15.7.13

Ensalada dulce de zanahoria, sultanas y piña [pon una ensalada en tu verano]


Si hay algo que como con asiduidad es ensalada. Me parece el acompañamiento perfecto para multitud de preparaciones, ya sean de carne o pescado. Lamentablemente mis hijos no piensan lo mismo y cada vez que el cuenco de ensalada se coloca sobre la mesa ambos, casi al unísono, lanzan sus mensajes subliminales de protesta. El comentario que no falta, jamás, es el de "¿otra vez ensalada?, pero...¡si ya comimos ayer!" seguro que esto es algo que no ocurre sólo en mi casa y que más de un@ se está sintiendo identifcad@ con la situación que pinto ¿verdad?

Con la intención de variar un poco de la típica ensalada de hojas verdes variadas y del aliño de vinagreta, que es la que más repito y con la que mis hijos no llegan a congeniar a pesar de mi insistencia, hoy he preparado una ensalada diferente: ensalada dulce de zanahoria, sultanas y piña.


Esta deliciosa y exótica ensalada la prepara mi madre desde que mi memoria me permite recordar y su disfrute va siempre ligado a su casa y muchas celebraciones familiares. Es un clásico de la familia. A pesar de ello, yo no la he preparado nunca en casa porque a mi guiri-marido no le gusta la fruta y eso, unido al poco amor que tienen mis hijos por las ensaladas, me ha echado para atrás sobre manera. Sin embargo hoy me he levantado con ganas de romper costumbres y me la he preparado para mi solita porque...no siempre voy a tener que hacer las cosas que gustan a los demás y dejar de lado mis preferencias...¿o si?

Mi motivación ha sido, ni más ni menos, que las ganas de participar en la iniciativa que Rosilet de Sugg-r and some salt pone en marcha un año más y a través de la cual nos incita invita a preparar nuevas ensaladas y a compartirlas con los demás.


Pues bien, aquí llega una de las mías...a la que no tardará en seguir alguna que otra propuesta más. Y es que, querida Rosi, me has hecho entrar en "modo ensalada" y no se cuándo voy a poder parar...jajaja.


Necesitamos (para 2 personas)

  • 3 zanahorias medianas, peladas y ralladas
  • 4 cucharadas de sultanas (o uvas pasas sin pepitas)
  • 2 rodajas de piña en su jugo, cortada en dados.
  • 8 cucharadas de nata líquida o equivalente (preparado vegetal para cocinar)

Preparación

Mezclamos todos los ingredientes en un cuenco amplio y dejamos reposar en la nevera durante una hora antes de consumir. De esta manera los sabores se asientan y las sultanas absorben parte del jugo de la piña y adquieren una textura más suave.

Finalizado el tiempo de reposo, a disfrutar!

Y no te olvides "pon una ensalada {o muchas} en tu verano" :):):)

33 comentarios :

  1. Carmen,
    Exquisita tiene que estar esta exótica ensalada! Me llevo tu receta, con tu permiso!
    No me gustaba ningún tipo de ensalada cuando era pequeña, pero según fui creciendo, empecé a identificarme con ellas, y ahora, prefiero una ensalada al mejor solomillo (bueno, a veces!!).
    Besss!
    IDania

    ResponderEliminar
  2. Como te entiendo, no tengo hijos pero mi sobrino com en casa a diario y no veas como se queja y eso que tiene cuatro añitos!!!
    Las ensaladas son una parte muy importante de nuestra comida veraniega, son muy fáciles de hacer y bien fresquitas son una delicia para estos días de calor. Esta combinación de sabores me parece deliciosa así que me llevo tu receta.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  3. Nosotros solemos comer ensalada todos los días, aunque la verdad es que no suelo variar mucho. Esta me parece muy sugrerente e ideal para alejarnos un poco de la rutina ensaladeril, me la apunto.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  4. Ensalada dulce, increíble, me encanta el concepto de "Pon una ensalada en tu verano". GRacias por la aportación. Definitivamente las ensaladas siempre son un buen acompañamiento.

    Besos,

    Mary F.
    www.maryfernandezparra.com

    ResponderEliminar
  5. Una ensaladita de lo más rica!!!
    besos

    ResponderEliminar
  6. ES verdad,que pesadicos son con el comentario...pero así con propuestas como estas no les cansamos,no?.Me encantó CArmen,me la apunto.

