1 morcilla
  • Harina de trigo
  • Aceite de oliva suave

Preparación

Comenzamos preparando las albóndigas y, para ello, hervimos el chorizo y la morcilla en una cacerola con abundante agua a fuego muy suave durante 15 minutos. Retiramos del fuego y atemperamos sin retirar del agua.

Colamos y reservamos el caldo del hervor.

Retiramos la piel del chorizo y la morcilla, desmenuzamos y mezclamos con la clara de huevo, la carne picada y el pan de molde desmigado. Amasamos hasta conseguir una pasta homogénea.

Formamos pequeñas bolas de la mezcla, enharinamos y freímos, pero sólo para sellar el exterior (no han de cocerse por dentro).

Reservamos y pasamos a preparar las alubias.


Ponemos las alubias en una cacerola junto con la cebolla claveteada, la hoja de laurel, los dientes de ajo y el hueso de jamón. Regamos con el aceite, sazonamos y cubrimos con agua abundante. Llevamos a ebullición y hervimos a fuego suave durante 35-40 minutos, tiempo durante el cual desespumamos para retirar las impurezas.

Transcurrido este tiempo, escurrimos y guardamos el agua de la cocción.

Desechamos el hueso de jamón, el laurel y el clavo. Reservamos las alubias.

Picamos finamente la cebolla y el ajo y los rehogamos en un poco de aceite. Antes de que comiencen a tomar color agregamos el pimentón, removemos y mojamos con el vino. Hervimos a fuego fuerte hasta que el vino se evapore. Incorporamos el caldo de la cocción del chorizo y la morcilla y hervimos nuevamente a fuego fuerte hasta reducir.

Comprobamos el punto de sal y ajustamos si fuera necesario.

Agregamos las alubias y el caldo de la cocción, llevamos a ebullición y, una vez alcanzado este punto, incorporamos las albóndigas. Tapamos el recipiente y cocemos a fuego suave durante un mínimo de 10 minutos.

Servimos de inmediato.

Nota: Dependiendo del punto que queramos darle, podemos dejar reducir el caldo aumentando el tiempo de cocción y destapando el recipiente pero respetando los 10 minutos de cocción una vez incorporadas las albóndigas.

12 comentarios :

  1. Esto en mi casa triunfa, me hacen una ola gigantesca. Esas albóndigas son todo un lujo.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  2. Es un lujazo poder disfrutar de este tipo de alubias, yo tampoco las encuentro en el súper, si no fuera por la familia que cultiva las suyas propias no sabría ni que existen. Me encantan estos guisos que recomponen cualquier cuerpo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Deliciso este guiso. Y más con el frío que hace!
    Feliz semana guapa

    ResponderEliminar
  4. mmm un plato riquísimo.. pero esas albóndigas de chorizo y morcilla me han conquistado.. que buena pinta!
    un beso
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Que guiso tan lleno de sabor, seguro que es delicioso.
    bSOS

    ResponderEliminar
  6. Super apetecible esta combinación Carmen
    Buena semana
    Bss

    ResponderEliminar
  7. fantástico plato de cuchara Carmen. Por cierto ¿hay reto este mes?, bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marga, querida, claro que hay reto! Este mes la anfitriona es Begoña del fabuloso blos Las recetas de Marichu...y las mías. No te pierdas sus propuestas. El próximo lunes: publicamos :)

      Bss

      Eliminar
  8. ¿Sabes qué? Que viendo tus alubias me arrepiento una barbaridad de no haber comprado cuando las vimos en BioCultura. Ahora me vas a ver husmear por los mercados en busca de ellas porque tienen una aspecto estupendo. Tan pequeñitas y tan finas :) Y el hecho de que necesiten una cocción tan corta anima mucho a prepararlas.

    Pero no te digo nada de esas albóndigas a base de chorizo y morcilla. Es una idea estupenda. Una vuelta de tuerca super original a la forma más tradicional de presentar el embutido que acompaña la legumbre. Y además, la forma, tan redondilla ... ¡te han quedado perfectamente redondas!

    Y con esta publicación ponemos punto final al tema, ¿verdad? Quieras que no, cada una de las publicaciones ha supuesto un reto en propuestas y en presentación, ¿verdad?

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  9. Yo suelo aprovechar mis viajes al pueblo para cargar con legumbre más autóctona o más cercana. La última vez traje unas alubias de Tolosa que están para caerse, y mucho más económicas que en los mercados de Madrid.

    Qué pocos sitios quedan donde comprar buena legumbre... el mercado maravillas es uno de ellos, si un día quieres conseguir legumbres menos habituales.

    ResponderEliminar
  10. Un plato riquisimo Carmen, me encantan las albóndigas, me apunto la mezcla, imagino que el sabor sublime.
    En cuanto a las legumbres sobre todo las alubias me gustan de todo tipo y siempre que veo alguna "diferente" me las compro jejeje... deformación profesional ;-)
    Y por supuesto que decir de este pimentón, nada de cansina, es delicioso!!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  11. Buena mezcla, genial me atrevo a decir.

    Besitos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)