23.1.14

Croquetas líquidas [cambiando la forma de cocinar]

Hace unas semanas conocí a Gloria Lorenzi, una estudiante italiana de Periodismo y Mass Media que reside en el Reino Unido.

Gloria, otra apasionada por la cocina, está realizando un proyecto como parte de sus estudios y me ha pedido que le ceda este rinconcito por un día para poder publicar un artículo que le ayude a mejorar su portfolio. A mi me ha parecido una idea estupenda y el contenido de su artículo la mar de interesante. Creo que le va de maravilla a la receta que lo sigue porque, precisamente, va de eso: de cambiar la forma de cocinar y de actualizar nuestro enfoque.

La receta, unas croquetas líquidas para caerse de espaldas de la impresión, la podéis leer más abajo. Pero antes de meterme con ello, querida Gloria, este espacio es todo tuyo. Adelante :)
                                                                                                                                                                  

Mujeres Smart - La tecnología que cambia la forma de cocinar

La tecnología ha llegado ya también a nuestras cocinas. Hoy en día existen una gran variedad de aparatos interesantes y originales para todas las amantes de la cocina que no quieren renunciar a su tablet o smartphone mientras cocinan.

Un ejemplo de estos interesantes aparatos es iGrill, que te permite saber exactamente si tu carne está cruda, en su punto o muy hecha. Es tan sencillo como insertar la probeta de iGrill en la carne y dejar que esta tome la temperatura. El termómetro te avisará cuando la carne está en el punto idóneo para sacarla y disfrutarla. Otro ejemplo es SmartPan, una sartén inteligente con un microchip colocado en el mango que te permite ajustar la temperatura y activar un temporizador para freír tus alimentos a la perfección.

También encontramos la novedosa Chefpad, una tablet para los amantes de cocina, con numerosas apps que contienen todo tipo de información culinaria dividida por categorías así como recetas, bebidas, compras, programas de televisión de cocina y más. Por lo tanto, la Chefpad te ayudará tanto si estas buscando ideas para una comida, un buen vino, una dieta equilibrada o simplemente un smoothie.



LG DIOS Smart Fridge es una nevera inteligente e innovadora, ya que está dotada con pantalla táctil y conexión WIFI y mediante su aplicación Smart Access, nos enviará mensajes a nuestra tablet o smartphone con los alimentos que están a punto de caducarse o agotarse. Además, también nos sugiere recetas de cocina según la comida disponible en la nevera y nos informa de las condiciones meteorológicas. Actualmente, el precio de estas neveras inteligentes ronda los 2.500 euros.

Además de estos aparatos tan interesantes, si eres un apasionado de cocina, en tu tablet o smartphone no pueden faltar las apps de recetas. Son super sencillas de usar y contienen miles de recetas para satisfacer todo tipo de paladares. Una de las más populares es Canal Cocina, que ofrece la posibilidad de consultar más de 21.000 recetas, guardar nuestros platos favoritos, seleccionar recetas según el tipo de cocina que andemos buscando (light, de autor, por países), además de compartir nuestras propias creaciones.

Otra de ellas es Epicurious, que ya cuenta con más de cinco millones de descargas y contiene mas de 30.000 recetas. Epicurious te permite crear listas de la compra, compartirlas por email, Facebook o Twitter, guardas nuestras propias elaboraciones y obtener la información nutricional de todos los platos que preparemos. Además está disponible en ocho idiomas. 

Finalmente, si te encanta la cocina y querrías usar todos estos aparatos pero tienes miedo a estropear tu tablet o smartphone, Chef Sleeve te da la solución. Chef Sleeve protege las tablets y los smartphones ya que es resistente al agua. Son bolsitas completamente herméticas y reusables que vienen en un pack de 25. Al ser sensibles al tacto, nos permiten usar nuestras tablets y todos estos innovadores dispositivos para ver vídeos de cocina, recetas y tutoriales sin tener miedo a mancharlos.

En resumen, digámoslo: cocinar como hacían nuestras abuelas es sin duda muy romántico, pero hoy en día, con la ayuda de la tecnología, todo en la cocina se ha vuelto increíblemente fácil e inmediato. 

Gracias a Carmen, por dedicarme este espacio en Tía Alia Recetas.