    Feliz semana ;)

    ResponderEliminar
  7. Que razón tienes, en mi casa encima de hacer el comentario si la ensalada no es la típica de lechuga , tomate, cebolla y pepino, añaden: " y haber que cositas raras le ha echado esta vez.....".
    Me encanta tu propuesta y aunque me la tenga que comer yo solita vaya que la preparo.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  8. MAravillosa Carmen!
    con este calor, se ve super refrescante y apetecible...me la guardo! un besote

    ResponderEliminar
  9. Di que sí, y date un homenaje con esta ensalada. Una original combinación que ellos se pierden jeje. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  10. una buena combinacion sin lugar a dudas y que asi fresquita con ese tiempo de repono en la nevera la debe de hacer que sea divina¡¡
    Buena semana
    Bss

    ResponderEliminar
  11. Ensalada dulce! Vaya, debo ser muy soso que yo no me muevo del estándar de ensalada, jajaja!!!

    Me ha encantado tu propuesta Carmen, a ver si salgo de mi 'sosez ensaladil' y la preparo en casa!

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Carmen, en casa de mi madre, la ensalada siempre era un plato intermedio entre el primero y el segundo. Nos servíamos un buen plato, solamente de lechuga, pero nos gustaba a todos. Creo que hemos salido un poquito "herbívoros". Con mi hija me pasó lo mismo que a tí, y he conseguido que ahora le encanten. Mi pequeño truco: comenzar a copiar la ensalada con nuggets de McDonald's. Y desde entonces, ella misma es la que pide ensalada.
    Muy rica tu propuesta. A mí si me gusta la fruta, y con las ensaladas más. A ver si llego al reto, que ya tengo mi receta pensada. Un besazo.

    ResponderEliminar
  13. Totalmente identificada con la escena que has retratado. ¿Dónde habré oído ese comentario de "otra vez ensalada"? jajajaja. Sin embargo con paciencia los hábitos poco a poco consiguen cambiarse.
    Me ha gustado el contraste de texturas de tu ensalada dulce.

    Besos,
    Raquel

    ResponderEliminar
  14. Hola, Carmen.
    En casa sucede igual con las ensaladas, aunque afortunadamente de vez en vez ensaladas de este tipo, sorpresivas en cuanto a ingredientes, combinaciones o presentación, son bien recibidas.
    Con mi hijo me pasó tal cual Cósima: para bien o mal fue a través de los tacos veggie de McDonalds que se amigó con la lechuga.
    Una gran propuesta, como a las que nos tienes acostumbrados. Buena semana.

    ResponderEliminar
  15. Pero que leen mis ojos!!!
    Rica combinación de ensalada con zanahoria...que aunque se pasó la temporada en mi tierra, todavía conservo algunas en mi nevera, además el toque dulce me ha encantado.
    Y di que si...que está muy bien eso de darse un capricho, siempre no va a ser lo que quieran los demás, jaja.
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
  16. Carmen qué sencilla ensalada y qué rica, perfecta para este verano, gracias por estas ideas tan apetecibles!


    besos

    ResponderEliminar
  17. riquísima esta ensalada, esta sólo para mi, que a mi marido no le va el dulce en las ensaladas, pero para mi me la hago seguro

    ResponderEliminar
  18. Carmen me solidarizo contigo, la de veces que me hago ensaladas para mi sola, en casa soy a la única que le gustan, a los míos de la rusa no les saques.
    Dale las gracias a tu madre por enseñartela y a ti te las doy por compartirla con nosotros.
    Esta noche creo que ya tengo cena. Bss.

    ResponderEliminar
  19. Espectacular Carmen! porqué será que las ensaladas que más me atraen son las más calóricas? porque llevando nata, muy light no es no? aunque claro, siempre será más sano que lo que me he zampado yo hoy entre las tapitas, cervecitas y palomitas después en el cine, aaaains si es que no tengo arreglo.
    Por cierto guapi, que no vengo a verte más porque ando desconectada, los niños están pasando unos dias con mi madre y estamos todo el tiempo fuera de casa, es como si hubieran empezado las vacaciones, así que tengo entradas programadas y sólo entro de vez en cuando a ver a mis amigos, que no quiero perderme demasiado.
    A ver si te hago caso y ceno una ensalada fantásica como esta, o mejor mañana, que hoy creo que no ceno ;]
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  20. Carmen, ¡qué biennnn!!
    Mira que llevaba tiempo queríendo ver tu ensalada... Bueno, ¡la de tu madre!
    Es que cuando publiqué la mía: http://alf-lachefa.blogspot.com.es/2012/06/ensalada-dulce-de-zanahoria.html
    me dijiste que te recordaba una que hacía tu madre y que la ibas a preparar, pero me imagino que como a tus hijos no les agrada tanto, pues, ha tenido que esperar una comida dedicada a ti misma, ¿no?
    Me ha hecho mucho gracia, es que aún recuerdo que me comentaste que te gustaba mucho, y mira por dónde, ahora la publicas. Con un buen motivo, el recopilatorio de Rosi. :-)
    Es verdad, son bastante parecidas, y tu toque de piña es genial, me gusta mucho. Me parece deliciosa, ¡como no, con lo que lleva!
    En fin, un placer pasarse por aquí, como siempre... ;-)
    Besines y ¡buena semana!

