20.6.13

Carrilleras de cerdo ibérico al vino tinto


No suelo tener por costumbre publicar recetas de otros blogs por eso de no repetir y de intentar aportar, con mis entradas, algo nuevo (aunque ya sabemos todos que no queda nada por inventar) o que, al menos, yo no haya visto en ningún otro blog.

Sin embargo, eso no quiere decir que no haga recetas de otros blogs. No señor. Nada más lejos de la realidad. Mi día a día se nutre de vuestras recetas y son muchas las que caen semanalmente y que pongo sobre la mesa para disfrute de mi familia.


Hoy voy a hacer una excepción al comentario que abre mi entrada y voy a publicar una receta que Miquel, de Les receptes de Miquel, publicó hace la friolera de dos años y medio allá por diciembre del 2010. El las llama galtas, más concretamente galtas de cerdo ibérico con salsa de verduras al vino tinto, denominación que yo desconocía hasta hace bien poco para lo que toda la vida he llamado carrilleras y que achaco a una cosa regional.

Sea como fuere, el único cambio que he hecho con la receta de Miquel ha sido el de llamar a mi plato carrilleras en lugar de galtas y reducir las cantidades a la mitad (en casa, una carrillera por cabeza nos es suficiente). Por lo demás, todo igualito. Y es que a sus recetas no hay que cambiar ni una coma. Son todas impresionantes.

Gracias Miquel por ese magnífico blog que es contenedor tantas y tan deliciosas recetas. Va por tí :)


Necesitamos (para 4 personas)

  • 1 cucharada de harina de trigo
  • 4 carrilleras de cerdo ibérico o normal (sin hueso)
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva suave 
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde italiano
  • 1 zanahoria pequeña
  • 1 puerro (la parte blanca)
  • 250 ml de vino tinto de crianza
  • 125 ml de caldo de carne (o 1/2 pastilla de concentrado de carne y 125 ml de agua)
  • Sal y pimienta


Preparación

Espolvoreamos las carrilleras con harina hasta cubrirlas en su totalidad.

En una olla a presión calentamos dos cucharadas de aceite de oliva y sellamos las carrilleras. Retiramos de la olla y reservamos.

En la misma olla y mismo aceite, sofreímos las verduras que previamente habremos cortado finamente, a fuego lento para que se pochen (entre 15-20 minutos, dependerá de la cocina, de la olla, etc). Si se pegan a la base de la olla, añadimos un poco más de aceite.

Una vez pochadas las verduras estén bien pochadas, subimos el fuego y añadimos el vino. Dejamos cocer a fuego vivo hasta su evaporación (un par de minutos).

A continuación añadimos el caldo y las carrilleras.  Cerramos la olla a presión y, desde el momento en que empiece a salir el vapor en la posición 2, contamos 10 minutos. Transcurrido ese tiempo retiramos de la fuente de calor y dejamos que salga el vapor sin tocar la olla. Cuando la válvula haya caído, indicador de que ya no queda vapor dentro de la olla, la abrimos y retiramos las carrilleras y comprobamos que estén en su punto. Si hiciera falta se vuelven a poner a cocer unos minutos más.


Una vez hayamos deseado el punto deseado a las carrilleras, las servimos junto con la salsa triturada (o no) y acompañadas de un arroz hervido.

Ah...y muuuucho pan !!!!

