13.10.14

Brazo gitano de crema pastelera y crocanti


El panorama gastronómico está repleto de dulces fabulosos y espectaculares que nos hacen perder el sentido con tan sólo un vistazo y que, para los golosos, suponen un deleite total. Macarons, cupcakes, tartas fondant, bombones, etc parecen haberse hecho dueños y señores de los escaparates de las pastelerías más preciadas de nuestro país.

Muchos de estos dulces, la mayoría, son complicados de elaborar o requieren de utensilios, técnicas e ingredientes que no están al alcance de todos por lo que nos tenemos que conformar con mirarlos o comprarlos ya elaborados.

Sin embargo, el universo de los dulces tiene una oferta amplia de delicias que podemos preparar nosotros mismos con muy pocos ingredientes y que, sin dudarlo os digo, resultan tan ricos o más que cualquiera otro de los mencionados.

Con un sencillo bizcocho ligero, de los de toda la vida, una básica crema pastelera y una cobertura de almendras obtenemos un brazo gitano tan delicado para el paladar que hasta los más educados perderían la compostura si tuvieran que negociar el último trozo del plato.

Os reto a que hagáis la prueba y me contéis. No tendréis ni que despeinaros, ni que volveros locos buscando ingredientes extraños, ni perder horas en la cocina...¿os cuento cómo hacerlo?

Necesitamos

Para el bizcocho

  • 4 huevos talla "M", a temperatura ambiente
  • 112 grs de azúcar blanquilla
  • 125 grs de harina de trigo, tamizada

Para el relleno


Para la cobertura

  • 100 grs de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 100 grs de azúcar glas
  • Almendra crocanti, cantidad al gusto

Además

  • 1 bandeja de horno
  • Papel sulfurizado

Preparación

Encendemos el horno a 180ºC (arriba y abajo, horno tradicional) y cubrimos una de sus bandejas con papel sulfurizado. Reservamos.

En un recipiente hondo, limpio y seco colocamos los huevos con el azúcar y batimos hasta que tripliquen su volumen y adquieran un color blanquecino.

Agregamos la harina tamizada dejándola caer en forma de lluvia y mezclamos con una espátula. suavemente y en el menor tiempo posible para que el aire incorporado con el batido de los huevos no se pierda.

Extendemos la masa sobre la bandeja de horno que tenemos reservada procurando idéntico grosos por toda su superficie. Esta tarea resulta muy sencilla si introducimos la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y gruesa y la escudillamos sobre la bandeja pasando la manga en zig-zag sin dejar huecos entre pasada y pasada.

Sin esperar tiempo (para que no se nos baje la mezcla) introducimos la bandeja en el horno pre-calentado y cocemos durante unos 7-8 minutos.

Retiramos del horno y dejamos templar unos minutos. Enrollamos (por la parte más estrecha) sin retirar el papel sulfurizado y envolvemos en un trapo limpio dentro del cual dejamos enfriar completamente el bizcocho.

A la hora de rellenar, desenrollamos la plancha de bizcocho y retiramos el papel sulfurizado. Extendemos la crema pastelera por toda la superficie dejando los dos últimos centímetros sin cubrir. Enrollamos de nuevo y reservamos en frío.

Preparamos la cobertura batiendo, con ayuda de unas varillas, la mantequilla con el azúcar glas tamizada. La crema de mantequilla estará lista cuando no queden grumos y tengamos una masa homogénea.

Untamos el brazo gitano con la crema de mantequilla y lo cubrimos con la almendra crocanti.

Guardamos en la nevera hasta el momento de consumir.

Nota

El tiempo de horno variará en función de la potencia, marca, antigüedad, etc. Es por ello que el que aquí se indica es aproximado. Sabremos si la plancha está cocida cuando, al tocar su superficie con la punta de los dedos y presionar ligeramente, el bizcocho tienda a volver a su posición.

Fuente de información para el bizcocho: "Panadería y pastelería" de Juan Pablo Humanes Carrasco, Ediciones Norma-Capitel 2011

11 comentarios :

  1. Ohhhhh Carmen jajaj hemos puesto la misma receta !! jajajaj que casualidad y que honor mas grande, eso si, menos mal que el mio es de frambuesas y el tuyo de crema pastelera pero me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaa !!! un besete guapisima
    Milicocinillas

    ResponderEliminar
  2. Dios mío que preciosidad !!!!
    Enhorabuena. Eres una maestra!

    ResponderEliminar
  3. Ay que ricooooo
    yo quiero! Yo quiero!

    ResponderEliminar
  4. UAU....!! la foto es un escandalo, ojala me anime a prepararlo!

    ResponderEliminar
  5. Que rico! Yo siempre me acuerdo d un brazo gitano que compraba mi padre cuando pequeña, muy parecido a este. Nunca lo he hecho, esta es la excusa perfecta para ponerme al lío jeje. Un besote!

    ResponderEliminar
  6. Que delicia!!! tiene que estar buenísimo. La foto es impresionante....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Es una delicia de postre y ademas como bien dices con recursos que tenemos a mano se puede preparar esta maravilla, un besote.

    ResponderEliminar
  8. Si tú pones en una merienda este brazo, te digo yo que vuela, mientras que otros postres más dulces y elaborados no se suelen terminar. Simple y sencillo, genial como siempre. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
  9. Desde luego que yo prefiero un trozo de un brazo de gitano como este antes que un cupcake muy colorido, que aunque guste a la vista, francamente me cuesta comerlo.

    Bss

    Elena

    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Carmen, con lo golosa que soy y la textura del brazo de gitano y de las lionesas no me entusiasma mucho, pero ese relleno y ese chocolate deslizándose me encanta, vaya que pondría el dedo ahora mismo.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  11. Por donde yo vivo las pastelerías no tienen ni cupcakes ni macarons ni compañía. Aunque como me los hago yo no me importa tanto, jeje. Los dulces de siempre siguen triunfando ponga lo que se ponga. Delicioso y muy tentador te quedó el brazo. Besiños.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)