11.9.13

Orecchiette con acelgas y limón


Día 11 del mes y aquí llego para cumplir con mi compromiso para con Cocido de sopa de publicar una receta de pasta.

Esta vez le ha llegado el turno a los orecchiette, una pasta de pequeño tamaño originaria de Apulia cuya forma recuerda a la de una oreja (de ahí su nombre ya que orecchiette en italiano significa "orejitas"). Cada orecchietta tiene unos 2 cm de tamaño, el aspecto de una pequeña cúpula blanca más fina por el centro que los bordes, y una superficie rugosa.


De entre las muchas salsas con las que se puede acompañar un plato de orecchiette, la más típica está cocinada con una base de grelos y, según lo que he podido averiguar, el libro de recetas italiano clásico "Il cucchiaio d'argento" sugiere que las orecchiette son ideales para las salsas de verdura.

Basándome en esa sugerencia, cociné yo mi salsa allá por principios de agosto, pocos días antes de irme de vacaciones, tirando de lo poco disponible que había en mi nevera y despensa cuando una anda en plena operación "vaciado de nevera" o "comamos lo que queda" o "no se hace más compra" o como la queramos llamar. Y ya se sabe que las neveras, en esas fechas, hacen eco de lo vacías que están. Bueno, pues con eso y con todo, el experimento salió rico, curioso también por eso del sabor cítrico combinado con pasta...pero rico.

Os cuento cómo lo hice.


Necesitamos (para 4 personas)
  • 225 grs de hojas de acelga congeladas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 1 cebolla, finamente picada
  • 100 ml de vino blanco
  • 100 ml de caldo de pollo
  • 2-4 cucharadas de zumo de limón (cantidad al gusto)
  • 200 ml de leche evaporada
  • 250 grs de orecchiette
  • Ralladura de limón, para servir


Preparación

Hervimos las acelgas a fuego lento en una cacerola con tapadera durante unos 20 minutos aproximadamente. Lo suficiente para que se descongelen y se cuezan un ratito. Picamos las acelgas con unas tijeras y las reservamos.

Pochamos la cebolla en el aceite, a fuego lento, hasta que se vuelva transparente y sin esperar a que comience a dorarse. Agregamos el vino y dejamos hervir a fuego fuerte hasta que se evapore.

A continuación añadimos las acelgas, removemos para que se mezclen bien y las regamos con el caldo de pollo y el zumo de limón. Salpimentamos al gusto y cocemos durante 10 minutos a fuego suave, contando desde el momento en que empiezan a hervir.

Por último añadimos la leche evaporada y terminamos la salsa dejando que esta se incorpore al resto de ingredientes durante, aproximadamente, otros 10 minutos. Ajustamos el punto de espesor de la salsa a nuestro gusto dejando que hierva más o menos tiempo del indicado.


Hervimos los orecchiette en una cacerola con abundante agua salada siguiendo las indicaciones del fabricante (entre 12 y 15 minutos).

A la hora de servir, los he presentado en vasitos de vino y a capas: una base de salsa en el fondo, sobre esta unos orecchiette salseados y, por último, unos orecchiette sin salsa espolvoreados de ralladura de limón. Pero, si tenemos prisa, podemos mezclarlos con la salsa y servirlos con la ralladura de limón por encima.

De cualquier manera estarán ricos y sorprenderán por ese toque cítrico tan poco habitual en platos de pasta.

Si queréis ver el plato de pasta que ha preparado Yolanda, pinchad aquí. Yo no me lo pierdo :)

54 comentarios :

  1. qué monada de presentación, me encanta la receta, la pasta y cualquier verdura "congenian" fenomenal, bsss

    ResponderEliminar
  2. No soy mucho de acelgas pero visto así hay que reconocer que tiene muy buena pinta :P

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  3. vaya plato de pasta tan original ! la presentacion de diez, bicos

    ResponderEliminar
  4. mmmm, que buena alternativa para la pasta, verdad? otra idea que me llevo sin pensármelo!

