27.6.13

Pavlova de coco en blanco y negro para Coco Chanel [#eldesafio]


El pasado 7 de junio comenzó "el desafío de quién viene a cenar", un juego de blogueros encadenados ideado y lanzado por Patrix del blog Dime que es Viernes que consiste en preparar una receta para un personaje determinado que nos sugiere el/la anfitrión/a del juego del mes anterior.

El pistoletazo de salida estuvo protagonizado por Caperucita roja, personaje con quien Patrix tuvo el gusto de compartir un pecaminoso bizcocho crumble de manzana con coulis de frutas del bosque.

Tras despedir a Caperucita roja de su casa, Patrix me lanzó el guante del siguiente desafío proponiendo como invitada a mi humilde casa a, nada más ni nada menos, que Madame Coco Chanel.

Un lujo de invitada, pura sofisticación.



Poco o nada conocía de su vida hasta entonces por lo que #eldesafío se me ha presentado como una oportunidad de aprender más sobre esta admirable mujer. De sangre rebelde, transgresora y luchadora incansable, triunfó en un mundo de hombres, rompió moldes y construyó un imperio de la nada más absoluta.

La pasión de Coco Chanel por vestir a la mujer de blanco y negro, conocida por todos, algo muy actual en nuestros días no era tan común en su época. Un estilo sencillo, chic y elegante que nació de la influencia de haber vivido su infancia en un orfanato que dejó impresos en sus recuerdos esos dos colores.

Despojó las vestimentas femeninas de corsés y ballenas, adornos, cuellos, pasamanería, etc reduciendo sus creaciones a la comodidad, simplicidad y pureza más absolutas. Creadora del "petit robe noire" (vestido negro) convirtió este diseño en un signo de distinción y en un fondo de armario de toda mujer.  Introdujo el punto como género para sus creaciones y puso de moda las largas sartas de perlas falsas y auténticas como complemento, haciéndolas asequibles a todos los bolsillos.

Sin duda la gran dama de la alta costura quien, como dijo su compañero de profesión Christian Dior, "con un jersey negro y diez hileras de perlas, revolucionó la moda".

Mi elección de receta para Coco Chanel es un guiño a su amor por la sencillez de sus diseños y su huida de las complicaciones en busca de lo básico sin sacrificar la elegancia.


Al pensar en Coco Chanel y qué preparar para ella en esta cita virtual me vino a la mente esta pavlova de coco en blanco y negro. Un dulce suave, etéreo, delicado, elegante, sencillo y deleitoso, que se presenta coronado por unas bolitas de coco a semejanza de las perlas tan características de sus diseños.

Querida Coco, encantada de tenerte en mi casa. Permite que te sirva una taza de té, disfrutemos de un buen rato de conversación y permíteme que te cuente cómo he hecho estas pavlovas...


Necesitamos (para 2 pavlovas medianas)
  • 2 claras de huevo a temperatura ambiente
  • 110 grs de azúcar blanquilla
  • 1 cucharadita de maizena
  • 1/2 cucharadita de vinagre de vino blanco
Para el relleno
  • 200 ml de nata para montar muy fría (mínimo 35% de M.G.)
  • 50 grs de azúcar glas
  • 60 grs de coco rallado
Para las bolitas decorativas
  • 150 grs de coco rallado
  • 100 grs de leche condensada
Además
  • Papel vegetal para horno
  • Colorante negro en gel

Preparación

Dibujamos, en el papel vegetal, dos círculos de 16-18 cms y lo colocamos (dibujo hacia abajo) sobre una bandeja de horno. Este dibujo servirá de guía para nuestras pavlovas.
  

Pre-calentamos el horno a 220ºC, calor arriba y abajo. 

En un cuenco limpio y seco montamos las claras con ayuda de unas varillas eléctricas. Si quieres leer mis consejos sobre cómo hacer un merengue en condiciones, pincha aquí.