Info sobre la autora:
Gloria Lorenzi es una estudiante italiana de Periodismo y Mass Media en la Westminster University de Londres. Es una apasionada de tecnología y le encantan los idiomas: dos intereses que intenta conciliar a menudo en sus artículos. Ha elegido el Reino Unido para perseguir su objetivo de llegar a ser un día periodista.
                                                                                                                                                                  

Gracias a Gloria por compartir sus conocimientos con nosotros y, ahora si, vamos a por esas croquetas líquidas. Listos?


Necesitamos (para unas 26-28 croquetas)
  • 8 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 1 cebolla, cortada en brunoise
  • 1 cucharada de harina, colmada
  • 500 ml de caldo de pollo
  • 100 ml de nata líquida
  • 100 grs de queso cheddar (o cualquier otro que funda bien), cortado en daditos
  • 9 grs de gelatina neutra en polvo
  • Sal

Para envolver y freír
  • Harina de trigo
  • 2 huevos,batdos
  • Pan rallado
  • Abundante aceite de oliva suave


Preparación

Calentamos el aceite y pochamos en el la cebolla, a fuego muy lento (que no se dore).

Añadimos la harina y rehogamos durante un par de minutos sin parar de remover.

Añadimos el caldo de pollo, la nata líquida y el queso. Removemos a fuego suave hasta que espese procurando que la mezcla no llegue a hervir. Retiramos del fuego y ajustamos el punto de sal si fuera necesario (el queso es muy salado por lo que es posible que no necesitemos añadir mucha sal).

Añadimos la gelatina en polvo y removemos con unas varillas para asegurarnos que no quedan grumos. SI fuera necesario, pasamos por la batidora eléctrica.

Vertemos la mezcla en un molde cuadrado y plano, procurando que su tamaño nos permita obtener una masa de 1 cm de profundidad (yo utilicé uno de 20 x 20 cms).

Dejamos templar la masa antes de introducirla en la nevera, donde habrá de reposar 24 horas.


Transcurrido el tiempo de enfriado y cuajado, retiramos la masa de la nevera y cortamos en cuadrados de 2 cms de lado.

No debemos hacer los cuadraditos más grandes ya que estas croquetas han de comerse de un bocado. Al ser líquidas en su interior, si las mordemos nos caerá encima su relleno. Podemos ver en las fotos cómo se desparrama el relleno sobre el plato al cortar las croquetas por la mitad. Así que, si queremos evitar manchas, es conveniente hacerlas pequeñas. 

Rebozamos cada cuadradito en harina, huevo y pan rallado. Repetimos la operación dándole a cada croqueta una capa doble de rebozado. Es importantísimo que no quede nada sin cubrir para que, al freír las croquetas, no se nos salga el relleno.

Una vez envueltas todas las croquetas, las dejamos reposar en la nevera unos 30 minutos.

Calentamos abundante aceite en un cacito (a un máximo de 180 ºC) y freímos las croquetas. Cuando esté doradas, las retiramos del aceite y dejamos reposar sobre una fuente con papel absorbente.

Esperar unos 5 minutos antes de servir y...a disfrutar :)


Fuente: "Sferificaciones y macarrones" de Claudi Mans (editorial Ariel), con variaciones propias

46 comentarios :

  1. Qué pasada de croquetas!! Se ven ricas, ricas. Bss.

    ResponderEliminar
  2. Me gustan mucho las croquetas y las hago de muchos sabores pero estas son sorprendentes y seguro que muy ricas.besinos

    ResponderEliminar
  3. Ufff estupendas Carmen¡¡¡ Ya se que es prontito pero ahora mismo me tomaba un par de ellas. Me resultan además tan especiales, tienen que ser la "comidilla" de la reunión de seguro. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  4. Arfs que buena pinta... me han encantado...

    Dos cositas, muy interesante el artículo de Gloria, pero como me líe a tener tanto cacharro me echan de casa :D y otra cosita... no sé si lo habrás visto, pero desde hace un par de posts o tres, noto que tu blog solapa letras y palabras, no sé que le pasa al diseño... lo veo desde Chrome, por si te sirve de orientación para que mires que le pasa... de hecho te voy a hacer un pantallazo y te lo mando por mail y así lo ves

    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  5. Ley de Murphy: he actualizado la pantalla para hacer la captura y ahora se ha expandido todo... bueno si me vuelve a ocurrir te mandaré el pantallazo!

