5.9.13

Jammie dodgers [receta tradicional británica]


Tras el descanso estival, retomo el ritmo de publicación con una receta tradicional británica: jammie dodgers. Unas suaves y exquisitas galletas que, desde que las descubrí hace ya unos cuantos años allá por tierras inglesas, me engancharon con tanta fuerza que no había noche en que no cayera un par de ellas después de la cena.

Aquellos eran los tiempos en que podía comer lo que quisiera sin que la báscula me regañara al día siguiente...qué lejos han quedado :(

Lamentablemente, ahora ni me puedo permitir esos excesos ni las encuentro en España con facilidad por lo que no las como tanto como antes. Sin embargo, cuando me tope con la receta hace ya unos meses, me faltó tiempo para anotarla y y hacerle un hueco en mi lista de recetas a preparar.



El resultado de las jammie dodgers es superior. Si las auténticas son ricas, estas las superan con creces. Así me lo confirmaron mis catadores oficiales quienes, al probarlas, comentaron "no podemos decir que estén deliciosas, no, es que están lo siguiente".

¿Queréis comprobarlo por vosotros mismos?


Necesitamos
  • 190 grs de harina de trigo
  • Una pizca de sal
  • 75 grs de azúcar glas
  • 125 grs de mantequilla (fría y en dados)
  • 1 yema de huevo "L"
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Mermelada de ciruelas rojas (frambuesa, fresa, frutos rojos, etc)
Además
  • 1 cortador redondo para galletas de unos 5.5 cms de diámetro
  • 1 cortador para galletas mini con forma de corazón

Preparación

Tamizamos la harina junto con la sal y el azúcar en un cuenco amplio. Añadimos los dados de mantequilla y trabajamos con las yemas de los dedos hasta integrarla y conseguir una mezcla parecida a migas de pan.

Batimos la yema y la esencia de vainilla y la incorporamos a la mezcla anterior. Amasamos hasta que todos los ingredientes se hayan integrado.

Hacemos dos bolas con la masa y las colocamos entre dos láminas de papel vegetal para, a continuación, extenderlas con un rodillo hasta obtener dos planchas de unos 5-6 mm de grosor.

Transferimos las planchas de masa a bandejas y las introducimos en la nevera donde las dejaremos reposar durante 30-40 minutos.

Transcurrido el tiempo de reposo, retiramos las bandejas de la nevera y cortamos la masa con nuestro cortador asegurándonos de obtener un número par de galletas. A la mitad de ellas, que serán las de la parte de arriba, les cortamos un corazón en el centro con el cortador mini.


Pre-calentamos el horno a 170 ºC (arriba y abajo, horno tradicional).

Colocamos las galletas de la base sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Hacemos lo mismo con el resto de galletas (las de los corazones).

Horneamos durante 12 minutos o hasta que estén cocidas pero no doradas.

Retiramos las bandejas y apagamos el horno.

Ponemos una cucharadita de mermelada en el centro de cada una de las galletas base y la extendemos suavemente sin legar a los extremos. Colocamos las galletas con los corazones sobre ellas e introducimos la bandeja en el horno apagado (a no más de 125-130 ºC) durante 8 minutos para que la mermelada se caliente ligeramente y pegue nuestras galletas.

Retiramos nuevamente las galletas del horno y dejamos reposar 5 minutos antes de transferirlas a una rejilla metálica para su enfriado final.

Notas:
  • Para que la masa nos quede uniforme y de igual grosor, lo ideal es utilizar un rodillo con guías, que es lo que yo hice. En caso de no disponer de el, podemos colocar dos palillos chinos (dos revistas iguales o similar) a ambos lados de la masa, reposar el rodillo sobre ellos y trabajar la masa.
  • La masa se calienta y reblandece con facilidad si preparamos estas galletas en verano por lo que es posible (y recomendable) que necesitéis enfriar las galletas una vez cortadas para que no se deformen.
  • No puedo confirmar cuánto tiempo duran porque la hornada que preparé voló en 24 horas, pero si que puedo decir que las probamos recién horneadas al final del día así como a la mañana siguiente y que estas últimas nos gustaron más a todos. No las guardé en lata, ni caja, ni tupper ni nada parecido. Simplemente las dejé en una bandeja con una red protectora para insectos.

