11.10.13

Macarrones "de la abuela Pepa"


Cuando Yolanda y yo decidimos qué tipo de pasta iba a ser el protagonista de nuestro reto mensual y los macarrones resultaron elegidos tuve clarísimo que este plato sería el "rey del día": los macarrones de la abuela Pepa.

Pepa es mi madre. Una mujer poco amante de la cocina que sólo se enfunda el delantal por necesidad pero que no disfruta con ello (el gen cocinillas de mi familia se la saltó clarísimamente). Sin embargo, y a pesar de no ser aficionada a cocinar, tiene su maña entre fogones y hay platos que los borda. Este es uno de ellos y el que sus nietos piden cuando ella pregunta que qué querrían comer cuando vamos a su casa.


Sencillo hasta decir basta pero cremoso, de suave textura y potente sabor, los macarrones de la abuela Pepa son un clásico en mi familia y un éxito asegurado.

Consciente de que no estoy descubriendo la pólvora, mi aportación al reto de este mes es un clásico que espero disfrutéis igualmente. Porque no siempre vamos a andar inventando o innovando ¿no?


Necesitamos (para 4 personas)



Preparación

Pre-calentamos el horno a 180 ºC (arriba y abajo, horno tradicional).

Hervimos la pasta siguiendo las indicaciones del fabricante, pero le restamos 3 minutos al tiempo de cocción. Queremos que que quede un poco dura porque remataremos su cocción en el horno.

Escurrimos la pasta y la mezclamos con la salsa bechamel (si escoges mi receta para elaborarla, usa 900 ml de leche en lugar de 600 ml y así conseguirás el espesor ligero que necesitamos para esta receta) y la salsa boloñesa. Removemos hasta integrar todos los ingredientes.

Vertemos en una fuente apta para horno, espolvoreamos con queso rallado e introducimos en la posición central del horno durante 30 minutos o hasta que el queso comience a dorarse.

Retiramos del horno y dejamos reposar 10-15 minutos antes de servir y...¡a disfrutar!

34 comentarios :

  1. Esta receta de macarrones es una pasada; hace tiempo que no la hago pero creo que la semana que viene va a caer! xD

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  2. no descubres la polvora pero es una receta que siempre triunfa y que gusta a todos en casa, viene bien recordarla de vez en cuando para poder disfrutarla! bicos

    ResponderEliminar
  3. Se parece muchísimo a unos macarrones que prepara mi santa madre.
    Que, por cierto, es otra de esas madres que aprendió a cocinar cuando se casó porque nunca nunca le gustó nada, y aunque a fuerza de practicar le salen unos platos buenísimos para ella sigue siendo la tarea doméstica que menos aprecia.
    Pero para eso estamos las hijas, ¡para recuperar el gen cocinillas!

    ResponderEliminar
  4. Carmen, estas recetas son las buenas de verdad, las que hemos venido a compartir.
    Si han pasado de generación en generación, si son parte del patrimonio comilón de nuestra familia, no es por casualidad, sino porque están muy buenas, son lo bastante sencillas como para aprenderlas razonablemente bien, y cotidianas, para no tener que irte al mercado de Sonoma a comprar algún ingrediente.
    Esas, son las buenas.
    Porque sinceramente, si cada vez que comemos a diario tengo que deconstruir tortillas o esferificar una velouté, yo me paso a las pizzas a domicilio :)

    ResponderEliminar
  5. Los mejores recuerdos gastronómicos que tengo son los de mi abuela y el olor de su cocina, yo no he podido conseguir el mismo resultado empleando los mismos ingredientes. No me extraña que estos macarrones sean un éxito rotundo entre los nietos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Qué tendrán los macarrones con queso de las madres que son tan especiales!! No conozco a nadie que diga que no a este plato. Un besazo. Monie >_<

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, me parto con lo del gen cocinillas se le saltó! ;) son geniales esos macarrones! da igual que no descubramos la pólvora, no? el otro día lo hablaba en el encuentro galletero que no se nos puede olvidar que mucha gente que nos lee no sabe ni preparar una tortilla francesa.