    ResponderEliminar
  6. Jo, que croquetas... sin palabras me has dejado.
    El artículo está bien, y seguro que tarde o temprano acabamos con toda esa tecnología en nuestras cocinas, de hecho mi portatil, cada vez se pasa más rato en la cocina... pero eso de los chips que te avisan cuando ya está listo el asunto.... a mi me da mucha pereza. Vamos a olvidarnos de nuestros sentidos, el olfato el más importante desde mi punto de vista, para cocinar??? y los recetarios, y los libros.... Espero no perder todo eso XD!!

    ResponderEliminar
  7. Uy con lo que me gustan a mí las croquetas... Estas tienen una pinta!!!! Habrá que probarlas.
    Un beso y feliz día

    ResponderEliminar
  8. Me encantan Carmen, con lo croquet era que soy yo. Me parecen un aperitivo genial. Y el artículo muy interesante y mira qué maja eres cediendo tu espacio, da gusto contigo. Un beso. Monie

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante el artículo de Gloria, seguiré leyendo todo aquello que nos quiera contar, pero es que me he quedado petrificado con estas croquetas Carmen! Con lo fan que soy yo de las croquetas, éstas van a caer en breve, seguro!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Simplemente una delicia!!

    Sabes si se pueden congelar como las croquetas normales??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepi, no he probado a congelarlas pero me da que no tienen problema. Si lo pruebo alguna vez te aviso. Aunque para que eso ocurra tendrían que sobrar y eso, en mi casa, es un imposible...jajaja

      Eliminar
    2. Carme yo pienso igual que tú, creo que no tendrian ningún problema en congelarse..
      y quizás tampoco me sobren, mi hijo es un devorador de croquetas...
      Pienso hacerlas, se ven tan ricas!!

      Saludos y gracias por la respuesta

      Eliminar
    3. Sin duda, ni he hecho las croquetas, y ni obviamente, las he congelado. Pero por lo que sé, la gelatina no congela bien. Desprende agua, lo cual no creo que sea nada bueno para este tipo de elaboración.

      Besos.

      Eliminar
  11. Carmen me dejas anonadada y me ha encantado la idea, así que ahora mismo me la llevo y te aseguro que es lo primero que voy a hacer en cuanto pasemos la dieta, absolutamente geniales! Gracias! Besitos!
    Glo de COCINAR CON AMIGOS

    ResponderEliminar
  12. ¡¡¡Hooola Carmen!!!! Me ha parecido muy interesante tu entrada de hoy, de todo sin dudarlo ni un segundo me quedaría con la nevera solucionaría de un plumazo las discusiones que tengo con mi hijo sobre la necesidad de hacerme una base de datos con las fechas de caducidad, entradas y salidas de todos los productos que tengo en la nevera, casi tendría que escribir, según él un procedimiento con todo ello (me niego a trasladar el trabajo a mi cocina, bastante tengo ya en el laboratorio). Otra cosa que me ha gustado han sido las bolsas para el IPad, si no resultan caras podrían estar bien. En cuanto a las croquetas me parecen buenísimas a mí que me gustan muy blandas creo que probaré a hacerlas en las próximas que prepare. UN beso

    ResponderEliminar
  13. Muero de amor por estas croquetas, soy una apasionada de ellas, y casi siempre cuando decides comerlas fuera de casa, te encuentras verdaderos mazacotes de pasta, las cuáles podrían servir perfectamente como munición para el ejército.

    Carmen que maravilla de croquetas, estas quiero hacerlas yo y comerlas sin parar, de una asentada, como si fueran pipas, jejejeje.

    Besotes y gracias !!!

    El artículo de Gloria muy interesante , a la vez que muy "triste"porque muestra lo ENGANCHADOS que estamos a las tecnologías, imagina que hubiera un apagón mundial, nos daba un patatús. ¿no crees?