40 comentarios :

  1. Carmen, no conocíamos esta receta y es una gran aportación, estas carrilleras tienen un aspecto fabuloso, la anotamos,

    besos

    ResponderEliminar
  2. Este tipo de carne es el que se deshace con facilidad y el que mejor me sabe, teniendo en cuenta que no soy muy carnívora porqué me gusta la carne hecha y no en su punto con las carrilleras no pasa.
    También me gustan mucho las recetas de Miquel, cuando probé sus macarons explotaron en mi boca y me quedé alucinada, me encantaron ;)
    Además me gusta venir a verte porqué ya sabes que tus recetas las hago en casa y siempre con mucho éxito, así que probaré las carrilleras que viniendo de 2 buenos blogueros también será así.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  3. Carmen me has emocionado con esta entrada y que sea una excepción en el comentario que abre tu entrada es brutal¡¡
    Ya sabes que compartimos muchas recetas mutuamente y mi problema es que mi carpeta de pendientes no para de engordar porque es muy difícil resistirse cuando ves recetas que solo con verlas ya sabes que te gustaran.
    Lo de galtas es solo como llamamos aqui a las carrilleras.
    Me alegro que os gustase y en esta combinación con el arroz es magnifica para aprovechar esa salsa tan deliciosa y que la foto capta tan estupendamente.
    Muchas gracias por tus palabras,enlace y lo que mas feliz me hace es que te guste mi blog
    Bss

    ResponderEliminar
  4. solo hay que ver el colorcito que tienen! exquisitas!

    ResponderEliminar
  5. quieres creer que nunca cocine carrilleras? y eso que mi hermana siempre me habla maravillas de este plato, a ver si me decido porque desde luego tus fotos hablan por si solas, se ven deliciosas, bicos

    ResponderEliminar
  6. ME encantan las carrilleras, de ternera o cerdo, eso da igual. Lo bueno de esta carne es la gelatina que tiene y que hace que cada bocado sea un auténtico placer. Una receta para guardar, con un aspecto delicioso! Ya se me hace la boquita agua... Un saludo Carmen.

    ResponderEliminar
  7. unas carrilleras riquisimas. ya solo por la foto me has convencido!!! tienen una pinta deliciosa

    ResponderEliminar
  8. Que cosa más rica de carrilleras, es salsita se ve estupenda.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Carmen, si todas las recetas que publiques que provengan de otros bloggers van a ser cómo esta, por favor sigue con las excepciones!
    Unas galtas/carrilleras de mojar pan y chuparse los dedos!
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Las carrilleras me encantan!!! Así que para mi es obligatorio probar tu versión. Un beso!

    ResponderEliminar
  11. Me encanta esta receta, a fuego suave, chup-chup, que la carne se separe, la cremosidad y un buen arroz o trocito de pan para no dejar nada de salsa!
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Has echo muy bien en publicarla, porque yo la desconocía y me ha encantado. Se come sólo con la vista. Un besiño.

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que te han quedado con una pinta impresionante!!! La carne de carrillera me gusta mucho porque queda muy melosa y la salsa se ve deliciosa. Vamos para mojar pan y no parar!!
    Tienes razón en lo que dices, pero a veces merece la pena compartir una receta de otro blog y recordar lo rica que está. Miquel tiene un repertorio de recetas muy buenas, que siempre son bienvenidas. Así que gracias por recordarnos ésta.

    Un besito,

    ResponderEliminar
  14. Pues querida i mía..yo soy igual, no suelo publicar recetas de otros blogs por las mismas razones :) pero como tú, doy fe de que hago recetas de muchas de mis amigas..por ejemplo ese solomillo al whisky que ya repetimos cuando vinieron amigos a cenar..y que les encantó!!!! :)
    No conocía el nombre de galtas, para mi siempre fueron carrilleras..aunque eso la verdades que es lo de menos, lo importante es la receta que se ve maravillosa :)
    Por cierto!!!!..ando muy despistada y olvide decirte...me preguntaste si las claras de mi pastel helado subían con todos los ingredientes a la vez..y si!!, yo tenia mis dudas como tú..y suben!!!!! :)
    Que tengas un feliz y soleado fin de semana preciosa i :)

    ResponderEliminar
  15. Ni una coma, ni un punto, nada que cambiar; señal de que la receta ha gustado y de que tal cual sale, merece conservarse.

