25.4.13

Pastéis de nata portugueses [pasteles de crema]


Si hay un dulce que me realmente me gusta son los pastéis de nata portugueses o, más aún, los pastéis de Bélem que aparentemente no son los mismos que los de nata.

Por lo que he leído y oído, la receta de los pastéis de Bélem es secreta y sólo los que se preparan en la Antigua confitería Ria de Bélem son los auténticos. En dos ocasiones he tenido la suerte de disfrutar de ellos sentada en uno de los muchos salones que tiene la confitería y he de decir que me han llevado directamente al cielo. Las cantidades de pastéis que preparan al día es increíble y las hornadas constantes por lo que siempre los sirven recién hechos, lo que contribuye a hacer de ellos un bocado muy especial.

A falta de la receta secreta de los pastéis de Bélem, me animé a preparar los pastéis de nata en casa que, recién horneados, son igualmente divinos. Hay muchas recetas por la red pero yo me decanté por la de Lola cuyas recetas siempre son garantía de éxito.


De estos ricos bocados me asombra la sencillez de sus ingredientes y de su preparación. La complicación es nula y el resultado maravilloso, por ello os animo a todos a que los preparéis ya. Son perfectos para acompañar un café de sobremesa.

Lo único en contra es, como suele ocurrir, que son altamente adictivos y que posiblemente no podrás comer uno sólo de modo. Pero tampoco es el fin del mundo. Si queréis cuidaros por la noche cenáis algo ligerito para compensar y punto. Todo en este mundo tiene solución :)


Necesitamos (para 12 unidades)
  • 3 yemas de huevo
  • 200 ml de nata líquida o preparado vegetal para cocinar
  • 1 cucharada rasa de harina
  • 1 cucharadita de esencia de limón o la ralladura de 1 limón
  • 75 grs de azúcar blanquilla
  • 1 lámina de hojaldre
Además
  • Azúcar glas
  • Canela en polvo
  • 1 bandeja para tartaletas
  • 1 cortador de pasta

Preparación

Colocamos las yemas de huevo, la nata líquida, la harina, el limón y el azúcar en un cacito y lo removemos con unas varillas hasta obtener una mezcla sin grumos.

Llevamos el cacito al fuego y, a fuego lento, removemos la mezcla hasta que espese. Retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Mientras tanto pre-calentamos el horno a 200ºC (arriba y abajo, horno tradicional).

Extendemos la masa de hojaldre y cortamos círculos de un diámetro ligeramente superior al de los agujeros de la bandeja para tartaletas y los colocamos dentro, cubriendo tanto la base como los laterales.

Repartimos la crema entre todos los agujeros, sobre el hojaldre, sin llegar al borde (la crema podría salirse de las tartaletas con la cocción del horno y queremos evitar que esto ocurra).

Horneamos durante aproximadamente 10-15 minutos o hasta que veamos que las tartaletas comienzan a dorarse.

Retiramos la bandeja del horno y dejamos templar antes de desmoldar las tartaletas (salen con mucha facilidad).

Espolvoreamos con azúcar glas y canela antes de servir.

Recomiendo tomarlas templadas, son un auténtico pecado.


67 comentarios :

  1. Buenos días Carmen. Después de leer ésta entrada no tengo más remedio que copiarte a receta: fáciles, ricos, complicación nula,... Ahora mismo básico en mi cocina porque el tiempo no me da para cosas complicadas. Besos guapa. Las fotos sensacionales

    ResponderEliminar
  2. me encantan los pasteis de Belem! siempre que vamos a Portugal es lo primero que compramos!! son deliciosos para tomar solos o acompañando un buen cafe, te han quedado fantasticos y las fotos divinas, bicos

    ResponderEliminar
  3. Carmen, qué ricos!!
    Los comí en Lisboa y no los he vuelto a probar, y estaban deliciosos.
    Me llevo tu receta pra hacerlos.
    un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo27.8.13

      Yo los voy a hacer de inmediato, los comi hace unos buenos años en Portugal y son divinos y hoy me han traido de Caracas de una famosa pasteleria de portugueses que los hacen muy sabrosos

      Eliminar
    2. hola, cuál pastelería en Caracas es esa? yo los ando buscando por toda la ciudad y nada!