    A mí me encanta ver éste tipo de recetas también en vuestros blogs.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Una receta riquísima, si a veces las cosas más sencillas y de toda la vida son las más ricas :o)
    Y seguro que nunca sobra cuando prepara estos macarrones, ¿verdad?
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  9. Es verdad que no es un descubrimiento pero... ¡Están tan ricos! Buen fin de semana y bess.

    ResponderEliminar
  10. Carmen la pólvora no la descubres, pero porque ya esta descubierta hace mucho que si no................
    De vez en cuando. es más muy frecuentemente hacemos en casa platos tradicionales de los de toda la vida, chica que pereza estar todos los días innovando y con la cámara la hombro, aunque tus macarrones o los de Pepa, si que merecían foto y publicación, estoy segura de que hay mucha gente que no sabe hacer unos macarrones bien elaborados.
    Bss.

    ResponderEliminar
  11. Qué pintaza tienen los macarrones de la abuela Pepa, no nos extraña que tengan mucho éxito.

    Una receta tradicional que en casa, sobre todo a las peques, encanta, estaríamos todos los días comiendo un plato así, gracias Carmen,

    besos

    ResponderEliminar
  12. Qué rico, Carmen. A mis hijos también les gusta este modo de presentar la pasta. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Se ven espectaculares! Estas recetas de las abuelas son las mejores! Yo el otro día también subí al blog nuestra receta familiar de macarrones :) Para no gustarle cocinar, este plato tiene que ser, olé! Me la anoto :P

    Un beso guapísima!

    ResponderEliminar
  14. En mi familia se debió saltar muchas generaciones, porque ni mi abuela ni mi madre son cocinillas. Mi madre directamente dice que odia cocinar!! Los macarrones de tu madre me encantan, son de mis favoritos. Un besiño, buen finde.

    ResponderEliminar
  15. ay si, están riquísimos di que si, a mi es una de las maneras de comer macarrones que más me gusta

    ResponderEliminar
  16. Como me gustan así los macarrones, te han quedado perfectos.

    Besicos.

    ResponderEliminar
  17. Hola!
    Es lo que tienen las madres, recurren a los clásicos y siempre aciertan, Instauran los macarrones como el plato favorito de la infancia!
    Besos
    Marisa

    ResponderEliminar
  18. con estas salsas, como no puede estar buenoo!! que rico plato

    ResponderEliminar
  19. Carmen no hay porque quebrarse la cabeza en cada una de las recetas que elaboramos , esta así tal cuál es maravillosa, me encanta la pasta con bechamel y gratinada al horno, mi mami también los hace deliciosos, y yo (pecando de modestia) tampoco los hago mal, a mi niña le gustan mucha y a sus amigas también, siempre que viene alguna a casa me pide que se los prepare para comer.

    Sólo tengo un "problemón" jajaja, y es que cuando hago pasta (sea cual sea) la hago para todo el edificio no se calcular la cantidad de pasta que he de echar.

    Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  20. Pero como no va a tener éxito este plato!. Muchas veces nos ponemos manos a la obra con recetas superelaboradas, tuneadas, con ingredientes exóticos, siii, que cuando te piden la receta les metes un vacile con una sal del "puturrú" y una pimienta de "fuá", pero al final nos ponen una plato de estos y caemos rendidas, los jugos gástricos empiezan a actuar y parecemos pacientes del Dr Paulov. Tu madre no tenddrá genes cocineros pero.... igual sí! una gran receta. Un besín!

    ResponderEliminar
  21. Yo no sé quién alucinará más: si tu madre por leer cómo ensalzas esta receta que se ha convertido en un clásico de renombre entre los tuyos cuando van a ver a la abuela Pepa, o yo por comprobar una vez más que aunque quepa duda a quienes nos leen de que podamos acordar bastante más que el tipo de pasta a elegir a la hora de presentarnos a este reto que compartirmos tú y yo.

