6.10.14

Nigiri Pavía [falso sushi]


Mahou está a punto de cumplir su 125 aniversario y lo celebra con un proyecto inspirador en el que ha logrado involucrar a grandes profesionales del mundo del arte, el dibujo, la comunicación y la gastronomía, entre otros campos. Factoría Mahou es una plataforma digital que trata de contemporizar experiencias ligadas a la cerveza y archivadas desde 1890 hasta hoy.

Como experiencia número uno ligada a la cerveza me atrevería a decir que está la de la tapa. Cerveza y aperitivo forman un tándem que siempre ha estado vinculado y que no se concibe por separado. Dentro del apartado gastronómico de Factoría Mahou, La Escuela de Hostelería y Turismo de Madrid, colaboradora con Mahou en este proyecto, nos propuso ser partícipes de este proyecto a tres alumnos mediante el rescate de aperitivos que hoy han caído en desuso pero que forman parte de la historia popular gastronómica de nuestro país.

Altramuces, codornices escabechadas y soldaditos de Pavía fueron los bocados elegidos y aquellos a los que mis compañeros y yo dimos una vuelta de tuerca y reinterpretamos de forma innovadora.

Aunque es posible que en breve veáis nuestras tres creaciones en Factoría Mahou (estamos pendientes de grabar las elaboraciones en vídeo para colgarlas en la web), no quiero dejar pasar la ocasión de adelantaros la mía: los Nigiri Pavía.

Respetando los ingredientes originales de los soldaditos de Pavía tradicionales, nace este falso sushi que sólo se le parece en la apariencia ya que, por lo demás, es un bocado 100% nacional.

Necesitamos (para 25-30 unidades)

  • 1 barra de pan candeal, del día anterior
  • 15 ml de cerveza Mahou Clásica
  • 3 dientes de ajo, enteros y sin pelar
  • 4 grs de pimentón picante
  • 60 grs de aceite de oliva virgen
  • 300-350 grs de carpaccio de bacalao
  • 200 grs de pimiento rojo caramelizado
  • Tallos de cebollino, para decorar

Elaboración

Comenzamos preparando unas migas de forma tradicional. Para ello cortamos el pan en pequeños dados, los colocamos en un recipiente amplio y los mojamos con la mitad de la cerveza, removiendo bien para humedecer todos los trozos de pan. Tapamos el recipiente con un trapo y dejamos reposar 12 horas.

Calentamos el aceite de oliva en una sartén amplia y rehogamos los dientes de ajo sin pelar. Antes de que se doren retiramos la sartén del fuego, agregamos el pimentón y removemos. Volvemos a poner la sartén al fuego y agregamos las migas. Removemos bien para que se impregnen de aceite y pimentón por todos sus lados. Cocemos a fuego suave durante 10 minutos, removiendo constantemente. Mojamos con la otra mitad de la cerveza, sazonamos y continuamos removiendo durante 30 minutos más o hasta que las migas comiencen a secarse.

Retiramos del fuego y dejamos atemperar.


Reservamos 20 gramos (aprox.) de pimientos caramelizados y agregamos el resto a las migas. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea. Tomamos porciones de 15 gramos de la mezcla y le damos forma rectangular. Repetimos la operación tantas veces como Nigiri Pavía queramos preparar.

Cortamos el carpaccio de bacalao en rectángulos de igual tamaño que las bases de los Nigiri Pavía y en igual número y las colocamos encima.

Decoramos cada Nigiri Pavía con una tira de pimiento caramelizado enrollada y colocamos, sobre esta, un tallo de cebollino.

14 comentarios :

  1. ¡Qué aperitivo más elegante! Las migas con cerveza no las había visto nunca, desde luego original 100% ¡BSS!!

    ResponderEliminar
  2. Esta te la copio más adelante esperaré a que la grabéis nos vemos pronto.

    ResponderEliminar
  3. Un bocado de diez y muy rico ,perfecto para acompañar la cerveza.besinos

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Qué apetecible y vistoso Carmen!! Y qué rico... además... podríamos decir que son tres tapas en una... una chulada de proyecto y una inspiración y presentación estupendas!!
    Un besazo, Luz.

    ResponderEliminar
  5. ¡Fantástica! Una creación de lo más original y moderno. Felicidades te has superado.
    Saludos
    José

    ResponderEliminar
  6. Uf! Eso sí que es una gran creación. Me ha sorprendido, y me ha encantado. Tienes una imaginación desbordante, y un gran talento para la cocina :)

    ResponderEliminar
  7. Una presentación de 10 para todo un clásico!!! Me ha encantado. Besos

    ResponderEliminar
  8. Un bocado excelente y una ricura total!!! Me ha gustado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Carmen, está claro que han elegido a lo mejor y por eso te han elegido a tí, a estos soldaditos los has convertido en generales!!! es una pasada, bssss

    ResponderEliminar
  10. Vaya bocadito. Yo la verdad que no lo conocía. Nunca es tarde. Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Me apunto a esta copia tan deliciosa y atractiva. Bss

    ResponderEliminar
  12. Espectacular y tentador. Una cerveza para acompañar esto.....

    ResponderEliminar
  13. Asaltadora de montes para coger moras, rescatadora de aperitivos de nuestra historia gastronómica ... ¿qué va a ser lo siguiente? ¡Ah, sí, el vídeo! Pues esperándolo con ganas estoy, aunque seguro que tú y tus compis más que nadie en estos momentos.

    No creo que me equivoque al decir que al crear este aperitivo dejarías con la boca abierta a quienes estuvieran presentes. Tu descripción del aperitivo ya me pareció de lo más imaginativo e innovador en su momento. Y toda una sorpresa en la boca porque es de esos de los que te esperas una cosa y te llevas otra, para bien, claro.

    Espero que esta vida os depare a ti y a tus chicos de equipo muchos éxitos. Se ve que hacéis un buen tándem, tan bueno como el de la cerveza y el aperitivo juntos ;)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Me encanta me lo guardo para fiestas. Gracias

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)