30.7.14

Grissini de mostaza y parmesano [reto Bake the world]


Cuando el día 1 de julio recibí el correo de Virginia y Clara con la propuesta para el mes de julio y vi que el pan que nos invitaban a preparar eran unos "grissini" se dibujó una sonrisa enorme en mi cara y me dije a mi misma "este mes SI que participo :)".

Como si de brujería se tratara, había una receta de "grissini" esperando a ver la luz entre mis borradores a la que se le ha adelantado el momento de la verdad unas cuantas semanas. Y me alegro de que haya sido así. El reto Bake the World me fascina y, lamentablemente, no participo en el más a menudo por falta de tiempo pero este mes no se me escapa la oportunidad...¡es que parece haber sido hecha a mi medida!
Mi propuesta para este reto es el de unos grissini de mostaza y parmesano, dos ingredientes que siempre tengo a mano y que uso con mucha frecuencia. A mi me gusta utilizar mostaza de Dijon antigua y queso parmesano, pero no es necesario que sea así. Cualquier otro tipo de mostaza y queso rallado pueden servir para elaborar estos sabrosos grissini y obtener un sabor igualmente potente.

Os "chivo" cómo prepararlos...

Necesitamos

  • 8 grs de levadura fresca
  • 115 ml de agua templada
  • 210 grs de harina de fuerza (aproximadamente)
  • 10 grs de azúcar
  • 10 grs de de sal
  • 50 grs de queso parmesano rallado
  • 30 grs de mostaza Dijon antigua
  • 15 grs de aceite de oliva virgen extra (+ extra para pincelar la masa)

Preparación

Disolvemos la levadura en el agua templada. Reservamos.

Sobre una superficie limpia, mezclamos la harina con el azúcar, la sal y el queso parmesano rallado y hacemos un agujero en el centro como si de un volcán se tratara. Agregamos la mostaza y la mezcla de la levadura y el agua y trabajamos con los dedos haciendo movimientos circulares para incorporar, poco a poco, la harina de los lados.

Cuando hayamos obtenido una especie de papilla con la mezcla del interior, agregamos el aceite y continuamos haciendo los mismos movimientos con los dedos hasta incorporar toda la harina.

Amasamos hasta obtener una masa elástica, sin grumos y que no se pegue en la superficie. Si esto ultimo ocurriera, lo solucionamos agregando un poco más de harina.

Colocamos la masa sobre una lámina de papel sulfurizado engrasado y le damos forma rectangular (podemos valernos de un rodillo para este paso). Pincelamos con aceite de oliva, espolvoreamos con una pizca de harina y cubrimos con papel filmó y un trapo. Dejamos reposar en un lugar templado.

Transcurrido este tiempo calentamos el horno a 220 ºC (arriba y abajo, horno convencional).

Cubrimos una bandeja de horno con papel sulfurizado y colocamos sobre ella tiras de masa de un centímetro, aproximadamente, que iremos cortando con un cuchillo bien afilado o un corta pizzas.

Dejamos una distancia de unos 2 cms entre los grissini para que no se peguen al aumentar de tamaño en el horno. Horneamos durante, aproximadamente, 15 minutos o hasta que estén dorados.

Retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla metálica.

12 comentarios :

  1. ¡Qué delicia! Me encanta la combinación, confieso que soy fan de la mostaza a la antigua ¡es tan versátil! Qué de ideas me estáis dando con esto de los grisinis ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  2. Mostaza y parmesano!!! Me encanta esta mezcla, es riquísima... mmmmmm buena elección.

    ResponderEliminar
  3. Ya con el parmesano me bastaría, pero encima con mostaza me encantan Carmen. Qué ricos estos grissinis, los míos volaron. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Carmen qué delicia de combinación, me parecen unos sabores buenísimos para degustar los grissini. Seguro que estaban riquísimos, así que tomo nota para cuando los vuelva a preparar, mira que los he hecho variados, pero tu propuesta me ha tentado mucho.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  5. Hola Carmen, que combinación tan rica, mostaza y parmesano dos ingredientes que me encantan. Feliz verano!!!

    ResponderEliminar
  6. me encantan los grissinis, son una autentica pasada!!! y cuando te pones con ellos es un no parar!!! deliciosos a mas no poder!!!

    ResponderEliminar
  7. La combinación me encanta, seguro que para la próxima lo haga así!!! Se ven deliciosos!!!

    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Este es un pica pica que envicia. Para empezar y no acabar. Solo falta tener al lado salsas para mojar y entonces estamos perdidos, ja ja ja.

    Creo que a muchos de nosotros los grissini nos han acompañado desde bien pequeñitos. En aquellos tiempos en los que el pan que se vendía era hecho y horneado en el momento, cuando el pan prefabricado no existía ni en la más recóndita neurona del panadero. Raro era que fueras a la panadería y no vinieras con un grissini en las manos. Puede que no todos los días, pero alguno que otro sí.

    Sabes que soy de las asiduas al reto panarra de Bake the world, pero no se puede llegar a todo, y hay que priorizar. Que tú tuvieras los deberes hechos de antemano es toda una casualidad que te vino de perlas.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Qué superoriginales!!! Con mostaza!!!! Deben estar....deliciosos!!!
    Saludos,
    Olga

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Qué superoriginales!!! Con mostaza!!!! Deben estar....deliciosos!!!
    Saludos,
    Olga

    ResponderEliminar
  12. Que buena combinación para estos grissini, deben estar deliciosos!!
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)