      Eliminar
    3. Anónimo21.1.14

      La Flor de Macaracuay, creo que se llama, yo diría que son de los mejores de Caracas, aunque son un poco caros.Punto de referencia queda en el Semáforo que está a mitad de camino entre el viejo Cada de Macaracuay, actual Bicentenario y el INOS.
      Suerte, aunque por el precio, voy a probar esta receta, luce fantástica

      Eliminar
  4. Carmen, tienes razón son adictivos, yo los tengo en tamaño normal y en mini, me encantan como tus pasteis y tu presentación totalmente portuguesa, preciosa vajilla, bsss

    ResponderEliminar
  5. ¡¡¡¡Que me gustan muchos tus pasteis Carmen y que mañana mismo los preparo para llevar a una cena!!! seguro que triunfo. Guapísimas y felices estáis todas en las fotos de Zaragoza ha debido ser una experiencia estupenda por lo que contáis,¡¡¡¡¡ para morirnos de envidia¡¡¡¡. . Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Carmen!! te han quedado genial!! hace tanto tiempo que no los hago...pero están tan buenos que este fin de semana quiza los haga!!jejejeje....vamos....q le daré un respiro a la dieta que empecé ayer!!!jajajajajaja. besitos

    ResponderEliminar
  7. Carmen yo también he tenido el placer de visitar la pastelería en Belém y después de esperar mi turno, ocupar mesa en uno de sus innumerables salones, chica entras allí y aquello nunca tiene fin. Tienes razón son deliciosos, los sirven recién hechos, son un placer para el paladar, vista y olfato. Ya veo que tu te has lanzado a prepararlos, te han quedado de lujo total con esa vajilla tan bonita, ummmmmmm parece que los estoy oliendo. Bss.

    ResponderEliminar
  8. Me encantan estos bocaditos Carmen!!!!! se funden en la boca y además con esa presentación quien no cae en la tentación...Disfrútalos!! besos,

    ResponderEliminar
  9. Riquísimos estos pasteles, a mi me encantan.

    Te han quedado geniales!!!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Le tengo unas ganas tremendas a estos pastelitos, a falta de la receta autentica me quedo con la tuya para hacerlos. besicos

    ResponderEliminar
  11. Que buenos están! Tienen un sa or estupendo, me quedo con tu receta para probarla que tienen una pinta estupenda.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Yo también los preparo de otra manera y quedan deliciosos! me enamoré ellos desde que visité Lisboa! Te han quedado espectaculares!

    ResponderEliminar
  13. Ufff, me vuelven loca estos dulces. Recuerdo haberlos comido en esa mítica cafetería de Bélem, me llevé a casa una caja de pasteles recién hechos para disfrutarlos en Madrid. El día después no estaban igual de ricos, pero de todas maneras me los comí con muchísimo gusto. Hace rato que los quiero hacer en casa, creo que lo intentaré bien pronto.
    Un besito, guapa.

    ResponderEliminar
  14. yo no los he probado nunca pero viendo las fotos me dan ganas de darles un buen bocado..tienen una pinta estupenda! un beso

    ResponderEliminar
  15. uff con estas fotos y tus comentarios habrá que hacerlos si o si!!! Lástima que tendran que esperar un poquitin porque estamos en plena dieta.... :( Te han quedado fantásticos!

    ResponderEliminar
  16. Hola Carmen, me acaba de pasar una amiga la receta.....tengo que mirar si hay alguna diferencia con ésta tuya y te comento...me comía ahora mismo una docena pero en Belem.
    Bss
    Mar

    ResponderEliminar
  17. Qué ricos!!! Me muero por probar los pasteis de Belem... Probaré tu receta esperando una escapadita a Portugal...
    Besos!!