    Pocas variantes hay para cocinar unas carrilleras, a quien hay que las llama también carrilladas, todo por un tema regional, tal y como tú comentas sobre las galtas. Unas verduritas pochadas, esa carne sellada a fuego vivo, algo de caldo, de vino o de agua y a cocer hasta que queden tiernas. Triturar la salsa y a disfrutar. En mi casa es una carne que se disfruta mucho por su melosidad. Es más, cuando voy a la carnicería, cuando tienen carrilleras, y en vista de lo que nos gusta, el carnicero siempre me invita a comprárselas.

    El acompañarlas de arroz me parece una guarnición ideal. Envuelves el arroz con la salsa y queda un acompañamiento engrandecido. El puré de patata es también otro acompañamiento muy rico.

    Y tú sigue nutriéndote de lo que encuentras por libros y blogs porque lo realmente apasionante es aprender y por supuesto, mostrarlo.

    Un beso, guapa!!

    ResponderEliminar
  16. Waooo alucino con la deliciosa receta que has preparado, Miquel tiene un blog buenísimo, con recetas deliciosas, y tu la has bordado, con las horas que son y el hambre que tengo, que bocado metería a la pantalla! :), un besito guapa

    ResponderEliminar
  17. Miquel es un must de la blogosfera, yo he probado varias cosas suyas y me gustan mucho.
    Las carrilleras, antes de probarlas, reconozco que no me molaban nada pero una vez que has comido una vez.. no puedes parar.

    Solo me queda compartirlas contigo :-)

    ResponderEliminar
  18. Esa carne se deshace en la boca... que rica... Y si, con mucho pan por favor!! Un beso

    ResponderEliminar
  19. Siiii, mucho mucho mucho pan.
    Yo las preparo al oloroso, pero así con vino tinton no las había preparado nunca....... las probaré.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Mmmm, aprendí a cocinar carrilleras el año pasado, y ahora son uno de mis platos favoritos.Eso sí, no me extraña que tengas ese tipazo, si sólo coméis una carrillera por persona. Nosotros comemos tres, y así nos va :-)

    ResponderEliminar
  21. Desde luego el aspecto que tienen es espectacular. Yo no hago mucho las carrilleras, por su textura gelatinosa no convence al contrario, pero es ver estas fotos y pensar en ir a comprarlas ahora mismo. Además me fio de tu palabra y también de las de Miquel, así que un plato de éxito seguro.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Las he hecgo un par de veces y siempre salen bien y muy tiernas. La receta es de mi Miquel!!! ja ja!!! es que es un maestro de cuidado y tu has conseguido su receta de maravilla. Bss

    ResponderEliminar
  23. Se ve espectacular Carmen! Todo un homejaje a un gran blog en forma de un plato maravilloso! Que rico!! Yo ando pringado en tinta de calamar!! Jajaaaa!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  24. Pues yo tengo unas ganas de copiarlas y hacerlas que ni te digo.
    Y es que me las hacen siempre y por una vez quiero sorprender.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  25. Yo que te puedo decir...no hay receta de Miquel, sin exagerar que no haga, todas son para mi de un nível total, y además las hace tan sencillas en la preparación, tan bien detalladas que no te resistes y estas carrilleras son una delicia total!

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. HAs elegido una buenísima receta,las carrilleras son iernas y deliciosas y esta receta es un clásico de mi mesa.Te quedó muy apetecible.
    Hoy hice los calamares y te aseguro que me quedaron deliciosos,tiernos,tiernos,tiernos,hemos disfrutado hoy todos juntos en la mesa,que un mediodía los cuatro no es habitual.

    Así que ya te reconfirmo que el lunes estoy por aquí.

