4.12.14

Tallarines frescos con salsa de mostaza a la crema


Lo se. Se os nota a la legua. Os apetece comer rico, quedar bien y no tener que esforzaros en exceso.

A mi también me pasa. Y me pasa a menudo. Me encanta hacerme con elaboraciones de esas que yo califico de "esfuerzo mínimo, lucimiento máximo". Cuando doy con una de ellas la guardo como si de un tesoro se tratara y disfruto imaginando en qué ocasión la voy a preparar y a quién voy a sorprender con ella.

Estos tallarines frescos con salsa de mostaza a la crema encajan perfectamente dentro de esta categoría. Se preparan en un suspiro, son delicados y elegantes, no requieren de conocimientos profundos de cocina ni de experiencias de años en los fogones, nos harán quedar como reyes o reinas,...¿sigo?

Casi que no, que mejor paso a contaros cómo prepararlos.

Necesitamos (para 4 personas)
  • Aceite de oliva suave
  • 1 cebolla pequeña, en brunoise
  • 60 ml de vino blanco seco
  • 30 grs de mostaza de Dijon
  • 300 ml de leche evaporada
  • 300 grs de tallarines frescos
  • 20 grs de mantequilla
  • Sal

Para decorar
  • Cebollino, picado
  • Caviar de salmón

Preparación

Calentamos una pequeña cantidad de aceite en una sartén y pochamos la cebolla a fuego muy suave. Removemos de vez en cuando para evitar que se dore.

Cuando la cebolla esté transparente, añadimos el vino y aumentamos la potencia del fuego para que el alcohol se evapore.

Incorporamos entonces la mostaza y la leche evaporada y dejamos reducir a fuego suave durante unos 3-5 minutos o hasta que observemos que la mezcla se ha homogeneizado.

Retiramos del fuego y, si no nos gustan los tropezones, trituramos. Reservamos.


Hervimos los tallarines en abundante agua salada siguiendo las instrucciones del fabricante. Una vez listos, escurrimos y pasamos a una fuente en la que los mezclaremos con la mantequilla. Removemos para que esta se funda y cubra la superficie de la pasta en su totalidad.

Agregamos la salsa y removemos de nuevo.

Servimos inmediatamente espolvoreados con cebollino picado y coronados con caviar de salmón.

Fuente: Revista Lecturas, especial Navidad nº 80.

9 comentarios :

  1. Levanto la mano y reconozco que soy de las que le gusta quedar bien sin despeinarse, con este plato estoy convencida de que lo conseguiría, porque la pasta gusta a todos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmen, ¡¡¡como nos conoces!! yo también busco recetas así y cuando la encuentro la guardo a buen recaudo, esta desde luego parece que va por ese camino. Por cierto me encanta el caviar de salmón y visualmente me chifla. Un beso enorme y ya sabes que os tengo en mi cabeza siempre.

    ResponderEliminar
  3. pues si, los platos rápidos pero a la vez riquísimos son mis preferidos, jajaja!! Por cierto, si te gustan los vinilos de cocina estoy de sorteo en el blog, anímate guapa

    ResponderEliminar
  4. Delicius!!! que decimos en casa, muy bien acompañada esta pasta! besotes

    ResponderEliminar
  5. Muy buena la receta, la guardo para mi colección de platos de pasta.
    Saludos
    José

    ResponderEliminar
  6. Di que si y como soy fan de la mostaza me quedo tus tallarines. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Estupenda combinación Carmen, aquí somos mucho de pasta y cualquier novedad en cuanto a salsas nos viene de perlas.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Si, Carmen, no te equivocas, se nota a la legua que nos gusta comer rico y fácil. Esta receta me parece perfecta para eso. La verdad es que la pasta es muy agradecida siempre para unas prisas.
    Aprovecho la visita para decirte que estoy sorteando un ejemplar firmado de mi libro: "Chef Junior y las recetas con cuento".
    Te dejo el link del post:
    http://homefoodmadrid.blogspot.com.es/2014/12/bizcocho-de-yogur-para-un-cuento-de.html
    Es muy fácil, solo hay que dejar un comentario: ¿A quién le regalarías un Chef Junior?
    Muchas gracias y un abrazo (espero que las clases de cocina te dejen respirar un poco estas fiestas)

    ResponderEliminar
  9. Deliciosa, simplemente sin mas

    Muas

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)