    ResponderEliminar
  5. Oye ... ¿tienes gremlins en casa? Yo he mirado por todas partes, por si se hubiera colado alguno después de haber hecho la limpieza general y en mi ausencia durante las vacaciones. ¡Y no! ¡No hay ninguno! ¿Y por qué digo esto? Porque una vez más parece que la bombilla se nos ha iluminado con los mismos colores y hemos usado verduras y limón para teñir nuestra pasta. Esto también lo puede el verano, aunque en tu caso sea una receta de limpia de nevera sí o sí. Buscamos recetas de escasa implicación y que no carguen mucho el estómago, ¿verdad?

    Me ha encantado la presentación en vasitos. Casi que hasta de acuerdo a eso hubiera bautizado esta receta con otro nombre que haga honor a la presencia de la receta, ¡madre mía! Y en general, partiendo de los pocos recursos con los que contabas, te ha quedado un plato de pasta buenísimo.

    Un beso fuerte!!

    ResponderEliminar
  6. no lo conocia, asi q viendo las fotos me lo he copiado ara hacer si o si.

    ResponderEliminar
  7. No se que decir... o si... ¡Que me guardes una ración!

    ResponderEliminar
  8. Qué rico tiene que estar, dan ganas de coger un vasito. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  9. Con esta iniciativa vuestra de este proyecto de la pasta estoy conociendo muchos tipos que no había oido nunca... ahora me fijo mas en el estante de las pastas del super ;-)
    Esta semana cuando vaya a comprar buscaré estos, ¡¡orecchiette!!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  10. Me encantan las acelgas y asi no las he preparado nunca, tiene muy buena pinta asi que me quedo con la idea. Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Yo no soy muy de acelgas, pero mi padre siempre trae de mercabarna porque a él le gustan mucho y siempre se las acabo haciendo hervidas con patata, así que esta receta me va genial para variarle un poco la manera en que las come. Además, orecchiette tengo en casa :D

    ResponderEliminar
  12. Carmen vengo de visitar a Yolanda y te diré que las dos recetas me parecen geniales. Tu con acelgas que es una verdura económica y muy rica.
    La combinación con aromas a cítricos me parece un gran acierto, claro que lo más de lo más es la preciosa presentación que has elegido, muy elegante y mira para una tapa también podemos usar la pasta. Felicidades guapa te ha quedado de 10. Bss.

    ResponderEliminar
  13. Fantastica Carmen!
    un plato de pasta sencillo y lleno de sabor, ademas con verduras, que casi nunca las hacemos con ellas...se ve delicioso. un beso

    ResponderEliminar
  14. Carmen que curiosa receta nunca la he probado y tengo muchísima curiosidad y por lo que dices tiene que estar de vicio!

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Hola mi i!!!!!! me río por dentro con lo de vaciar la nevera antes de las vacaciones ;) creo que todas las madres somos iguales..yo me paso una semana aleccionando a los míos con ese rollo...aquí no tiramos nada, hay que vaciar el congelador no vaya a irse la luz...y blablabla :)
    Las orechiette son unas pastas que siempre me hacen sonreír por su lindo nombre y su preciosa forma...y si las probase con tu receta de vaciado de nevera me gustarian muuuucho...adoro las acelgas y con el toque de limón seguro que resultan frescas y veraniegas...aunque aqui ya sea más otoños que otra cosa :(
    Feliz miércoles mi i..besitos!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  16. Yo si he comido pasta con limón, pero nunca con acelgas, probaré esta forma de mezcla. Los orecchiette los suelo hacer con salsa de tomate espesa, por lo que probaré con esta ligera. Besos....>_<

    ResponderEliminar
  17. Te ha quedado muy bonita la presentación de la pasta :o)
    Me encanta el punto cítrico de la piel rallada de limón con la pasta y con grelos o acelgas, nunca he comido pasta y seguro que me gustará la combinación!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  18. Nunca he probado los orecchiette, y la verdad que tampoco la pasta con limón, me apunto la receta para hacerla...vaya mano que tienes. Besos

    ResponderEliminar
  19. No conocía esta curiosa pasta...a decir verdad el experimento nevera vacía tiene una pinta exquisita!!! Jajaja.
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
  20. Bueno, me tiene enamoradita tu receta, pienso que cocinamos poco con acelgas, las pobres son tan...¿sosas?, pero tu las has vestido de gala, que bien!, con ese limoncito y la pasta, tiene que ser realmente deliciosa.
    Un beso bonita y a por otro día 11

    ResponderEliminar
  21. Me acabo de quedar alucinada... pasta con acelgas!! Y la verdad es que tiene una pinta estupenda. Me lo apunto. Besos!