    ResponderEliminar
  21. Ay cómo te entiendo, mi niña... pequeñín no puede ni ver la ensalada... y en casa acabo yo comiendo la mayor parte... pero bueno... tiene a quien salir comedor de verdura y su momento llegará. O tal vez si le preparo una "dulcita" como esta (que creo que me la terminaría antes de que llegue a la mesa!!!
    Bueno... mi ordenador está en huelga. Menos mal que ya me apaño con el móvil :) así que en cuanto el susodicho se digne a funcionar vendré a por foto y enlace.
    Un millón de gracias por ayudarme a poner muuuuchas ensaladas en nuestro verano!!

    ResponderEliminar
  22. Mi querida Carmen ten por seguro que si yo estoy cerca no te la preparas para ti solita, por que tiene que estar con esos ingredientes de muerte, y si encima es la que siempre a hecho tu madre mas rica aun.un abrazo muy grande preciosa

    ResponderEliminar
  23. Pues yo también pongo ensalada en mi verano, que para ello invita. Una se satura de beber y beber por el odioso calor y a la hora de tener que comer, lo que menos apetece es tomar comidas que no sean ligeras (¡y no te rías por el día del cocido, que te veo!) El cuerpo pide, y cuando pide cremas, verduras y ensaladas, habrá que dárselo, ¿no? La de cita diaria en casa, especialmente por la noche, es la de hoja verde, y no veas cómo me suena esa cantinela de tus hijos de "¿otra vez ensaladaaaaaa? ¡si la comimos ayeeeeeer!", y mayormente de esa que se anda por la edad de los tuyos ;) ¿Qué tal unos canónigos, unas hojas de rúcula para mezclar con las de lechuga en sí? Quizás se les haga un poco más atractiva.

    A mi sí que me parece atractiva tu receta y te hubiera hecho compañía comiéndola porque me gustan todos los ingredientes, mientras que aquí la piña ya les echaría para atrás de por sí. Con lo buena y refrescante que es ... ¿Has probado a hacer una salsa con yogur en lugar de nata? Es que veo que el yogur tiene un señor papelón en esta ensalada, eh.

    Una propuesta más para la saca de las ensaladas de Rosi, y nos amenazas con traer otra. Pues no te despistes, que es muy posible que yo también traiga una segunda en nada ... :)

    Un beso fuerte!!

    ResponderEliminar
  24. Que buena pinta tiene la ensalada!
    La probaré con nata. Yo le suelo echar yogur.
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Una receta resca y original!
    Muchas felicidades Carmen!
    Besazos!
    Núria

    ResponderEliminar
  26. Uy, ésta se parece un poco a la ensalada que hacía mi madre hace años, aunque ella no le echaba pasas....(pero no me acuerdo qué le echaba en su lugar...ummm)
    Tiene una pinta rquñisima :D
    Un saludín :D

    ResponderEliminar
  27. Yo no sé vivir sin ensaladas en verano y me encanta ir variando, tu propuesta me parece muy refrescante con la fruta.
    Besos

    ResponderEliminar
  28. Oh que buena!
    Y diferente, como me gusta, la haré seguro.
    Buena aportación, sí.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  29. Pues al contrario que tus hijos, en mi casa todos han aplaudido siempre las ensaladas. También me gusta prepararlas de todo tipo, eso sí, pero han disfrutado siempre con ellas, y se ponen siempre o casi siempre, tanto en la comida como en la cena de acompañamiento..

    Una propuesta muy buena la que has traido.

    Bss

    Elena

    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  30. Carmen tu versión de un clásico es una delicia, me encantó y queda anotada!

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Mis hijos es que ni la prueban! Y mi marido es made in Spain pero no hay tu tìa con la fruta, así que eso días que una come sóla pr una u otra razón serán los ideales para prepárala.... Me encantan las pasas!

    ResponderEliminar
  32. Pues a mí me vuelve loca tu ensalada, ¡una delicia!.
    Pero me da que también me la tendría que preparar para mí solita: aunque mi marido es bastante "ensaladero", estas combinaciones medio dulces (o dulces enteras) no le van nada, jajaja, así que suelo hacer muchas variedades, pero más tradicionales. ¡Cuántos raros tenemos que padecer en nuestras casas!.
    Pero, bueno, para mí, una receta estupenda.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  33. Que rica y fresca esta ensalada!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)