27.9.14

Bizcocho de ciruelas rojas y almendra...¿el mejor bizcocho del mundo?


Aventurarse a decir que este bizcocho que hoy adorna la portada de Tía Alia Recetas es el mejor del mundo es algo que muchos de vosotros pondríais en tela de juicio. Cada cual tiene sus gustos y sus preferencias por lo que no lo voy a hacer. Lo que si voy a decir es que es "mi" bizcocho mejor del mundo. Pero hasta ahí voy a llegar.

He probado infinidad de bizcochos. Muchos de ellos han visto la luz en el blog, más de 25, cosa que podéis comprobar en el índice. Con cada publicación he aportado ideas y trucos sobre su elaboración y forma de presentar porque cada bizcocho es un mundo. 

De entre todos los bizcochos de los que dado cuenta desde que tengo uso de razón, el que más placer me proporciona es, sin duda alguna, este bizcocho de ciruelas rojas que, en su versión básica, publiqué el 12 de octubre de 2012 y que hoy llega mejorado por la aportación de almendra molida a la masa y un poco de leche.

Hoy aparece por estos lugares de nuevo como aportación al reto que Javi nos lanza, pidiéndonos que preparemos "el mejor bizcocho del mundo".

El Mejor BIZCOCHO del MUNDO

Es terriblemente sencillo y rápido de preparar y para su elaboración no se necesitan ingredientes extraños de esos que nos hagan recorrer las calles de nuestra ciudad o la inmensidad de la web para conseguir. Lo único criticable es que es un bizcocho de temporada ya que las ciruelas rojas, lamentablemente, sólo se encuentran durante esta época del año...snif :(

Lo bueno de este bocado...¡os dejo que lo comprobéis vosotros mismos!

Necesitamos (para un molde de 18 cms de diámetro)
  • 100 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 400 grs de ciruelas
  • 100 grs de azúcar moreno
  • 2 huevos "L" a temperatura ambiente
  • 50 grs de leche
  • 25 grs de almendra molida
  • 125 grs de harina de trigo
  • 1 cucharadita de impulsor químico (levadura tipo Royal)

Preparación

Lavamos las ciruelas, las secamos y partimos por la mitad.  Extraemos los huesos y volvemos a partir cada trozo en dos mitades.  Reservamos.

Cubrimos la base del molde (mejor si es desmoldable) con papel sulfurizado y engrasamos los laterales con mantequilla, espolvoreamos con harina y nos aseguramos que queda adherida a la mantequilla. Retiramos el exceso de harina.

Pre-calentamos el horno a 180 ºC (arriba y abajo, horno tradicional).

Mezclamos la mantequilla y el azúcar con unas varillas eléctricas hasta conseguir una crema homogénea.

Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo cada vez hasta su total incorporación.  A continuación añadimos la leche y la almendra molida y batimos de nuevo hasta incorporar.

Por último incorporamos, poco a poco, la harina y el impulsor. Mezclamos con suavidad hasta que en nuestra masa no se atisben indicios de grumos.


Vertemos la masa en el molde y la alisamos con ayuda de una espátula extendiéndola por toda la superficie del molde (es una masa espesa). Colocamos los trozos de ciruela sobre la masa e introducimos el molde en la parte baja del horno durante, aproximadamente, 35-40 minutos o hasta que el centro del bizcocho esté cocido.

Dejamos reposar sobre una rejilla antes de desmoldarlo y disfrutarlo.

Recomiendo comerlo tibio y acompañarlo de un pegote bien gordo de nata fresca...ya puestos a pecar...¿por qué no?

Nota
  • Si, durante el horneado, notamos que la superficie se dora demasiado y aún no ha transcurrido el tiempo completo de cocción, cubrimos el bizcocho con papel de aluminio para evitar que se queme y se seque.

15 comentarios :

  1. El mejor del mundo no lo sé, pero entre los primeros de la clasificación ¡desde luego!
    Gracias por otra receta fabulosa.
    Gloria.

    ResponderEliminar
  2. Pues si que tiene aspecto de ser el mejor bizcocho del mundo. Besitos

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta un trocito por favor...

    ResponderEliminar
  4. Las almendras y la fruta siempre casan bien en un bizcocho. Este tiene una pinta...

    ResponderEliminar
  5. Que hay un bizcocho nuevo? Que lleva frutas? Que es el mejor del mundo y yo no lo he hecho? No hay nadie más bizcochona que yo, ni la harina del mercadona. Así que voy a por las ciruelas antes de que se me acaben! ;-)
    Gracias por no guardarte pa ti sola este patrimonio de la humanidad.
    Bss

    Tengo un plan B

    ResponderEliminar
  6. Lo cuentas tan apasionadamente que me lo creo sí o sí !!!! querida Carmen me pongo a ello !!ya!!! lo del pegote de nata me deja perpleja!!! bienvenida al mundo insano, de la segunda parte, jajjaj, bssssss

    ResponderEliminar
  7. Pues la pinta que tiene es como de eso, del mejor bizcocho del mundo y además ese color que le aportan las ciruelas me encanta!!

    ResponderEliminar
  8. Yo no se si esta bizcocho será el mejor de mundo, pero para mi tiene todas las papeletas, es original, queda jugoso y es sencillo de preparar, por lo tanto yo le doy un diez. Que tengas suerte el el concurso. besicos

    ResponderEliminar
  9. Pintaza tiene, desde luego. Me encantan los bizcochos con trozos grandes de fruta, nunca he hecho uno de ciruelas, por lo que apuntada queda esta receta básica y el concurso también. Un beso
    Monie

    ResponderEliminar
  10. Yo intenté una vez hacer un bizcocho-pudding (postre inglés que es como un intermedio y no llega a ser del todo un bizcocho) y fue un espanto de líquido por todas partes que soltaron las malditas ciruelas. Aquello flotaba sobre el líquido de ciruela. Uf.

    Desde entonces, no he vuelto a ponerlas sobre ninguna masa de repostería, creo que me cogí un trauma chungo y ahí me quedé... pero mira, que viendo tu bizcocho igual no fueron las pobres ciruelas las culpables, creo que debería darles otra oportunidad...

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué valiente eres! Con la cantidad de bizcochos, infinitos, que puede haber, que llegues tú para decirnos que tu bizcocho es el mejor del mundo mundial puede ser fácil porque la competencia es grande. Pero también es verdad que con ese bagaje de 25 bizcochos salidos de tu horno, el paladar tiene más que experiencia para decir que este bizcocho es el mejor del mundo.

    La prueba visual no falla: la pinta que tiene canta por si sola y convence. Y haciendo un repaso a los ingredientes, llevando fruta, con la humedad que le otorga, ¿cómo no imaginárselo bien jugosito? Yo no creo que le haga falta nata, pero si hay que pecar, se hace el completo, porque total, el infierno nos va a quemar igual con más o menos pecados a nuestras espaldas. Pero estos pecados son perdonables, ¿no?

    Que haya suerte, amiga :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  12. No se si será el mejor bizcocho del mundo pero seguro que está super¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  13. Una pinta fantástica, felicidades por tu bizcocho.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Me lo llevo ya!
    Muas

    ResponderEliminar
  15. Hola!!!
    Ummm, me parece espectacular tu bizcocho.
    Suerte!!
    Un saludo

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)