    ResponderEliminar
  18. Hay dos cosas que me encantan de la gastronomía portuguesa: el bacalao y la pastelería.
    Bueno, y el pao con manteiga para picotear. Y las raciones monumentales. Y los platos al horno. Y el leite-creme. Y los arroces. Y... Bueno, vale, hay muchas cosas que me encantan de la gastronomía portuguesa xD

    Menos mal que este sábado ya volvemos a cruzar la frontera, así que aprovecharé para venirme con la tripita llena y quizás alguna receta nueva :D

    ResponderEliminar
  19. Carmen, qué ricosss!! Yo soy fan también, son una delicia, y lo tuyos se ven tan buenos!!
    En fin, caeré, si es que no tengo remedio...
    Pero como bien dices, una cenita de ensalada y ¡listo!
    Un besito y feliz día!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  20. No sabes las ganas que les tengo, tienen una pinta deliciosa!!!
    Me guardo tu receta a ver si de una vez los hago, me permitiré un antojo que llevo tiempo alejada de todo lo dulce!!!
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  21. Me encantan estos pastelitos... Y por aqui no los encuentro, asi que me va genial la receta!! Un beso

    ResponderEliminar
  22. Ni unos ni otros he probado pero por lo que he leído y visto en la foto tienen que estar deliciosos. Fíjate, me llevaba hasta el café.
    Besinos

    ResponderEliminar
  23. Riquisimos, y me trasladan a Lisboa, al lado del Monasterio de los Jerónimos. Mil gracias besicos

    ResponderEliminar
  24. No podía imaginarme que fueran tan fáciles!!! Habrá que hacerlos sí o sí. ¡Cómo me gustan estos pasteles! Alfredo va a estar contentísimo con este post tuyo...

    ResponderEliminar
  25. Nunca los he comido caseros, siempre han sido de compra, estan deliciosos!

    ResponderEliminar
  26. En casa enloquecieron cuando los hice y aunque no son iguales que los auténticos sí que estaban bien buenos.
    Me llevo tu receta para probarla.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  27. Tienen una pinta estupenda. Según lo cuentas, parece que son fáciles de hacer, así que me llevo tu receta. Besos.

    ResponderEliminar
  28. Que bien te han quedado Carmen..Y que vajilla más bonita!!Besos

    ResponderEliminar
  29. Qué bocado tan delicioso Carmen! No he tenido el gusto de probar estos pastelitos pero con tu receta creo que voy a tardar bien poco..
    Besos ;)

    ResponderEliminar
  30. A qué hora dices que venga??? Que mesa más bien puesta no falta detalle.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  31. Los pasteles de Belen son muy ricos yo tambien los comí en Portugal y luego los hice con la receta de i-recetas ,el dice que son de lo mas parecido a los originales ,y al no llevar nata yo encuentro que son mas suaves.http://elparaisodelosgolosos.blogspot.com.es/2012/11/pasteles-de-belem.html
    Los de nata tambien estan ricos y viendo estos me esta apeteciendo prepararlos .besinos

    ResponderEliminar
  32. Las fotos son muy buenas y la receta de lujo. Besos

    ResponderEliminar
  33. Acabó de hacer un viaje a Lisboa y vengo enamorada de los pasteles de Belem, efectivamente la receta es secreta!! excusa para ir a Lisboa de vez en cuando que la tenemos cerquita. Que grata sorpresa ver tu receta, voy a hacerla!
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Que bonita es Lisboa verdad???? :) yo solo estuve una vez, pero desde luego no me perdí la visita a la famosa confitería para probar sus pasteles! :)
    no se cual será su receta secreta, pero estoy segura de que la tuya es perfecta..y encima la compartes con nosotros!! :)
    así que me apunto a los pasteis de mi i :)
    Cariños..nos veremos pronto..espero!!!!!

    ResponderEliminar
  35. Qué monos quedan, listos para hincarles el diente. ¡ñam! Un besote.