Cuando las claras estén opacas y empiecen a formar picos muy suaves, incorporamos el azúcar poco a poco sin parar el motor de las varillas. 

Continuamos batiendo hasta que, al frotar entre dos dedos un poco de merengue, no sintamos los granitos de azúcar. Esto es importante para que, al hornear el merengue, este no lagrimee como consecuencia del azúcar no disuelto.

Añadimos la maizena tamizada y el vinagre y los incorporamos a mano con una espátula haciendo movimientos envolventes. La maizena y el vinagre aportarán el toque crujiente al exterior de la pavlova, tan característico de este dulce.

Dividimos el merengue en dos y a una de las mitades le añadimos colorante negro, mezclando con movimientos envolventes y con mucho cuidado para que no se nos bajen las claras.

Repartimos el merengue en el interior de los círculos que hemos dibujado en el papel vegetal, lo arrastramos hacia arriba con una espátula dejando un agujero en el centro (como si de un volcán se tratara).

Introducimos la bandeja en el horno (a media altura) al tiempo que bajamos la temperatura a 100 ºC. Horneamos durante 1 hora - 1 1/4 horas aproximadamente.

Transcurrido ese tiempo apagamos el horno y dejamos los merengues en su interior hasta que se enfríen. 


Mientras los merengues se enfrían podemos preparar las bolitas de coco.

Para ello mezclamos la leche condensada y el coco, removiendo bien hasta obtener una mezcla homogénea y consistente. Dividimos la mezcla en dos y a una de ellas me añadimos colorante negro. Tomamos pequeñas cantidades de la mezcla y hacemos bolitas en los dos colores: blanco y negro. Reservamos en la nevera.

Cuando el merengue este completamente frío, podemos proceder a preparar el relleno y montar las pavlovas.

Montamos la nata (que habrá de estar bien fría) con ayuda de unas varillas eléctricas. Cuando comience a adquirir consistencia, agregamos el azúcar y terminamos de montar. Es importante no pasarnos con el batido o la nata se nos convertirá en mantequilla.

Agregamos el coco y removemos a mano. Dividimos la mezcla en dos y a una de las mitades le añadimos colorante negro.


Despegamos los merengues del papel de horno, con mucho cuidado ya que tienden a quebrarse, y los colocamos en la fuente en que vayamos a servir la pavlova. Cubrimos el merengue de color negro con la nata de coco de color blanco y decoramos con bolitas de coco. Hacemos lo mismo con el merengue de color blanco, que cubrimos con la nata de color negro.

Servimos de inmediato, de lo contrario la nata reblandecerá el merengue, y a disfrutar.

Y después de disfrutar de Coco Chanel, llega el momento de lanzar el desafío a una nueva bloguera con una nueva invitada. Y estas son:


Adelante Yolanda, tienes 20 días para sorprender a tu invitada con alguna de esas delicias a las que nos tienes acostumbrados a todos por estos lugares. A ver si consigues camelarla un poco y suaviza su política para con nuestro país que falta nos hace :)

Yo me despido de vosotros haciendo posesión del hermoso logo del desafío que ya puedo lucir en mi blog y del que me enorgullece ser parte.

Gracias Patrix por haberme invitado a participar. No imaginas lo bien que lo he pasado y cómo me has hecho disfrutar con tu reto. Espero haber estado a la altura de las circunstancias :)

58 comentarios :

  1. ummm simplemente delicioso y precioso!! me ha encantado. un besoteeeeeee

    ResponderEliminar
  2. Ohhh pero que divertido¡¡¡ y yo sin enterarme. Lo has clavado Carmen¡¡¡¡ Unas pavlovas en blanco y negro que son pura sofisticación. A ver que nos prepara Yolanda¡¡¡¡ ¿Unas salchichas para la Merkel? o algo mas fuerte para mantenerla alejada de los escenarios econóicos durante una temporada. Ja, ja, Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  3. Si, estoy de acuerdo...es divertidísimo este juego!!!! yo también quiero participar! no sé si hay que apuntarse o algo, pero me gustaría.
    Tu Pavlova es exquisitamente elegante...si Coco levantara la cabeza, seguro que la escogería en un buffet de postres!!!! Es genial!y preciosa!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Una pavlova realmente elegante y seguro que muy rica.
    besos

