30.10.14

Empanadillas de nocilla y piña caramelizada [#díadeDEGUSTABOX]


Hace unos días celebramos el #EncuentroGastroMAD2014 en el que, entre otras empresas, DEGUSTABOX colaboró aportando su kit de septiembre como regalo para todos y cada uno de los participantes.

Quienes asistimos al encuentro acordamos preparar una elaboración con uno de los productos del kit y publicarla tal día como hoy como forma de agradecimiento por el gesto y la generosidad demostrada hacia nosotros.


De entre todos los productos que contenía el kit de septiembre, yo me he decantado por la nocilla de almendra. Bien podría haber escogido el agua de coco de Zico, los bocaditos de pechuga de pavo de Argal, los panecillos suecos de Krisprolls, las Pringles sabor jamón, las cookies de cacao sin azúcar de Gerblé, los fideos instantáneos de Maruchan, las frutas trituradas de GoGo Squeez, las bebidas island y citrus punch de Tampico o los refrescos naturales de tónica, naranja y cítricos de ME Tonic. ¡Todos productos de calidad y muy tentadores!

Sin embargo, para el #diadeDEGUSTABOX mi propuesta llega dulce y, como ya he dicho, de la mano de una nocilla nueva que cambia las avellanas por almendras y que he resultado, cuando menos, sorprendente.

Las 8 empanadillas que hice "de prueba" volaron en cuestión de 3-4 horas lo que me hace pensar que no soy la única a la que gustaron.

Os cuento cómo las hice...

Necesitamos (para 4 raciones)
  • 20 gramos de mantequilla
  • 200 gramos de piña en dados
  • 8 cucharaditas de nocilla de almendras
  • 40 gramos de almendra crocanti
  • 8 obleas para empanadillas
  • 1 huevo, batido

Preparación

Salteamos los dados de piña en una sartén con la mantequilla. Reservamos.

Extendemos las obleas en una superficie de trabajo limpia y  las pincelamos con agua por el borde. Repartimos la piña y la almendra entre las ocho obleas y cubrimos con una cucharadita de nocilla.

Plegamos las obleas sobre si mismas y presionamos los bordes para sellar.


Colocamos sobre una bandeja de horno cubierta con papel sulfurizado y pincelamos con huevo batido.

Cocemos en horno pre-calentado a 180ºC durante 10-12 minutos o hasta que comiencen a tomar color.

Servimos en caliente sobre una base de crema pastelera. Podemos acompañar de helado de vainilla o lo que el cuerpo nos pida para hacer de este bocado un postre más contundente.

13 comentarios :

  1. Madre mia!! Espectaculares, te han quedado espectaculares, vaya pinta más bueniiisima que tienen y deben de estar de muerte, este finde las hago y seguro que triunfo.
    Besos guapetona

    ResponderEliminar
  2. Menuda pinta! No me extrana que volaran! :) Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Qué ricas, por dios. Nunca habría pensado en combinar ambos ingredientes d esta manera pero, me gusta mucho la idea. Deben de ser super sabrosas :)

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por este premio que te otorgo , puedes pasar a recogerlo por mi blog , Mi pequeño rincon
    http://carew82000.blogspot.com.es/2014/10/premio-wonderfull.html

    ResponderEliminar
  5. ¡Wooooooowwww! ¿Y este pecado? ¡Madre del amor hermoso! Menuda forma de blasfemar más estruendosa. No se me ocurre a mi otra cosa que clamar a la madre del amor hermoso con esta dulce tentación pecaminosa. Lo siento (si es que acaso lo he de sentir), pero no me inspira nada bueno. Solo me inspira a pecar, y encima, a cucharadas.

    No quiero ni imaginarme la sonrisa medio malévola que tendrías dibujada mientras editabas esta receta. O al menos así te imagino yo al pensar en cómo incita a la gula. No puedo pensar en otra cosa que no sea el deleite de una cucharada bien colmada de empanadilla con su Nocilla, sus almendras, la piña y la crema pastelera.

    Ve reservándomela para la próxima ocasión que se precie, eeeeeh ;)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Qué pasada y qué rico!!!
    besos

    ResponderEliminar
  7. Ponme un par por favor...
    Necesito chocolate y esta empanadilla (o mejor en plural) me viene de lujo.
    Besos y feliz Castañada-Halloween!

    ResponderEliminar
  8. Que ricas habrá que probar
    V
    Besicos sorianos

    ResponderEliminar
  9. Se lo acabo de contar a Yolanda, que entre el vikingo y la vegana se cepillaron el bote de nocilla en día y medio, vamos que por las justas lo olí un poco por encima y ya.

    Menos mal que la nocilla no me va mucho, porque si no... me veo comprando uno en el super y escondiéndolo en el cajón de los jerseys para que no lo encuentren!

    Me encanta tu propuesta, como siempre... piña caramelizada... uhmmmmm....

    ResponderEliminar
  10. Oleeeee, menudo postre te has marcado, yo aún no he abierto la nocilla, miedo me da pq luego no podré parar ;-)
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)