    ResponderEliminar
  36. Los hice en un taller de repostería y nos encantaron, en casa aún no los he puesto en práctica. Bonitas fotos! Bss

    ResponderEliminar
  37. Ay Carmen!, ya sabes que yo no soy de dulces, pero estos son irresistibles, sobretodo si los tomas "in situ". La verdad es que una vez los hice y no estaban mal, pero cuando volví a Lisboa y los comí de nuevo, comprendí que el secreto lo siguen guardando y lo mío no era sino un simulacro de aquéllos. De todas formas, para recordarlos emplearé tu receta que viniendo de Lola seguro que es un éxito. A tí te quedaron muy bien, pero es que tu eres una perfeccionista y así se ven.... DELICIOSOS!!!. Besos

    ResponderEliminar
  38. Mi querida Carmen, como siempre, los has bordado, te han quedado perfectos, y bonitos cien por cien, doy fe que son deliciosos, no he tenido la suerte de probarlo, en esa rica pasteleria, pero no pierdo la esperanza de hacerlos, yo lo hice y no ha sido la unica vez, en casa les encantaron, bueno amiga, que acabo de hacer la receta del mes, de tia Alia, y huele mi cocina en estos instantes a gloria bendita jejeje. Un abrazo enorme preciosa amiga

    ResponderEliminar
  39. Me rechiflan y como buena gallega amante de la repostería de los vecinos portugueses, los he probado en su lugar de origen y también los hago de vez en cuando en casa. Divinos, fabulosos!!!

    ResponderEliminar
  40. tremendos eh Carmen¡son muy buenos y lo digo después de haberlos probado también,pero aun no ha salido mi receta esta en la bandeja de salida,pero se le cuelan otras como la de Zaragoza ja,ja
    beso

    ResponderEliminar
  41. Una cenita ligera... una cenita ligera, un mes sin cenar y sin comer tendría que estar yo ¿Por qué? Fácil, me los comería todos :)

    ResponderEliminar
  42. Carmen yo los probé en Portugal, recuerdo que estaba embarazada de Marcos y fue comer uno y no parar hasta que marché, como estaba de antojo me lo permitía!!!!!
    Gracias por la receta.

    ResponderEliminar
  43. Bueno, si tú me dices que por comerse un par de pastelitos no se acaba el mundo, hago un soberano esfuerzo, me animo y me como tres, porque no hay dos sin tres y la diferencia no es tan grande, ¿no? Je je je. Pues a menuda le vas a dar ánimos para meterse un dulce entre pecho y espada acompañando un café. Y es que tienen un aspecto tan delicado y tentador, que no tendrías que decirme nada más que una vez que los probara.

    Que conste que lo de "soberano esfuerzo" es puro teatro, eh. Luego me arrepentiré y me tomaré una ensalada para cenar, como hoy, después de una fabada que me ha tenido toda la tarde tal que un mueble por la dificultad para moverme.

    ¡Me encanta la foto pequeña del collage! Le entra tanta luz que el pastel luce bien bonito a la espera de ser devorado.

    Un beso, chica guapa!!

    ResponderEliminar
  44. Durante muchos años fui a Portugal casi cada mes por motivos de trabajo y a media mañana, en cualquier lugar del pais, tomaba un pastel de nata acompañado de un buen café. Me encantará probar de nuevo estos pasteis, en esta ocasión hechos en casa con esta receta. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  45. Estos pastelitos son una auténtica locura! Hace tiempo que no los hago... quizás debería ponerme a ello, total un par de pastelitos tampoco me van a perjudicar tanto, no??? jajajaja. Besos.

    ResponderEliminar
  46. Carmen, vaya pinta! ricos y además bonitos. Me encantan como te han quedado los bordes tipo festón

    ResponderEliminar
  47. Uuummm, que pinta mas buena Carmen!!! se ven unos pastelitos muy jugosos y ricos, me han dado unas ganas tremendas de hacerlos.

    Chiqui, cada vez que vengo por aquí me llevo recetas para hacerlas y se me empiezan a acumular, me gusta TODO LO QUE HACES TANTO!!!

