1.2.13

Lentejas estofadas con verduras [de la mia mamma]


Si hay una cosa que mi madre borda en la cocina esa es sus lentejas estofadas con verduras.  Durante mis años de tonto comer jamás puse peros a un plato de lentejas preparado por ella porque le salían tan sabrosas que hasta los más caprichosos paladares caían rendidos a sus pies.

Pasaron años hasta que, una vez independizada, me lanzara a preparar lentejas.  El listón estaba muy alto y me resultaba inconcebible poder conseguir unas lentejas como las suyas a pesar de seguir sus instrucciones al pie de la letra.


Con el tiempo les he ido cogiendo el truquillo y casi casi casi me atrevería a decir que, a fuerza de practicar, las lentejas que ahora salen de mi cocina son iguales que las de mi madre.  Debería de preparárselas un día para que fuera ella quien me lo confirmara.

Mientras llega ese momento, os cuento cómo se hacen las lentejas estofadas en mi familia.


Necesitamos
  • 200 grs de lentejas pardinas
  • 2 zanahorias, peladas
  • 1 pimiento verde, lavado y sin pepitas
  • 1 cebolla, pelada
  • 1 tomate (opcional)
  • 2 dientes de ajo, pelados
  • 1 hueso de jamón
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce
  • 1/2 cucharadita de pimentón picante
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharada de maizena espesante instantáneo
  • 1-1.2 litros de agua
  • Sal

Además
  • Una olla a presión (la mía una clásica Tefal de hace 15 años)


Preparación

Ponemos todos los ingredientes en la olla y cubrimos con el agua. No os preocupéis por quedaros cortos de agua, si esto ocurriera siempre se podría arreglar agregando más líquido una vez finalizada la cocción.

Colocamos sobre fuego fuerte y una vez comience a hervir tapamos la olla y colocamos la válvula del vapor en la segunda posición (mi olla sólo tiene dos posiciones).

Cuando comience a salir el vapor, bajamos la intensidad del calor y contamos 10-15 minutos.  El tiempo dependerá de si os gustan las lentejas más o menos blandas.  A mi me gustan al dente (como la pasta) por lo que las cocino unos 12 minutos.

Transcurrido este tiempo apagamos el fuego y dejamos que el vapor salga en su totalidad y que las lentejas se templen dentro de la olla antes de abrir.


Recomiendo prepararlas en día anterior y dejarlas en la olla, sin abrir, hasta el momento de la comida para que los sabores se asienten y las lentejas tomen cuerpo.

A la hora de servir, a mi me gusta retirar el pimiento, la cebolla, el tomate (si le ponéis) y los ajos, triturarlos con una batidora de mano y añadir el puré resultante a las lentejas.

Encuentro que de esta manera mis hijos se comen las verduras sin darse cuenta de ello y yo no tengo que escuchar ninguna queja :)

Hacer esto también sirve para espesar las lentejas si es que os gustan con cuerpo.  Si las preferís tirando a líquidas entonces absteneros de triturar las verduras y servirlas tal cual, como tropezones.



Espero que os animéis a preparar esta sabrosa legumbre que, preparada de esta manera, constituye un primer plato la mar de sano y poco calórico.

39 comentarios :

  1. Se ven estupendas, muy ricas. Yo también las hago con verduras y nos gustan mucho, las mías son un poco diferentes.
    besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Que bueno, Carmen!!
    Debido a la dieta, a comer sano y rico y a organizar mis comidas, que soy un poco desastre cuando como sola, esta semana estuve preparando el menú (por así decirlo), y a que no sabes qué cociné? sí, lentejas con verduras, jajaja
    Bueno hice una olla para comer unos cuantos, y aparte del tupper que se llevó Tomás para comerlas en la oficina, el resto se puede decir que me lo he ido comiendo yo.

    De las mallorquinas decirte que varía el hueso de jamón, no le ponemos, o son de verduras o le ponemos un botifarró (que es un embutido de aquí parecido a la botifarra catalana, un poco más oscuro) y otra peculiaridad es que lo comemos con ensalada de tomate y cebolla aliñada con un poco de aceite y vinagre. Para mi es un plato exquisito, así que no sé si es comida de viejas pero yo me las tomo encantada.
    Besitos guapísima

    ResponderEliminar
  3. Qué buenas te quedan Carmen. Estoy segura de que tu madre te va a dar muy buena nota!!!
    Las lentejas son uno de mis platos favoritos y el toque picantito me encanta, aunque suelo prescindir de él porque Julia sólo tiene 8 años y todavía es pronto...Fabulosas, te felicito!!!