Fuente de información: "River cottage baking: cakes and biscuits" - The Guardian

39 comentarios :

  1. Hola Carmen, en esta nueva etapa me he propuesto llegar a tus retos, te lo juro, me lo he propuesto e intentaré cumplirlos!! Porque siempre me quedo embobada con las recetas!! Y bueno que decirte de esta receta que has traido, nunca la habia visto, no conozco mucha la cocina britanica, la verdad, pero me han encantado, me apunto la receta y te aseguro que la hago! Se ve deliciosa! un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encantan este tipo de galletas, y si tus catadores las ponen por las nubes por algo será, así que me apunto tu receta :)

    Un saludo,
    Laura (Dieta para glotones)

    ResponderEliminar
  3. Desconocía la receta, pero estas galletas me encantan :P tienen muy buena pinta :D

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  4. Qué buena pinta tienen Carmen, se ven deliciosas!!! Qué placer para después de la cena...Maravillosas!!! Lo que me gusta galletear!!

    ResponderEliminar
  5. Unas galletas deliciosas y que bonitas, con ese corazoncito en el centro....

    ResponderEliminar
  6. con lo que lleva es imposible decir no,irresistibles,lastima que la bascula solo se me deja comer una jaja
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Anotadas!

    Llevo tiempo queriendo hacer galletas rellenas tipo linzer cookies. Estas me han llamado la atención y como tengo la receta a mano, pues ya me la quedo y las pruebo, que llevo dos días sin hornear galletas y eso no puede ser (vivo con el monstruo de las galletas, mi báscula no me riñe porque... no llego a ellas!)

    ResponderEliminar
  8. Bueno, bueno ... prepárate que aquí llega la monstrua de las galletas. Ja ja ja. Así que son estas aquellas galletas de las que me hablaste en una ocasión. Yo no recordaba el nombre y de haberlo sabido les hubiera hecho un hueco en mi maleta. Porque verlas, las vi en el súper en el que me empleé una hora enterita el último día recorriéndome cada pasillo y observando detenidamente cada uno de los productos en las estanterías. Al final me fui pensando en que podría estar resultando ser sospechosa de alguna trama poco honesta. Pero eso sí, el cesto de la compra no salió vacío :))

    Dejo los cerros de Úbeda para regresar a tus galletas. Es totalmente imposible que no me puedan gustar al ser la mantequilla gran protagonista. Y además, si tú dices que están buenas, me lo creo a pies juntillas.

    Y buen consejo el de utilizar dos revistas que sirvan como guía para el rodillo y que la masa salga totalmente uniforme en su superficie. ¡Qué avispá que eres! ;))

    Que pases un feliz día. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  9. ¡Dios! ¿Pero qué has hecho! Comprometerme con mis kilos demás de por vida ;)

    Galletas de mantequilla, mis favoritas sin duda alguna.

    Besos mil

    ResponderEliminar
  10. Buenos días Carmén.
    Esas galletas son toda una tentación, te lo aseguro. No he llegado a probar las originales, pero casi que soy capaz de saborearlas.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  11. Qué preciosidad de galletas Carmen!
    me encantan, por su delicadez y lo bonitas que son..seguro que ese relleno de mermelada las hace deliciosas! un besito y bienvenida

    ResponderEliminar
  12. GUAU!! estoy ahora mismo con la boca abierta y me llevo la receta directamente a mi cocina porque tienen que saber "british" total :D

    Te cuento el resultado ;)

    Besos guapa

    ResponderEliminar
  13. Que buenisima forma de comenzar el "curso". Como te podrás imaginar me las anoto yaaaa. A mi tambien me requeteencantan. Bss preciosa

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  14. Pues si dices que estan tan ricas yo me apunto la receta porque en casa nos encantan ese tipo de galletas, besos

    ResponderEliminar
  15. Parecen deliciosas Carmen...tengo que confesar que aunque deje atrás yo también aquellos años mozos, nunca pude engañar a la báscula, siempre al día siguiente era ella la que me engañaba a mi!!! O eso o estaba estropeada siempre, jajaja.

    ResponderEliminar
  16. Esas galletas son irresistibles!!!!
    Diga lo que diga la báscula al dia siguiente....

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. No las he probado nunca así, pero eso lo remedio en un abrir y cerrar de ojos..ya verás!
    Me gusta y te la copio.
    Un beso
    http://unospicanyotrosno.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. Pues menuda vuelta del descanso estival!

    Con estas galletas tan apetecibles, creo que van a hacer que la relación amor-odio que tengo con mi báscula se decante al odio (por parte de ambos, diría...), jajaja!!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  19. Que buena pinta tienen estas galletas. Me encantan. se ven muy apetitosas, ese colorcito que tienen las hace irresistibles. Nunca las he probado, así que tomo buena nota para prepararlas pronto. Llega el otoño y con el encendemos mas el horno. Un beso.