    Besotes

    ResponderEliminar
  14. Hola Carmen!! que bueno el artículo de Gloria, hay cosas que no conocía... Estas croquetas si las conocía, en uno de los libros del bulli vienen, y nosotros las probamos de mano de una cocinera que estuvo allí y abrió un restaurante en Málaga, son una pasada. Te cuento un truqui?? antes de rebozarlas envolverlas en pasta fresca muy muy muy muy fina, así no se escapa ná.

    Yo como soy lo peor con las croquetas, ni estas ni las otras... se lo dejo a mi madre o al croquetero de la casa jejeje

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Conozco el truco de la pasta brick con la que envolver las croquetas antes de rebozarlas. De hecho lo probé con este mismo lote de las fotos pero no me gustó y opté por el doble rebozado. Si se hace bien no se sale el relleno y queda menos mazacote que con la brick. Pruébalas, no te arrepentirás.

      Bss

      Eliminar
  15. con lo que me gustan las croquetas, estas se ven divinas! bicos

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué maravilla!! Yo suelo hacerlas muy líquidas envolviendo la masa casi congelada!) pero la idea de la gelatina me gusta más, es más cómoda. Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Que buenassss!!! estas tengo que probarlas porque me han encantado. Cuanta tecnología dios mío por una parte nos facilita muchísimo las cosas pero por otra pierden un poco el encanto.
    Un biquiño Carmen.

    ResponderEliminar
  18. Fantástica receta ¡me encanta!!

    ResponderEliminar
  19. Geniales estas croquetas Carmen, pero me queda una duda ¿que consistencia deben tener antes de echarle la gelatina y meterlo en la nevera? una bechamel muy líquida no?
    Nieves

    ResponderEliminar
  20. interesante articulo de Gloria ponernos al dia siempre viene bien.Unas croquetas liquidas divinas¡¡
    bss

    ResponderEliminar
  21. Qué maravilla!!!!! La verdad, llevo mucho tiempo queriendo hacer esta receta en casa así que ahora ya no tengo excusa! Las probé en un restaurante famoso por sus croquetas líquidas y me quedé totalmente enamorada de su textura.
    Las tuyas han quedado perfectas! Qué ganas de probar alguna!!!
    Me anoto la receta...la probaré en cuanto antes!!! Un beso
    Besos!

    ResponderEliminar
  22. Alguien me había comentado algo sobre unas croquetas líquidas pero pensé que era broma, porque me parecían imposibles. Ahora me estudiaré en serio este post y a ver que me sale.
    Besinos

    ResponderEliminar
  23. Que originales!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Espectaculares, que buena idea Carmen!! Tomo nota!
    besos

    ResponderEliminar
  25. Carmen:
    Estupenda idea y original, me la apunto para hacerla un día.
    Por cierto Claudi Mans fue compañero mio durante la carrera de química.
    Saludos
    José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep, qué alegría encontrarte por aquí haciendo croquetas...
      La foto de las croquetas de la autora del blog es sensacional. Le han quedado mucho mejor que a mí.

      Eliminar
  26. Las nuevas tecnologías están muy bien para algunas cosas, pero para otras mejor que no existieran. Me encantan tus croquetas, me gusta hacerlas blanditas y estas líquidas tienen que ser la bomba de ricas! Un besiño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Evelyn, efectivamente son la bomba y no sólo por lo ricas que están sino porque, literalmente, explotan en la boca...igual que las bombas! Una descripción de lo más acertada la tuya :)

      Bss

      Eliminar
  27. Con lo croquetera que soy yo, estas las tengo que probar!!! Menuda recetaza, la verdad es que nunca había probado unas croquetas líquidas, pero ya va siendo hora. Interesantes algunas de las propuestas de Gloria...

    ResponderEliminar
  28. Me encantan las croquetas líquidas, las tuyas tienen una pinta exquisita, prueba a rebozarlas con panko ya verás :)
    besos mil

    ResponderEliminar
  29. me han encantado tus croquetas "liquidas" me parecen muy sutiles, estupendas.
    un beso

    ResponderEliminar
  30. Qué croquetas más buenas!, no las he probado nunca líquidas, las veo en la foto y me dan ganas de robarte unas cuantas!!