    ResponderEliminar
  4. Ah, ¡lentejas! Me encantan, últimamente con los fríos que arrecian las hago con mucha frecuencia.
    Eso sí, nunca le he echado maicena; tendré que probarlo :)

    ResponderEliminar
  5. como me gustan estos platos de siempre!! son todo un lujo! bicos

    ResponderEliminar
  6. A mí es que me encantan las lentejes, las preparo, con muchas verduras, casi todas las semanas. Las lentejas de tu mami tienen muy buena pinta, ya lo creo!
    Feliz fin de semana, guapa!

    ResponderEliminar
  7. Carmen ha estas alturas creo que tus lentejas ya son iguales o mejor que las de tu madre,vamos aprendiendo a marchas forzadas y eso es el mejor premio que le podemos ofrecer a nuestras madres igualarlas o superarlas¡¡
    buenisima receta¡¡¡ y bien sana
    buen finde Cramen
    beso

    ResponderEliminar
  8. Me encantan las lentejas! De la comida de puchero es mi plato favorito y te han quedado estupendas!con las verduras nunca las he probado pero me apunto tu receta q seguro q le dan un gustito bien bueno!

    Besitos y buen finde!

    ResponderEliminar
  9. Pues sí, creo que ha llegado el momento de hacer unas lentejas sin chorizo, ni panceta, ni cosas engordantes. Tienen un aspecto magnífico, y algunas variaciones con respecto a mis lentejas que voy a adoptar, a ver qué tal el resultado. Y las voy a preparar este mismo domingo, para comerlas el lunes, ole, ole!!!!

    ResponderEliminar
  10. Se ven muy ricas, las hago parecidas pero sin el jamón...las próximas se lo pongo...besos

    ResponderEliminar
  11. Perfectas para el invierno! Una de mis comidas preferidas.

    ResponderEliminar
  12. Adoro las legumbres, no podría decidirme por una y las lentejas son mi perdición, yo la verdad no se lo que es "tonto comer" pero si "tanto comer" nunca he rechazado un plato y siempre me ha encantado repetir, con el tiempo me he tenido que cortar un poco, ya sabéis la edad no perdona en la línea... jeje...
    Seguro que a tu madre le hace una ilusión enorme si la invitas a unas lentejitas como estas!!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  13. Que bien me sentaría ahora un platito de lentejas amiga! menuda pinta!
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Tienen que estar buenisimas pero yo lo hago sin jamon un besico

    ResponderEliminar
  15. Se ven estupendas y muy ricas, muy parecidas a las de mi mamá. Yo tengo suerte, que la peque le encantan los tropezones en las lentejas así que como más gordos, mejores :o)
    Deliciosa receta, de las que vienen bien con estos días de frío.
    Besos y feliz finde,
    Palmira

    ResponderEliminar
  16. Carmen, las lentejas son una de mis legumbres favoritas (junto con los garbanzos). Las podía comer hasta frías. Y ya en puré, ni te cuento. En casa no se le pone pimiento, pero es curioso porque si utilizo un poco de los dos pimentones, aunque primero lo doro junto con un poquito de harina en un pelín de aceite. Luego voy añadiendo un poco del caldo de cocer las lentejas, hasta que ya lo vierto en la olla grande y le doy un último hervor. ¡Que ricas!

    ResponderEliminar
  17. Tengo que decirte que las lentejas, son de los guisos que no me salían bien recién casada, ni que decir tiene, que ahora me salen buenísimas. Besos.

    ResponderEliminar
  18. Mi legumbre preferida!!!!!!!! que ricas están así de esa manera que las haces. Y en la foto se ven tan sabrosa que no me importa que sea la hora de la merienda, me da igual yo me comía un platito. No me cansan.......
    Buen finde

    ResponderEliminar
  19. Un plato bien rico y saludable..yo las hago muy parecidas pero no le pongo el hueso de jamón,a la próxima probaré tu receta...