    Un besazo Carmen

    ResponderEliminar
  27. ¡Ay esos nombres regionales que a veces nos despistan! Yo al igual que Yolanda también las conozco como carrilleras, aunque nunca las he preparado de cerdo, sólo de ternera. Viví dos años en El Bierzo, y los primeros meses ir a la compra era de risa, yo pedía cosas que desconocían hasta que me enteré de los nombres locales, je, je

    Bss

    Elena

    http://lacajitadenieveselena.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  28. Carmen, tu siempre aportas algo nuevo, siempre le das un toque diferente a los platos y eso me gusta, las carrilleras las consumimos mucho aquí en Huelva, pues el cerdo ibérico se cria en nuestra sierra y es muy accesible, así que seguro que las prepararé como tú. Besitos y siempre que puedo me encanta pasar a visitarte

    ResponderEliminar
  29. Hola Carmen! Miquel es una máquina, ahora ha echado un poco el freno pero hace unos meses es que no me daba tiempo a seguirle! tantas cosas cocinaba todas las semanas!! me pregunto una cosa... por qué una receta de hace tanto tiempo?? querías hacer carrilleras y te las encontraste... o las guardaste tanto tiempo? Desde luego tienen una pinta estupenda.

    ResponderEliminar
  30. me encantan las carrilleras!!! Aunque debo reconocer que nunca he comido carrillera de cerdo, siempre de ternera. Probaré ;)

    Y precisamente con vino las tengo publicadas yo en el blog, un gran bocado que gana de un día para otro, verdad??? O no te dió tiempo de saberlo??? jajaja

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  31. Vaya Carmen, pues coincidimos en publicar un receta de Miquel! si esque tienen una pinta sus recetas que quitan el hipo verdad? No te diré que me encanta porque no soy muy carnívora pero a la salsita no le hago ascos jeje..
    Besos!

    ResponderEliminar
  32. es bueno innovar claro pero hacer recetas de otros tambien es enriquecedor :) yo es que lo hago mucho jajaja, y he aprendido cada cosa que no veas. Te quedaron de-lu-jo. Un besuco!

    ResponderEliminar
  33. Varias recetas tengo yo del blog de Miquel pendientes. Tiene algunas muy mmuy apetecibles y novedosas. Las carrilleras en casa nos chiflan ¡como no!, son deliciosas. Mis niños se ponen las botas con la salsa.

    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  34. Mi preciosa Carmen, has hecho una receta clasica, pero con una presentacion de diseño, eres unica, que plato te ha quedado divino, eres toda elegancia en la cocina, y te lo digo de verdad, es mi humilde opinion pero asi lo pienso. Un abrazo enorme amiga

    ResponderEliminar
  35. Lo dicho, que esa salsa se merece que me pase los reparos de mi marido por la banda .... jajaja. Si las pedimos en un restaurante, se las comió y luego me preguntó, que eran???? jajaja. Este Miguel es la bomba, y vaya fotos bonitas !!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  36. En casa también preparamos muchas recetas de otros blogs, en realidad esa sería la función de nuestras cocinas virtuales ¿No?
    Y puedes tener por seguro que las próximas carrilleras (yo también las llamo así), las voy a preparar con esta receta de Miquel.
    Gracias por recuperar la receta después de tanto tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Carmen a mis peques les encanta esta carne porque es muy gelatinosa y tierna, excelente receta.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  38. Me recuerda al cerdo agridulce de los chinos.

    ResponderEliminar
  39. Buenísima la receta. Me alegro que te hayas decidido a hacerla porque en la época en que la publicó Miquel, yo no lo conocía. Me ha parecido buenísima. A mí me encanta hacerlas. Sobre todo porque es un plato que puedo guardar para otra ocasión. Un besito.

    ResponderEliminar
  40. Hola Carmen:
    Desde que ví tu receta supe que tenía que probarla, y así ha sido. Ya la he preparado por lo menos 3 ó 4 veces y todas ellas con el mismo resultado. Riquísimas. Me resulta un plato muy práctico porque lo puedes dejar hecho el día antes y aprovechar la mañana para otras cosas y además en casa ha gustado mucho a todos.
    Un saludo
    Raquel
    Las recetas de Raquel

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)