    ResponderEliminar
  5. Carmen, impresionantes estas pavlovas, a Coco le hubiera encantado sin lugar a dudas....
    Esperamos a Yolanda con su postre para Merkel,

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Realmente espectacular. Tiene que estar esquisito

    ResponderEliminar
  7. Realmente espectacular. Tiene que estar esquisito

    ResponderEliminar
  8. Realmente espectacular. Tiene que estar esquisito

    ResponderEliminar
  9. Vaya, que interesante reto y que delicia tu pavlova, me encanta.

    ResponderEliminar
  10. No te imaginas lo que he tenido que contenerme para no ir directa al final de tu entrada. El alma en vilo ha hecho que me haya tenido que leer ¡tres veces! tu entrada. De Coco Chanel no creo que supiera yo más que tú, con lo cual, ese breve repaso biográfico ha hecho que nos demos cuenta de que fue una mujer transgresora, con la dificultad que eso implica en aquellos tiempos, y es que es de reconocer el puesto que como mujer debe tener en la historia de la evolución de la mujer en nuestra sociedad.

    Las pavlovas me han encantado. Han sido personalizadas al 100% a una seña de identidad propia: esos collares largos, de cuentas blancas, elegantes y tan distintivas. Y en dos colores tan propios y tan universales.

    Y ahora el guante me lo lanzas a mi. ¡Quién me mandaría a mi decirte "Sí, quiero"! Lo tengo difícil, muy difícil, porque veo yo que la señora Merkel debe ser bastante difícil de contentar, y menos aún por una española, con la de quebraderos de cabeza que les estamos dando. ¡La que me has liao! ;))

    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Qué desafío más divertido Carmen! Has hecho un dulce espectacular, no tengo palabras de verdad.. qué elegancia, qué exquisitez, qué de todo! Y qué invitada de honor has tenido vaya..
    Besos guapa ;)

    ResponderEliminar
  12. Un reto superado y con nota! me encantan las pavlovas son tan elegantes y definen a la perfeccion la esencia de Coco Chanel, ni ella las habria hecho tan divinas! seguire atenta a este reto porque veo que promete, bicos.

    ResponderEliminar
  13. Sin duda me he quedado pasmada con esta entrada, me ha encantado la historia y decirte que la presentación de la pavlova, no tiene nada que envidiar a ninguna. ¡Enhorabuena Carmen!, tu aportación es únicamente fabulosa.

    Miles de besos enormes,

    Mary F.
    www.maryfernandezparra.com

    ResponderEliminar
  14. espectacular!!!! digno de la elegancia de Coco Chanel, enhorabuena Carmen, bss

    ResponderEliminar
  15. Carmen, has hecho un ejercicio fabuloso, desde luego aprobada con sobresaliente… es una maravilla leerse este post.
    He sentido que conocía un poco más a la magnífica Cocó Chanel. La has recibido en tu casa con todos los honores con estos platos.
    Me parece que has acertado de pleno con esta idea del blanco y negro y con un simbolismo totalmente identificado con la personalidad de Cocó y con su visión del diseño.
    Algo sofisticado, pero a la vez minimalista, elaborado, pero sencillo, son grandes contrastes, que parecen imposibles pero que en estos platos son una realidad.
    Estoy encantada, feliz ¡!

    Y qué decir del nuevo desafío que has lanzado, Yolanda seguro que ya está dándole vueltas a la cabeza para dejarnos también con la boca abierta. Menudo personaje has elegido, en este caso creo que será un poco más dura de pelar jajaja, pero como bien dices, a ver si Yolanda consigue suavizarla un poco con la fabulosa gastronomía española y nos da un poco de cuartelillo eh?.