    ResponderEliminar
  22. Hola guapisima!!!ya estoy de vuelta y ponienome al día...jejejje. Me encanta la presentación de la pasta en vasitos. Y el limón ha de darle un toquecillo rico rico!!! Besitos

    ResponderEliminar
  23. Pues aun siendo la salsa una mezcla de restos de la nevera el plato tiene una pinta deliciosa!! No conocia ésta pasta pero me parece que tiene que estar riquisima y además es muy bonita!

    ResponderEliminar
  24. Vuelves con fuerza Carmen, me has dejado impresionada con este plato de pasta, pero tengo que confesarte que lo que de verdad me ha dejado con la boca abierta es la presentación, esa primera foto es increíble.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Oye, que comer las acelgas así , es trampa !!!.... Pero me apunto a eso
    Monísima esta presentación
    Un abrazo
    Lourdes ( el mito del sofrito )

    ResponderEliminar
  26. Uuuuuau! No habia visto nunca este tipo de pasta, pero me ha encantado!! Mmmm no me gustan las acelgas, pero creo que cocinadas de esta forma... tienen que estar buenas y todo!!! Que delicia guapa, me encanta la fotografia, que preciosidad! Que arte, ojalá aprenda yo tambien algun dia, un besito guapa

    ResponderEliminar
  27. menuda pintaza!! te quedo de cine y con una presentación asi esta de concurso una maravilla...Bessss

    ResponderEliminar
  28. Que buenísima también tu receta con acelgas, me ha encantado. Así como este tipo de pasta que no conocía, que graciosa es. Estoy conociendo un montón de tipos de pasta diferentes gracias a vosotras.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  29. Ugggg la nevera...q horror primero vaciala y luego ves corriendo al supermercado para llenarla otra vez...y yo encima la misma operacion en la segunda residencia...
    Me encanta vuestro reto...pq la pasta me encanta...la verdura no tanto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  30. una propuesta muy saludable y rica con las verduras y veo y creo que no soy el unico que gusta la presentacion en vaso¡¡
    bss

    ResponderEliminar
  31. Carmen, una pasta deliciosa, si, lo sé, no lo dudo, los sabores ideales, el color, y las orejitas que son de mi pasta favorita...pero hoy me enamoré perdidamente de tu fotografía ..es una belleza pura y dura!!!

    Besos mil preciosa.

    ResponderEliminar
  32. Cuando he visto tu entrada se me ha puesto una sonrisa de oreja a oreja al recordar el día que les hice a las mandarinas pasta con acelgas para que comieran éstas últimas y no hubo forma, grrr, seguro que si se las hubiera presentado en unos vasitos así tan cucas las hubieran comido sin rechistar.

    Yo debo ser muy rara porque las acelgas están dentro de mis platos favoritos :D éste plato de pasta lo deboraría en un minuto :O
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  33. Es que ni queriendo me sale a mí un plato tan rico en plan "limpia nevera" Carmen!
    Incluso llevando acelgas, que no son ni de lejos mi verdura favorita, has hecho una receta de pasta de lo más apetecible, y una presentación de lujo!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  34. Me encanta tu receta, muchas veces hago las acelgas hervidas, las pobres tienen fama de ser aburridas aunque con esta receta desmitificas la afirmación. Me parece que a partir de ahora tendrán más salida en casa. Enhorabuena por la presentación, apetecen mucho más.

    ResponderEliminar
  35. No tenía yo ni idea de esa pasta.
    EStoy descubriendo tantos platos con vosotras!
    Besazos.