    ResponderEliminar
  20. HOla
    mira que me gusta lo bonito y limpito que te ha quedado la nueva imagen, todo un acierto, yo tengo que hacer algo también.
    No conozco esta delicia de galletas, pero madre mía que buenas deben estar, me fío mucho de los catadores oficiales de las casas y si dicen que son buenísimas es que lo son.
    ¿Que la báscula te regaña? no creo si estas estupenda, y da gusto ver las cocinas ya en funcionamiento, las probaré que en esta casa tengo a dos galleteros empedernidos jaja
    besitos

    ResponderEliminar
  21. qué exagerada con la báscula hija jajaja :) no será para tanto.
    Yo estas galletas las hago mucho y las llamo ojos de ángel, son muy ricas :). Un besucoo

    ResponderEliminar
  22. Fíjate que yo tuve que luchar toda la vida con la báscula y como nunca lo conseguí ahora ya paso de eso. Me encanta estas galletitas, como siempre aprendemos y disfrutamos la vista contigo. Un besiño.

    ResponderEliminar
  23. Querida Carmen: es tan hermosa la nueva presentación del blog. Has logrado un trabajo exquisito, minimalista, cuidado en cada detalle de la composición. PRECIOSO a más no poder.
    Qué decir, entonces, acerca de estas galletas? No le van en zaga al blog, claro que no. Se las ve tan sutiles y british que comparto plenamente la impresión de que no están deliciosas, sino lo que sigue.
    Cariños, querida, y gracias por volver, sin dudas.

    ResponderEliminar
  24. Carmen ya con tu descripción estoy deseando probarlas asiq loas pasare al mundo sin para poder disfrutar de ellas seguro!

    Besos

    ResponderEliminar
  25. apuntadísimas!!!!! por cierto ¿tenemos reto?

    ResponderEliminar
  26. Yo necesitaría por lo menos tres, tienen un aspecto superior.

    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Vaya pintaza que tienen estas galletas Carmen, casi alargo la mano para coger una. Me encantan las galletas y todavía no he hecho ninguna, así que probaré.

    Un besito

    Eli

    ResponderEliminar
  28. Cierro los ojos y me imagino en un salón de te con una taza humeante de un te intenso coronado de una nube de leche y mordisqueando a pequeños bocados una o dos de esas galletas, ummm creo que me voy a ir a dormir con un sueño muy muy dulce.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  29. Nunca las he probado, pero eso se remedia pronto :)
    magníficas!!!
    besos

    ResponderEliminar
  30. Tu receta me viene de perlas, me regalaron los cortadores hace unos meses pero estaban sin estrenar y ahora ya no tengo excuss.
    Gracias por compartir!
    Besos y feliz finde,
    palmira

    ResponderEliminar
  31. Carmen que exagerada eres, con tu tipito te puedes permitir eso y más.
    Que bien te hab quedado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Bueno Carmen ya veo lo que te gustan las galletas, estas se ven riquisimas, no me digas que estas pendiente de la bascula, si no te hace falta, ya quisiera yo estar como tu, ni un gramo seguro que engordas, bueno que me llevo la receta, porque ya sabes que yo también soy muy de galletas, jejeje, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  33. Muy buena pinta! tendré que probar tus galletas Carmen, dicen cómeme.
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  34. Sencillamente deliciosas.
    Las adoro, tengo unas pendientes de subir de Barriga pero éstas tuyas las pruebo también que me han encantado.
    Me falta el corazoncito diminuto :(
    Besazos.

    ResponderEliminar
  35. Que delicia!!!! y que buena presentación!!! enhorabuena, besos

    ResponderEliminar
  36. Ayer las probé, las hizo María ,ademas con mermelada de moras casera..... ! están de muerte !... ya le dije que había hecho pocasss
    Un abrazo
    Lourdes (el mito del sofrito )

    ResponderEliminar
  37. Ayer las probé, las hizo María ,ademas con mermelada de moras casera..... ! están de muerte !... ya le dije que había hecho pocasss
    Un abrazo
    Lourdes (el mito del sofrito )

    ResponderEliminar
  38. Hola Carmen! No tenía ni idea que se llamaban así ni las había probado nunca pero también estaban en mi lista de galletas a preparar. Si tus catadores oficiales dicen que están mejor que buenas y las fotos lo corroboran, habrá que probarlas;)
    Besos

    ResponderEliminar
  39. una maravilla de buenas !!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)