    Muchas gracias por participar, eres un sol. Es un reto muy divertido y nos dará mucho juego.
    Besos mil

    ResponderEliminar
  16. Me encanta tu receta y el reto, espero que algún día me llegue!

    ResponderEliminar
  17. Madre mía, que actividad blogger/retos/encuentros, me alegra ver que puedes con todo! Desprendes una energía tremenda, si te sobra un poco me la mandas please :)
    Y las pavlovas divinas, seguro que Coco no se levantó indiferente de tu mesa, felicidades amiga.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Yo leí la biografía y vi la peli, era una señorona muy interesante, luchadora y artista, luchó mucho, trabajó más y tuvo su recompensa, incluso con el paso del tiempo será recordada por su buen hacer.
    Reconozco que de buenas a primeras me he quedado admirando la pavlova negra, diferente y con fuerza, pero me quedo con la blanca ;) eso sí esas bolitas/perlas me las comería con mucho gusto.
    Un placer visitarte, siempre es así, veremos ahora Yolanda que nos dice de la DOÑA
    Un besito, guapa

    ResponderEliminar
  19. Aun no me he quitado las legañas de los ojos, pero se han abierto como platos al ver este delicioso postre personalizado para madame Chanel. Además, me has descubierto detalles desconocidos de esa gran mujer.

    Felicidades wapa. Reto superadísimo!!!

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  20. Que reto más divertido, que has superado con creces. Algo conocía de Coco Chanel por su biografia y considero que has preparado un plato a su medida y semejanza. Ahora le toca a Yolanda, en menuda la has metido con la vecina alemana jeje que seguro saldrá airosa de este embolao. Besos y a divertirse!

    Ana

    ResponderEliminar
  21. Muy original la pavlova y un reto muy divertido :)
    besos

    ResponderEliminar
  22. Me encanta el desafío y me gustaría mucho participar pero no sé cómo.
    En fin, ya se verá.
    En todo caso, tu lo has hecho de maravilla!!
    Creo que no podías elegir un dulce más adecuado y conseguir adaptarlo mejor al personaje.
    De verdad, el blanco y negro, el paralelismo con el "coco", simplemente genial!
    Y las perlas, ni te cuento...
    ¡Eres lo más!!
    Un beso,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  23. De lujo total, Carmen. La mismisima Coco Chanel habría dejado el plato rabañado. Elegante y sofisticado! Pobre Yolanda con la Merkel, jeje. Un besiño.

    ResponderEliminar
  24. Madreee mia, a mi estas cosas me superan no sabría por donde empezar...jajajaj

    Pero cuando he visto tu publicación en fb de buena mañana he quedado fascinada por la presentación.
    Mis felicitaciones has superado el reto y con mucho éxito diría yo.

    Nota. Ahora entiendo los whatssaps de esta mañana entre Paula y Yolanda jajaja

    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Unas pavlovas espectaculares Carmen!

    Me ha encantado conocer de tu mano la historia de Coco Chanel, y espectante estoy ya para saber qué le prepara Yolanda a la señora Merkel!

    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Jaja, qué buen postre para tremenda dama! genial el reto, ahora el testigo para Yolanda pero anda que no se lo has puesto difícil

    ResponderEliminar
  27. Hay algo que se te resista, querida Carmen?
    Bordadito te ha quedado: clásico, blanco y negro, delicado, sutil, elegante como la misma Gabrielle!!!

