28.7.14

Ensalada César de pollo


Que una servidora prepare una ensalada para sus hijos y que, no sólo, no se quejen (como es habitual) sino que me reconozcan que "está rica" (palabras textuales) es una hazaña sin precedentes en la historia de la República Independiente de Mi Casa.

Este gran clásico de la cocina internacional, está compuesto en su versión más básica por lechuga romana y trocitos de pan tostado aliñados (también conocidos como croutons - francés). Sin embargo, con el paso de los años, la ensalada César se ha ido versionando y admitiendo otros ingredientes que se consideran ya parte de ella.

Mi versión, y seguramente la de muchos de vosotros, lleva pollo salteado y queso Parmesano. Yo no concibo esta ensalada sin dichos ingredientes y no se si serán ellos los culpables de la aceptación de la misma por parte de mis hijos o no pero, a partir de ahora, no se preparará de otra manera en mi casa.

Necesitamos (para 4 personas)
  • 5-6 hojas grandes de lechuga romana 
  • Aceite de oliva suave
  • 200 grs de pechuga de pollo, en dados
  • 2 rebanadas de pan de molde, cortadas en dados
  • 100 grs de queso Parmesano, en lascas o rallado
Para la salsa
  • 6 anchoas en aceite
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • Pimienta negra molida
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Zumo de 1/2 limón
  • 175 ml de aceite de oliva
  • Agua para aligerar la salsa
Además
  • 4 tortillas de trigo mejicanas

Preparación

Comenzamos pre-calentando el horno a 180 ºC (arriba y abajo) para la preparación de los cestillos.

Tomamos las tortillas de trigo y las colocamos dentro de recipientes hondos aptos para horno. Presionamos ligeramente y les damos forma de cuenco. Si se levantan podemos colocar encima algo de peso para mantenerlas en su sitio (otro cuenco más pequeño, unas legumbres de horno, una bola de papel de aluminio, etc).

Introducimos los recipientes con las tortillas en el horno, lo apagamos, cerramos y dejamos que se sequen durante aproximadamente 20 minutos controlando que no se quemen.

Una vez listos, los retiramos y reservamos.

A continuación preparamos la salsa César. Para ello colocamos dentro del vaso de una batidora de mano las anchoas, los dientes de ajo, la mostaza, un poco de pimienta molida, el azúcar y el zumo de limón. Trituramos hasta obtener una mezcla homogénea. Con la batidora tocando el fondo del vaso y sin levantarla, agregamos el aceite en un hilo fino y trituramos. Cuando la salsa emulsione y comience a espesar, podemos levantar el cabezal de la batidora y terminar de agregar el aceite restante.

Si la salsa nos ha quedado muy espesa, podemos rebajarla con un poco de agua agregando pequeñas cantidades y removiendo hasta encontrar el punto deseado.


Una vez lista la salsa pasamos a preparar la ensalada en sí. Calentamos un poco de aceite en una sartén y salteamos los dados de pechuga de pollo hasta que estén dorados.

En la misma sartén, añadimos y calentamos más aceite y doramos los dados de pan. Hay que tener cuidado de no quemarlos por lo que conviene remover constantemente y ajustar el fuego a medio-alto.

Lavamos y secamos bien las hojas de lechuga, las troceamos y las mezclamos con la salsa César.

A continuación agregamos el pollo y los dados de pan. Rellenamos los cuatro cestillos con esta mezcla y repartimos sobre ellos las lascas de queso Parmesano.

Servimos con algo de salsa sobrante por si entre nuestros comensales hay alguien que guste mucho de su sabor y quiera ajustar el punto.

16 comentarios :

  1. Carmen, estoy más que segura de que en la República Independiente de tu Casa se oyen muchas más alabanzas que un sencillo "Qué rico" porque a las claras se ve que lo que haces pinta bien bueno, y porque quienes hemos probado alguna de tus recetas lo podemos confirmar.

    Esta receta me lleva atrás en el tiempo a uno de mis primeros trabajos. Tuve un compañero que vivió durante unos años en Estados Unidos y solo faltó que me dijera el nombre de esta ensalada y sus ingredientes para buscar la receta completa. Por aquel entonces internet casi iba a pedales, porque tiraba de router y el tiempo que costaba que se abriera una página era para buscar asiento y esperar tranquilamente. Eso sí, lo más extraño de todo fue encontrar la relación entre el nombre y la ensalada, porque a mi "César" solo me recordaba al emperador romano. Relaciones con sentido o sin él, esta ensalada es una de las que más gustan en mi casa también.

    Esta es una de esas ensaladas que una puede encontrar en los restaurantes americanos. Muchas veces pico para ver si doy con una que merezca la pena. Pero al final siempre acabo quedándome con la que hago en casa. Imagino que a todos nos pasa con muchas recetas, y es que como lo hecho en casa, incluso la salsa, no hay nada.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. La César es una de mis ensaladas favoritas, sencilla y deliciosa como la que nos traes hoy servida de una forma original (yo suelo servir así la ensalada de col)
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota de la salsa, en mi casa la preparamos mucho pero compro la salsa hecha, me queda pendiente hacerla toda casera :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Qué rica! Es que es lo único que apetece en esta época, ensaladitas y la César no falla. Las tortillas las uso yo así y quedan geniales para servir. Un beso guapa.
    Monie

    ResponderEliminar
  5. Coincido a pleno con el comentario de Yolanda, Qué bueno que esta ensalada triunfara en tu casa, Carmen.
    ¡Cada día me gusta más la estética de tus fotos! Tan tono con el diseño general del blog. Quizá un día de estos finamente te consulte al respecto. Cariños, linda.

    ResponderEliminar
  6. Es mi ensalada favorita y lo será aun mas el día que la prepare en ese cuenco tan original jaja
    Besinos

    ResponderEliminar
  7. Me encanta esta ensalada y la presentaciòn que has hecho de tu versión es espectacular.
    Preciosa la ultima imagen difuminada.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Rica rica la cesar y si en casa ha gustado ya no hay excusa para no repetir una y otra vez. Me encanta la cesta!
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Me encanta la ensalada Cesar y nunca la preparo!!!!! hay que ser tonta!! jajaj, a partir de ahora haré tu receta, me gusta la idea de las canastillas hechas con las tortillitas, las fotos son preciosas, bss

    ResponderEliminar
  10. Qué rica y qué bien presentada!! No me extraña que no te hayan puesto ninguna pega... bueno, seguro que no te ponen pegas a nada que cocines, porque todo lo haces riquísimo y vistoso.
    besos

    ResponderEliminar
  11. Como me gusta tu propuesta! Me recuerda a la pizzalada de una empresa de pizzas a domicilio, pero en versión casera y auténtica. Quería yo probar de hacerla, así que tomo buena nota. Feliz verano! Petonets!!

    ResponderEliminar
  12. Jajajajaja los niños... Bueno, ya has dado con la ensalada. Claro que no me extraña, a base de aceite, anchoas... madre mía!
    Yo llevo tiempo buscando una receta de salsa césar un poco más ligera, pero reconozco que por más que pruebo... no hay nada como la original!
    Madre mía que rica, y presentada así... como van a decir que no?

    ResponderEliminar
  13. Maravillosa ensalada Cesar me encanta, enhorabuena sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  14. Es deliciosa!! Una de mis ensaladas favoritas, y la presentación que le has dado con el cesto ya es inmejorable!! Me encanta! :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Esto fue un éxito rotundo!! Gracias, Carmen.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)