    ResponderEliminar
  31. Brutal la receta..ya la tengo preparada para hacer un día de estos! Ah...y me ha encanatado el artículop de Evelyn..nos va como anillo al dedo!
    Gracias por comaprtir guapa!!!
    Gemma de Food&Cakes by GB

    ResponderEliminar
  32. Deliciosas Carmen, me han encantado, bssss

    ResponderEliminar
  33. Eres la "madre de las croquetas", Carmen!
    Imprimo la receta y me la llevo YA!!!
    Gracias por traernos a Gloria. Muy interesante su artículo. Tomé nota y voy a buscar el Smart Pan y a bajarme la aplicación "Chefpad" que no la tenía. Eres un crack, siempre innovando!!!
    Besss y buen fin de semana!
    IDania

    ResponderEliminar
  34. Me ha parecido muy interesante el artículo de Gloria, aunque yo en eso de las tecnologías nuevas voy muy atrasada. Me niego a pasar por el aro de tenerlo todo hiper-mega-robotizado, por decirlod e alguna forma.
    Tus croquetas me parecen súper originales y ricas. Tomo nota porque me han dejado con las ganas de hacerlas :)
    besos

    p.d.: por cierto, he publicado en el blog una de las recetas de vuestro e-book de pasta ;)

    ResponderEliminar
  35. Compartir es siempre bonito, gracias por estas recetas. Besitos.

    ResponderEliminar
  36. Carmen,
    La primera vez que comí unas croquetas líquidas fué en el Bulli y te puedo decir que fue una experiencia inolvidable. Gracias por compartirlas.
    Nani

    ResponderEliminar
  37. Bueno, ¿cómo vamos con las levitaciones? ¿Has descendido a tierra? ¿O aún sigues pululando por las alturas? Imagino que se habrá pasado el efecto, je je, y si no, ya se habrá encargado alguien de darte un toque para bajar a tierra, que es donde debes estar para seguir deleitándonos con esta cocina 2.0., y menuda receta, señora; de lo más innovador que he visto jamás en tu blog :)

    Yo, estoy deseando que llegue el día de poder experimentar esa explosión que prometen estas croquetas en la boca. He comido huevas de salmón y sientes la suavidad la pequeña explosión que realizan en tu boca. Así que lo que una pueda experimentar con estas croquetas es a lo grande.

    Sobre lo que nos cuenta Claudi, la cocina tradicional es de lo más romántica, bien cierto es, pero los artilugios de los que nos habla no están reñidos en absoluto con la cocina tradicional. ¡Cuántas recetas de toda la vida pueden salir de estos artilugios, porque al fin y al cabo, ellos son medios de transmisión de información. Me ha parecido muy interesante el iGrill, porque calcular el punto a la carne, especialmente a una buena porción de carne no es fácil si queremos satisfacer a nuestros comensales. O el Smart Fridge de LG, porque anda que no nos llevamos a veces sorpresas cuando vamos a hacer revista a lo que tenemos guardado en muebles y nevera y vemos que hay productos caducados. Aunque claro, esa revista que hace el frigorífico se hará partiendo de unos datos que uno debe haber introducido previamente. Sería ya la pera que mandara una lista de la compra al súper, porque anda que no lleva tiempo hacer la compra … ¡uff!

    Mañana lunes, uff, pero semana un poquito más cortita que otras, eeeeh. Seguro que tú la empiezas animosa y a tope.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón por la confusión, pero donde dije "Claudi" quise decir "Gloria". A cada uno, lo suyo.

      Besos

      Eliminar
  38. Mmmm ¡¡que receton Carmen!!. Me la guardo para probar porque soy muy croquetera. Es de los pastelillos salados que mas me gustan. Alguna vez habia comido en alguna boda pero nunca se me habia ocurrido si quiera intentar buscar la receta. Me encanta y me la mando a imprimir yaaaaa

    Un beso

    ResponderEliminar
  39. Todavía no me he atrevido nunca con unas croquetas líquidas. Ya me quedé con ganas el año pasado cuando se lo ví a Marga, de la Cocina de las Casinas. Me parecen un lujo absoluto.
    Pero todavía tengo que recuperarme de los huevos rebozados y fritos de Tía Alia antes de meterme en más rebozados líquidos.
    Un besazo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)