    ResponderEliminar
  28. Eres una artista! Y pura elegancia, así que era perfecto para ti. Ahora lo que le ha tocado a Yolanda tiene su aquel, pero seguro que supera con creces la cena, y la Merkel nos empieza a tratar mejor. besos

    ResponderEliminar
  29. Te recomiendo que veas la peli de "Coco Chanel" seguro que te gustara..:) Ella si viera esta tarta le encantaria seguro!!:)
    y vaya invitada que va a tener Yolanda,jajajaja
    Bs

    ResponderEliminar
  30. ¡¡Qué gran receta para una excelsa invitada, Carmen!!
    Un reto fantástico desde sus orígenes hasta su resolución. Es increíble cómo la comida se cuela en todos los aspectos de la vida. Coco Chanel es una figura emblemática en lo que refiere al feminismo bien entendido y a la capacidad de resiliencia de la naturaleza humana para sacar lo mejor de sí aun en las circunstancias más adversas.
    Me quedo con el truco delas bolitas de coco y leche condensada, creo que pueden engalanar más de un postre.

    ResponderEliminar
  31. He llegado del curro corriendo a encender el ordenador...que intriga, que nervios y me encuentro con esta estupenda y maravillosa pavlova de coco para Coco, jajaja, no podrías haberla invitado a nada mejor, elegante y sencilla como ella.
    Me ha encantado, como dicen en mi tierra...que arte tienes joía!!!
    Y qué me cuentas del desafío que has lanzado a Yolanda...a ver cómo sales airosa Yolanda, porque vaya el personajillo al que tienes que ablandar el paladar, jajaja. Estoy segura de que lo clavarás...como me divierto con estas cosas, sois geniales.
    Besos.
    Raquel

    ResponderEliminar
  32. Elegante, sensual, delicada, es el postre perfecto para Coco, yo que puedo decirte, para mi es una belleza visual y en sabores que me supera. Fabulosa Carmen y esas fotografías son...divinas!

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. No me cabe duda que Cocó Chanel disfrutaría con el postre tan elegante que le has preparado. No creo que se pudiese encontrar otro que la definiese tan bien. ¡Chapeau!

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  34. Oh lala, seguro que Mademoiselle Coco habría quedado fascinada por la elegancia de tu Pavlova, realmente preciosa. Uff, pobre Yolanda, no se lo has puesto fácil, no es una compañía que me gustaría tener en casa, jajajja !! Besos.

    ResponderEliminar
  35. Hola Carmen:
    Después de ver la receta sólo me queda cantarte la canción del anuncio de Estrella Dorada:
    ¡Fántastico, lalallala, fantastico, lalalalala, fantastico!
    Espero que algún día alguien me invite, aunque no superaría tu creación.
    Saludos
    José

    ResponderEliminar
  36. Hola guapa!!! creo que es ideal para la reina de la sofisticación y la elegancia....perfectas!!!! un besote gordo

    PD: las bolas decorativas me encantan!! :)

    ResponderEliminar
  37. Madre mia Carmen, seguro que tu invitada quedaria con la boca abierte, por que desde luego elegancia, tanto a ella como a sus modelos nunca le falto, pero amiga, tu si que has puesto toda tu elegancia que es mucha, para realizar esta maravilla, que solo de tus manos puede salir, has dejado el liston en lo mas alto, seguro que coco jamas tomo una tarta como esta. Un abrazo enorme preciosa

    ResponderEliminar
  38. PLas..plas..plas!!!! impresiontante pavlova, desde esta mañana que la he visto, tenía ganas de venir a decirtelo
    Bss guapa

    ResponderEliminar
  39. Jo, te he leido esta mañana en el movil y me ha encantado tu post. Todo entero. Has hilado de cine a la protagonista y no has podido elegir y encajar mejor la receta. SE ve una tarta deliciosa Carmen, FELICIDADES.

    Besos

    ResponderEliminar
  40. Que original!!!! Y tu elección para sorprender a Coco Chanel me parece perfecta!

    B7s!

