23.10.14

Pollo con mole xiqueño [cocina tradicional mejicana]


Según wikipedia, "el término mole (del náhuatl molli o mulli) originalmente hacía referencia a cualquier salsa, y actualmente sirve para nombrar varios platillos de la cocina mexicana, específicamente a un grupo de platillos que tienen algunos elementos en común, como el hecho de prepararse a base de chiles y especias. En la cocina mexicana actual, el mole suele acompañar carnes cocidas".

"El mole más conocido en México es el mole poblano, que para muchas personas es el mole por antonomasia y suele ser llamado platillo nacional de México. Sin embargo, existen numerosas variedades de mole. Debido a la abundancia de especias (especialmente, chile) con las cuales se elaboran estos platos, los turistas foráneos en México suelen considerarlo un gusto adquirido".
El mole que yo he utilizado para esta elaboración es "mole xiqueño" y llegó a mi de la mano de una gran amiga de quien, lamentablemente, me separa un océano pero a quien tuve la gran fortuna de tener bien cerquita los dos últimos años. Gracias a ella conocimos el mole xiqueño del que no sólo me regaló un bote sino también la receta de cómo elaborarlo.

Y que, por whatsapp, leía así...

"Pues ya sabes, agua, sal, cebolla, pimienta y laurel. Cueces en eso las pechugas de pollo, las desmenuzas y las apartas. Cuelas el agua de la cocción y la apartas. Sofríes un poco de cebolla y sofríes el mole. A esa mezcla le vas añadiendo el caldo que ya tienes y lo revuelves hasta tener una mezcla de la textura del curry. Añades el pollo y lo sigues revolviendo y le vas añadiendo mas caldo hasta que quede todo bañado y jugoso. Para servirlo, pones una montañita de arroz y, al lado, una cucharada de mole, tuestas ajonjolí y le echas un poco por encima, además de unas laminas de cebolla cruda, muy fina".


Como podéis adivinar, el mole de las fotos que adornan esta entrada no fue servido con arroz como acompañamiento sino que sirvió como relleno de unas obleas de empanadillas que cocí en el horno, colocadas sobre la rejilla para darles forma de tacos.

Sin embargo, el bote de mole xiqueño duró más de una y dos elaboraciones por lo que lo pudimos disfrutar de otras formas, especialmente con este arroz a la mejicana lo que supuso un auténtico homenaje a mi amiga y a su país de adopción.

Gracias Maco, por el mole y por mucho más :)


Nota. Las cantidades de los ingredientes que aparecen en la receta fueron 600 grs de pechugas de pollo deshuesadas y sin piel, 1 litro de agua, 1 hoja de laurel, unos granos de pimienta, 2 cebollas (una entera y pelada para el caldo y la otra cortada en brunoise para la salsa de mole), 2 cucharadas de aceite, 3 cucharadas de mole, semillas de sésamo y cebolla en juliana para decorar.

13 comentarios :

  1. me chifla el mole, a mí también me ha traído mi amiga Teresa mole, en este caso negro, exquisito. Hice varias veces la receta y gustó mucho, así que te copiaré el tuyo. Ideaza lo de las obleas al horno, ya te contaré. Bsss Carmen

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta fabulosa, ¡que rico tiene que estar! bss

    ResponderEliminar
  3. Vaya pinta que tienen!! Me gusta mucho la presentación. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Méxcio imprime su gracia y color a lo largo y ancho del orbe. Qué país tan maravilloso. Gabriel García Márquez supo contar que cuando llegaron a México su esposa, mercedes dijo que un país sonde el arroz se hacía tan bien era un país sonde bien valía la pena quedarse a vivir. Tu amiga se debe haber sentido más que honrada con tu tributo, Carmen. Cariños.

    ResponderEliminar
  5. No hago mucha receta mejicana y eso que algunas me gustan mucho. Esta tuya no la he comido, pero me gusta todo lo que lleva. Bss

    ResponderEliminar
  6. Qué rico! Me rechifla la comida mexicana, yo creo que soy la hija secreta del Chavo del ocho.
    El mole xiqueño lo probé yo no hace mucho en una demostración de cocina mexicana y es curioso que a la persona que hacía la receta le preguntaban por las cantidades de cada ingrediente y decía que todo era "al ojo" porque que en México cada familia prepara el mole según los gustos: unos echan más de ésto y otros más de lo otro... así que el hecho de recibir una receta directamente de una mexicana es haber recibido un legado culinario familiar. A mí me encanta eso.
    Y me comería esos tacos-empanadilla xiqueños sin respirar, por cierto.
    Besitooos

    Tengo un plan B

    ResponderEliminar
  7. Pues yo también tengo que darle las gracias a tu amiga Maco por hacerte llegar ese bote de mole xiqueño. Si no hubiera sido por ella, no sabría ni de su existencia ni de lo sabroso que es el mole, y tanto me gustó, que me puse en plan detective para indagar y ver dónde comprarlo. Aunque el que encontré no es exactamente el mismo, hace el apaño para volver a disfrutar de nuevo de un plato rico y sabrosísimo. Si es que quien no se contenta, es porque no quiere.

    El chivateo de la receta dice mucho de cómo nos desenvolvemos en realidad cuando tenemos que explicar una receta. Nos olvidamos de las cantidades y vamos a lo importante: la técnica. Y lo demás ... ya se andará :)

    Y os separará un océano, pero menos mal que existen medios tecnológicos para acercar a las personas, aunque naturalmente, nada como el contacto físico de verdad.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  8. El mole! Madre mia... Es algo que me fascina, lo pido cada vez que voy a un mexicano, me pierde ese sabor!

    Yo he comprado alguna vez un mole de muy buena calidad en una tienda especializada en artículos de cocina mexicanos que hay en Castelló 22, no se si seguirá abierta, hace un año que no voy, y allí además de mole de varios tipos puedes encontrar jalapeños realmente buenos, nopales y sobre todo... chiles habaneros (amo el picante y soy fan flipada de esos chiles del infierno).

    ResponderEliminar
  9. Unos tacos fantásticos! Tomo nota de la receta del mole porque nunca lo preparé en casa...
    Me repito más que el ajo, pero me encantó volver a coincidir contigo aunque se hiciera corto. Tenemos que repetir.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Hola Carmen,
    Estaba pensando que lo malo de estas publicaciones es que nos dejas el listón muy alto...jajajaja, que nooooooo, que no es malo: es genial porque vemos estas excelencias tuyas y nos imaginamos nosotras---bueno: yo-- haciendo lo mismo algún día próximo o lejano...ainsss.
    Un besote
    Mar

    ResponderEliminar
  11. Me encantan los moles, así que esta receta me la guardo.
    La presentación se ve estupenda... y dan ganas de darle un mordisco!
    Besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  12. Aquí les dejo el FB https://www.facebook.com/mole.xiquenoenpasta?fref=ts
    y paginas de Mole Xiqueño
    www.molexiqueno.com
    www.molexiqueno.com.mx
    Estamos a sus ordenes, 228 8 13 07 13// 228 8 13 13 61.
    molexiqueno@msn.com

    ResponderEliminar
  13. Tengo en pendientes venir a ver esta receta tuya, porque siempre he tenido curiosidad por saber qué es el mole. La verdad es que al final no me ha quedado muy claro, así que lo que haré será buscar un bote de mole y preparar directamente esta receta, así que guardada la tengo y no creo que tarde mucho en hacerla ;)

    Besos. Paula

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)