    Por lo que sé que no voy a alucinar es por pensar en lo sabrosa y cremosa que ha de resultar esta receta. Es tan parecida a la que yo he presentado este mes, que se me hace bien fácil imaginarme lo que gustaría en mi casa de hacerla. Porque vaya que sí que esta receta cae. Después de asegurarnos que esa salsa boloñesa era la mejor que habías probado hasta ahora, como para poner en duda que esta receta de pasta no pueda gustar.

    Y ahora voy yo y digo: felicita a mi madre de tu parte ;))

    Ja ja ja

    Disfruta del finde!! Un besazo!!

    ResponderEliminar
  22. Yo que adoro la pasta entre Yolanda y tú van a hacerme caer cada mes....esa bechamel es un sueño Carmen!!

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  23. Hola Carmen,
    Me has recordado unos macarrones que comí en un crucero por las Islas Griegas hace tiempo y que me sorprendieron mucho. Veo que la receta era algo así. Seguro que habéis disfrutado de ellos....yo ahora estoy con la tripilla mal pero seguro que unos pocos me vendrían bien para recuperarme y espero haberlo hecho antes del viaje a Barcelona...ya me irás contando porque no sé si hay que pagar antes la comida, allí, o cualquier otro gasto que vayamos a efectuar. Cuéntame cuando tengas un ratillo.
    Bss y buen finde.
    Mar

    ResponderEliminar
  24. está vea mejor
    gracias por compartir

    ResponderEliminar
  25. Es que no hay nada como los platos de las madres :) muy rica la combinación de boloñesa y bechamel!

    ResponderEliminar
  26. Carmen, te digo lo mismo que a Yolanda. Se me había olvidado la bechamel de los platos de pasta. Las dos me habéis recordado este tipo de macarrones que hacía mi madre cuando éramos pequeños. Está genial. Besitos.

    ResponderEliminar
  27. ¿Una lasaña de macarrones? Me encanta!!! Qué buena, no me extraña que sea el plato favorito de tus hijos, jeje! Será el de todos!! :-)
    Me gusta vuestro reto, eh, os salí todos los meses, qué rico todo!!
    Un beso grande, Carmen, feliz finde!!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  28. Una vez más guardando recetas, hay que ver lo que olvidamos con el tiempo, yo estoy como Yolanda y Elena, la bechamel, claro!! mi madre dejó de hacer macarrones para nosotros desde hace mucho, ahora dice que no se complica y no le apetece entrar en la cocina, que ya la tiene muy vista. Muy buena receta, guapa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  29. Fundamental en la dieta de todo nieto q se precie....los macarrones de la abuela!! Yo todavia me acuerdo de los de la mía... :-)
    Muy ricos....besikos

    ResponderEliminar
  30. Que ricos madre mia, que tienen los macarrones que gustan a todo el mundo (sobretodo a los peques). Con beschamel y tomate no probe nunca, yo los suelo hacer con crema de leche pero estos los pienso probar en futuras ocasiones :)
    Besinesssss guapa

    ResponderEliminar
  31. Pues entonces le pasa como a mi madre, solo que la mía no prepara unos macarrones así de deliciosos, le tendré que pasar la receta a ver que me dice, jejejee riquísimos :)
    Un abrazo y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  32. esta abuela si que sabe, que ricos unos buenos macarrpnes y estos se llevan la palma! un beso

    ResponderEliminar
  33. Pues no descubriras la polvora pero la combinacion de boloñesa y bechamel solo la he comido en lasaña. ¡¡¡¡madre que ricos tienen que estar estos macarrones!!!: Felicitar a la Sra Pepa con su receta y darte las gracias a ti por compartirlos. Se la pienso hacer a mis niños, les encantará ;)

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  34. ahhhh, lo ves!!! Aquí estaba la salsa boloñesa, jajaja Yo creo que los macarrones de una madre, aunque no le guste cocinar, son los macarrones de una madre. Fijate que la mía solo los hace con tomate y mucha cebolla pochada, pero me saben!!! a gloria bendita. Así que no me extraña que los nietos reclamen este plato, que por otra parte me parece que tiene que estar delicioso con esa pedazo salsa boloñesa ;)

    besos. Paula

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)