    Te mando un besote grande y te deseo un super feliz fin de semana, muaaaaaakk

    ResponderEliminar
  48. Un auténtico pecado, me encantan y te han quedado fantásticos. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  49. Hola Carmen,

    Hacía algún tiempo que no pasaba por aquí pero me agrada comprobar que sigue todo adelante, lo cual es una muy buena noticia.
    Parecería que no pero mantener un blog en activo y todo eso implica un esfuerzo, que no es poco.
    Espero que tengas una muy buena semana y continues haciéndolo igual de bien que hasta ahora.
    Me encanta cómo lo haces, asi que con tu permiso, volveré pronto.

    Saludos desde felicidadenlavida
    Un abrazo grande;
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  50. Tú lo has dicho bien, son un pecado, y sólo probando los portugueses podemos darnos cuenta de ello. Después en casa intentamos acercarnos, y bien, quizás alguien lo hay conseguido, yo no. Mientras podemos disfrutar de los de nata, yo no sé si parecidos pero muy ricos.
    Por un momento me he trasladado a la pastelería, sentada tomando café y un pasteis, viendo el gentío ilusionado por conseguir el suyo, de todas lenguas y color, que buenos recuerdos, verdad?
    Un besito, guapa

    ResponderEliminar
  51. Ojala algún día pueda ir y disfrutar in situ de estos maravillosos dulces que a todo el mundo le tienen "enamorad@s"

    Besotes

    ResponderEliminar
  52. Mmm ¡que buena pinta!, me encantaría poder probar uno :), se ven realmente ricos, a ver si me animo y los hago, un besito

    ResponderEliminar
  53. Con las ganas que tengo de preparar estos pasteles, los he probado y me han encantado, son de lujo, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  54. Mamuchi :) Jajaja te escribo este comentario desde mi cuarto (oh yeah), aunque tu estes en el salon pero bueno... Queria decirte que en las fotos se ven geniales y que estaban para morirse de buenos. Besitos desde un piso mas arriba que tu, Anna

    ResponderEliminar
  55. Hace mucho que comí los de Belem, y al ver los tuyos has destapado la caja de los truenos. ¡Me muero por uno! Y estoy de acuerdo con tu hija, las fotos son geniales y el juego de café precioso.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  56. Aún recuerdo la fila para comprar estos famosos pastelitos....pero es que están tan buenos y ahora me los pones tú, tan o más ricos a la vista que aquellos, nada Carmen, eres una artista, total!

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  57. Carmen, qué buenos te han quedado y me encantan. Aquí en Huelva, al estar al lado de Portugal puedes comprarlos en cualquier pueblo pasando la frontera, pero nunca me he animado a hacerlos. Me quedo con tu receta y con el buen sabor de boca que dejan esas preciosas fotos. Muchos besitos y buen finde.

    ResponderEliminar
  58. pero que buenos te han quedado Carmen!!! y no sabía yo que fueran tan sencillos de hacer.
    Tengo la suerte de vivir a media horita de Portugal y voy bastante a menudo, entre otras cosas a disfrutar de la pastelería portuguesa! que según dícen muchos... o te gusta, o no te gusta! y a mí como no, me encanta! jaja!!!

    Besiños salseros y... nos vemos pronto!!! :))))))))

    Tito

    ResponderEliminar
  59. HOla
    ya he cenado, pero tengo huequito para uno, te han quedado de lujo, que buenos
    besitos

    ResponderEliminar
  60. Puedes creer que no los he probado hasta hace muy poco??' Y casi no los prueba nadie más??
    Jajajaja.

    Se ven estupendos.
    Besos

    ResponderEliminar
  61. Tuve la suerte de probarlos una vez y quede maravillada, son deliciosos. Nunca he hecho la receta y esta claro que por pereza porque no puede ser mas facilita y el resultado excelente. Un besote

    ResponderEliminar
  62. Antica7.11.13

    Me encantan estos pastelitos, voy a probar la receta.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)