    ResponderEliminar
  36. Eso sí q es aprovechar bien unos restos. La presentación me encanta!
    Un beso

    ResponderEliminar
  37. Qué bonitos tan chiquititos... y seguro que estaban buenísimos!!!
    besos

    ResponderEliminar
  38. Carmen, qué buenos!
    Esta pasta me gusta mucho y el resto de ingredientes también. Acelga con limón es curioso pero me atrae!
    Y el libro, ¿qué te voy a decir??? :-)
    Un beso grande,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  39. Cambio acelgas por atún, ja,ja. No yo (bueno también), sino a la otra parte del reto, limón y limón, pero que toque más rico deja el limón en los platos.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  40. Pobre acelgas!! En casa solo se toman con garbanzos o en tortilla.. y es que son un poco sosas, no?????
    Esta salida tuya me ha gustado mucho. Hay que dejar la nevera limpia..... aunque yo no suelo dejar el congelador vacio, cualquier día me encuentro con una muy desagradable sorpresa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  41. Aunque no me gustan las acelgas mucho, en este plato y con esa presentación me han encantado. Una gran novedad para mi, usar las acelgas o grelos para la pasta, pero viendo tus resultados, me ha encantado, además el aderezo que le has puesto, tiene que cambiar completamente el sabor de las acelgas, voy ahora mismo a ver la pasta de Yolanda, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  42. ahh, que bién! adoro las acelgas, que rico y con la acidez del limón, si señor, comer pasta pero con verde, ahora no hay escusa. Un beso

    ResponderEliminar
  43. Me ha encantado ver tu Receta de Orecchiette, puesto que he aprendido a hacerlas con mis tías en Italia, mi padre es de la Puglia y allí se comen muchísimo, me ha gustado muchísimo tu Receta :)

    Un saludo

    Taíni

    ResponderEliminar
  44. Ya se lo dije a Yolanda, yo con orecchiette no, que no sé donde comprarlas, pero con otra pasta me apunto a vuestras recetas, me encanta poder variar los cuatro platos que hacemos siempre! Me imagino tu momento nevera, yo a veces hago la multiplicación de los panes y los peces en vísperas de vacaciones. ;)

    ResponderEliminar
  45. Una combinación fabulosa Carmen. Lo que me gusta un buen plato de pasta, tan equilibrado y apetecible,mmm...Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  46. A mí me parece un plato delicioso, con una combinación de ingredientes estupenda.
    Lo malo es que a mi contrario las acelgas no le gustan nada, si no, lo hacía mañana mismo.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  47. Carmen que fotos mas majas .... estan diciendo "comeme". Gracias por visitarme, intento no perder contacto con la gente pero este verano me está superando. Espero que nos veamos pronto. Besitos

    ResponderEliminar
  48. Que plato de pasta tan delicioso Carmen!! Este reto qeu tenéis me da siempre un hambre que no veas, jejejee!! Un plato de pasta estupenda, me gusta un montón como te ha quedado!!!
    Un beso y voy a ponerme con tu reto!!!

    ResponderEliminar
  49. Hola Carmen! Se me evaporó el comentario que ya había escrito! te decía que me encantó tu salsa, estoy segura que será un éxito en casa, que tu logras sorprenderme también, besitos y un muy buen finde

    ResponderEliminar
  50. Qué hambre me acaba de entrar al ver tu propuesta!
    Feliz domingo guapa. Ya estamos de nuevo por aquí.
    Besos!

    ResponderEliminar
  51. Adoro estos platos de pasta que se salen de lo común y la presentación no podía ser más original! Los orechiette me encantan, lo malo es que son difíciles de encontrar..
    Que pases un feliz domingo Carmen :)
    Besos

    ResponderEliminar
  52. Te vas de vacaciones y tiras de ella, llegas y ya no pueden tirar de ella porque sólo hay agua jaja al menos en la mía. Esta pasta nos gusta y las verduras o con verduras a mi me encantan pero nunca se me hubiera ocurrido poner acelgas, que me gustan eh!!! besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  53. Muchas veces las mejores recetas salen fruto de la improvisación o del aprovechamiento!!! La pasta admite todo tipo de acompañamiento, estoy convencida que toda tu familia disfruto con estos orecchiette! Un beso

    ResponderEliminar
  54. Alguna vez he visto este tipo de pasta en las estanterias del super, pero nunca ha caido al carro porque no sabia como cocinarla, gracias a tu mi ni leccion ya no hay excusas.
    Ademas, en casa nos encantan las acelgas. Sin ir mas lejos hoy ha sido nuestro primer plato, asi quw estoy segura que tu plato nos encantara, maxime si recomiendas el toque citrico ;)

    Besos. Paula

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)