    ResponderEliminar
  41. Realmente fantásticas estas Pavlovas...la biografia que has hecho de Coco Chanel muy bien, una enrada muy entretenida.
    Carmen, he pasado esta tarde un rato muy agradable con todos vosotros. A ver si, poco a poco, puedo ir yendo a más sitios y así podremos vernos.
    Un besot

    ResponderEliminar
  42. Sencillamente genial, estupenda iniciativa una idea estupenda y tu Carmen la has bordado, colores y combinación perfecta para dedicar a esta gran mujer.
    A ver Yolanda con qué nos sorprende, ¿está difícil no?
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  43. Que original y elegante Carmen!!!. eres la bomba con tu imaginación y tu buen hacer. Enhorabuena!!!. Un beso grande

    ResponderEliminar
  44. Qué bueno el juego! Desde luego Coco Chanel se quedaría maravillada con tu Pavlova. Una delicia.
    Y le has propuesto a Yolanda a Angela Merkel!! jajaaja Yo le haría una buena sangría y un plato de paella, a ver si se relaja un poco....
    Besos y feliz finde guapa.

    ResponderEliminar
  45. Jo, me encanta el juego. Aunque bonito desafío le has dejado a Cocido de sopa...

    Desde luego, seguramente le hubieras inspirado un nuevo diseño. Me parece supersofisticado y elegante. Lo acostumbrado en este blog.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  46. Plas, plaas, plas... ¡Qué acertada has estado con tu eleción! Minimalista y sofisticada a la vez, es Coco Chanel 100%. Seguro que se levantó de tu mesa enchida de satisfacción.
    El reto, ya os lo dije cuando Patrix lo comenzço, es ideal, me encanta!!! Ahora que menudo papelón le has dejado a Yolanda, jejjeje. Estoy deseando ver con que sorprende a la Merkel, aunque seguro que hace que ese témpano de hielo se derrita, jejjeje.
    Un besazo. Vivi

    ResponderEliminar
  47. Que maravilla más maravillosa!
    A Coco imagino que la hubieras sorprendido pero desde luego a mi me has dejado loca, que preciosidad.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  48. Que bien lo has plasmado! Me encanta, te ha quedado precioso al más desayuno con diamante! Q difícil lo de la Merkel! Jajaja estupendos desafíos!

    Besazo

    ResponderEliminar
  49. Solo se me ocurre una cosa. Elegante y riquisima!!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  50. Uy madre, ésta tengo que probarla, aunque creo que primero haré una pavlova sencilla, para evitar riesgos. Pero es que la combinación de coco y leche condensada me ha llegado al alma. Y el contraste del blanco y negro....elegantísimo, a la altura de la invitada :)

    ResponderEliminar
  51. Con bolitas de coco !!!!! que rico .... ummmmm. Me dejais sin palabras cuando llegais a todo ... yo no puedo ni con la mitad y estoy atacada. Pura admiracion!!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  52. Que divertido reto, me encanta y tu entrada es genial, lo que he disfrutado leyéndola y viendo esta magnífica pavlova, un lujazo de presentación, seguro que ella estaría encantada de comerla sentada a tu mesa!!
    A ver con que nos sorprende Yolanda, lo que yo le haría a esta señora me lo reservo, jajaaa!!
    Me perdonarás por no pasar más por aquí? Ya te contaré, he estado super liada con un nuevo miembro en la familia que se llama Cloe!!!
    Besotes a mogollón!!!

    ResponderEliminar
  53. Me parece divertidísimo este reto. Y sobre todo los personajes de inspiración, que no debe ser tan fácil.
    A ver qué tal le va a Yolanda con la Merkel.
    Besos.

    ResponderEliminar
  54. Vengo a través de Nani, de la Cuina Violeta. Una receta divina. Besos.

    ResponderEliminar
  55. Vamos a ver...Me acuerdo que hiciste esta receta el dia que celebre mi cumple y que se me quedo toda la boca neegra!:) Jajaja:D Estaba deliciooso!

    ResponderEliminar
  56. me ha encantado la recetita de tu desafio, y a Coco le hubiese vuelto loca! Vamos...eso seguro!

    ResponderEliminar
  57. Hola!
    impresionante!
    Vi la película sobre su vida, me acuerdo que me gusto mucho, muchisimo
    saludos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)