15.12.14

Colines para #díadeLEKUE


Si había una cosa que me hacía especial ilusión al ir a comprar el pan durante mis años de infancia era el hecho de que mi madre, como premio por la tarea y el paseo que le ahorraba a la panadería, me permitía salir de ella con un colín en la mano qu, sobra decir,e caía enterito en el camino de regreso a casa.

Los colines de mi infancia eran enormes, de unos 30-40 centímetros de largo (o, al menos, eso me parecían a mi pero...claro...cuando una no levanta más de dos palmos del suelo todo le resulta grande), crujientes y deliciosos.

En honor a aquellos colines, he preparado unos sticks de pan con el molde del mismo nombre que Lékué me regaló en GastroMAD 2014. Nada que ver en cuanto a tamaño, los sticks de Lékué miden 9 centímetros (muy cucos, ellos), y menos aún en cuanto a sabor, porque los míos llevan comino y aceitunas, pero me los he comido con el mismo gusto con el que, en aquellos días de infancia que me tocaba ir a comprar el pan, me comía los colines originales.

Me han resultado perfectos para un picoteo y para servir acompañando distintos dips. Son fáciles y rápidos de elaborar y no requieren de ingredientes extraños por lo que en cuestión de 30 minutos los podemos tener listos sobre nuestra mesa sin habernos despeinado.

Imagen obtenida de www.lekue.es

El molde sticks de Lékué facilita enormemente la tarea ya que, una vez lista la masa, no hay más que extenderla en el y hornear tanto en el microondas como en el horno tradicional.

Por ser la primera vez que lo uso no me he querido salir de lo recomendado por Lékué en su "librito de instrucciones" y he seguido la receta de la masa salada al pie de la letra. Os la cuento...

Necesitamos
  • 200 ml de agua
  • 6 grs de sal
  • 6 grs de impulsor (levadura química tipo Royal)
  • 200 grs de harina de trigo
  • 30 ml de aceite de oliva virgen
Además

Preparación

En un recipiente amplio mezclamos el agua con la sal y el impulsor. Añadimos la harina y removemos hasta incorporar, asegurándonos de no dejar grumos. Incorporamos el aceite y removemos nuevamente hasta obtener una masa homogénea.

Una vez lista la masa la vertemos en el molde rellenando cada una de sus cavidades. Para que la tarea nos resulte sencilla, recomiendo hacer esta operación desde una jarra sin preocuparte de si se sale la masa de las cavidades. La masa que se nos escape la recogemos con ayuda de una espátula que pasamos por la superficie del molde. Con esto la reconduciremos hacia las cavidades que habrán de quedar llenas.

Cocemos en horno pre-calentado a 180 ºC durante 15 minutos.

Una vez transcurrido este tiempo, retiramos del horno, atemperamos y desmoldamos.

Podemos tomarlos tal cual o acompañarlos de dips, quesos, etc.


Notas y consejos

Sobre esta receta, que es la receta base de Lékué, yo he hecho variaciones.
  • La primera ha sido incorporar un ingrediente más a la masa: aceitunas negras (que previamente he desecado en el microondas y triturado) en una primera tanda de sticks y comino molido en una segunda tanda.
  • La segunda ha sido reducir en un 20% la cantidad de los ingredientes porque, al elaborar la primera tanda de sticks, me sobró algo de masa (no tanta como para llenar el molde de nuevo pero si suficiente como para que me diera lástima tirarla a la basura - y es que yo lo de tirar comida lo llevo fatal).
  • La tercera ha sido alargar el tiempo de horno para conseguir una textura crujiente. Con los 15 minutos que indica Lékué en su receta es suficiente para que los sticks salgan del horno en su punto de cocción pero a mi me gustan crujientes y duritos así que los horneé 15 minutos más, sin molde y esparcidos sobre una bandeja de horno, y conseguí mi propósito.

13 comentarios :

  1. Hola Carmennnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn me ha encantadooooooooooo y el molde es lo más! jo he estado en Madrid el pasado puente y me da una envidia estos eventos...aquí no se hace nada :( un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que era una moda la de los colines que creo que todas hemos vivido, de hecho te los regalaban con la compra del pan, eso si, en la tahona de mi barrio había que comprar mas de dos barras para que te lo dieran, con una no era suficiente jejeje...¿y que pasaba cuando iban los hermanos? pues nada que tocaba pagar un colín para cada uno, menuda guerra jajajaja... pero ahora ya no se llevan no?
    Y si que eran largos si uuufff, a mi me duraba todo el día porque lo comía a pocos, me gustaba irle dando bocados de vez en cuando, lo tenía en mi habitación como mi tesoro ... en fin, viejos tiempos.
    Estos que has hecho tu son fantásticos también, mucho mas prácticos y mas peligrosos jajaja.. seguro que de empezar y no parar.
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  3. Ay, pero que "recucos".... Ya me has creado la necesidad de ese molde, Carmen!!! Estupendos tus colines!!!!
    Besss!
    IDania

    ResponderEliminar
  4. Madreeeee esto para mi como las pipas, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  5. Que maravilla tendré que buscarme un molde Lekue para colines.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Maravilloso pica pica con estos colines y ademas muy tentador y bueno esta combinación, vamos que no puedes dejar de comerlos¡
    Buena semana
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Qué ricos!! Qué recuerdos además de ir a comprar el pan en la infancia y comerte o el pico de la barra o algún colín como tu jeje.
    Tengo que probar estos que no s enseñas! Bsos

    ResponderEliminar
  8. Me han gustado los colines ya en mi infancia y ahora también me compro a menudo jejejej voy a ver si veo ese molde y me hago con el. besicos

    ResponderEliminar
  9. Es el único molde que aún no he estrenado!!! A ver cuando me lío a ello, porque los colines tienen que salir estupendos así igualitos y tan monos...

    ResponderEliminar
  10. Carmen, cuanto me alegra saber de ti, se que estás muy liada porque aunque he dejado un poco (bastante) de lado el blog no dejo de seguir cada post que escribes.
    Yo intento retomarlo de vez en cuando pero sin mucho éxito porque no tengo apenas tiempo para dedicarle.
    Te agradezco mucho que te hayas acordado de mi en estos días y te deseo lo mejor en estas fiestas navideñas junto a tu familia, que grandes deben estar ya los niños...
    Carmen recibe un fuerte abrazo y sigue cosechando tantos éxitos como hasta ahora.
    Por cierto mi madre me hacía lo mismo de chiquitina con los colines, que tiempos!!!.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Es que nuestra infancia fue otra cosa... yo también recuerdo ir a comprar el pan y que la panadera te diera un bastón... qué ricos!!! Y estos colines han de estar aún más de lujo... a ver si me agencio el cacharrito, que desde luego facilita las cosas a la hora de dar la forma :)
    besos

    ResponderEliminar
  12. Qué buenos para una cena informal o para picar en cualquier momento

    ResponderEliminar
  13. Hola guapi!!! tengo este molde y le tengo que sacar más partido. Probé un día la receta en el microondas y mucho no me gustó, tengo que probar en el horno y como a ti alargaré tiempos ya que me gustan las cosas crujientes. Bss

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)