    Besets

    ResponderEliminar
  20. Un buen plato de lentejas siempre es bienvenido en cualquier momento al menos para mí. Las cocino casi de la misma forma que tú triturando al final las verduras y por la misma razón. Lo que estudiamos las madres para que los niños coman verduras sin darse cuenta. Una receta sencillamente genial.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Me chiflan! Hoy mismo me comí un platazo, además las hago casi igual que tu....
    Buen finde!

    ResponderEliminar
  22. no podria vivir sin comer lentejas un basico de todas mis semanas..te quedaron estupendas! un beso y buen finde

    ResponderEliminar
  23. Holaaa, aaaag me has pisado la entrada jajajajajja, estamos más lentejeros que nunca! nosotros las hacemos así (aunque diferente) hace ya unos tres años. ya prescindo de chorizos y morcillas para estos platos. con verduras sientan de maravilla y las digestiones son ligeras. bueno, dejaré mi entrada para más adelante jeje tengo más...
    Un besooo

    ResponderEliminar
  24. Justo encima de mi está el comentario de Marisa y me río sin que se oiga porque yo también tengo en mente publicar la receta de las lentejitas, y al igual que tú, las mías son también de "la mía mamma", ja ja ja.

    Nunca las he hecho en la olla. También utilizo lenteja pardina porque me parece muy fina y creo que aguanta mejor la cocción sin despellejarse, y en poco más de media hora están hechas en una cazuela convencional.

    Echo en falta ese choricito; y creo que mis comensales arrugarían el gesto si no les pusiera un trocito. A mi también me gusta mucho, la verdad. Pero tus lentejas están tan enriquecidas por el triturado de las verduras que no les falta ni un ápice de sabor.

    Mi historia con las lentejas fue siempre de aborrecimiento, hasta que el añorar la comida española por tierras lejanas me hizo apreciar muchas comidas, y entre ellas, las lentejas, que no había forma de comerlas si no era en puré. ¡Hay que ver qué tiquismiquis era yo de jovencita! Siempre tan selectiva ... :P

    Un beso fuerte, y feliz funde!!

    ResponderEliminar
  25. Yo soy de las que no las dejo!!! Me gustan con verduras y más potentes!!! ja ja. Las ollitas son una monada!! besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  26. Carmen, yo me apunto a un cuenquecito de estos, sí, sí!
    Y además ahorras la grasa del choricito, yo, digo que sí, jeje!
    Aunque seguro que ya se rebañaron los cuencos y ya no queda ni una lenteja... :-)
    Un beso, guapa!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  27. A mí las lentejas me llegan rápido al corazón. Las tuyas, nada más verlas. Buenísimas. Un besote.

    ResponderEliminar
  28. Hola, Carmen.
    Me encantan las lentejas de todas las maneras posibles. Hace un tiempo descubrí en uno de los blogs las lentejas tal y como las hace mi mamá, quien, a su vez, las prepara como lo hacía su abuela de Jaén (E).
    En mi familia las lentejas son un plato de hogar, sin dudas. Mi nona Magdalena (que era la madre de mi papá) cada vez que hacía lentejas se ocupaba de llevarme luego a mi casa mi porción y me he acordado especialmente de esto porque sus lentejas no llevaban tomate.
    Isabel Allende cuenta que en los momentos de mayor tristeza y alegría de su vida se sumergiría en una taza de arroz con leche... ahora que lo pienso así me sucede con las lentejas. De cualquier manera, en toda oportunidad, son siempre mi elección, así que me reservo esta receta para prepararla tal cual y a la menor oportunidad.
    Al igual que a Silvia (Chez S.) me resultaron encantadores los bols de la presentación.
    Cariño allende el mar.

    ResponderEliminar
  29. Me gustan las lentejas y estas se ve que estan muy ricas,tu mama estará contenta de lo bien que te salieron.besinos

    ResponderEliminar
  30. que bueno y que saludable, me ha encantado, feliz semana!

    ResponderEliminar
  31. A mí me pasa igual, Carmen, creo que mis platos nunca salen tan perfectos como los de mi madre! Deliciosas lentejas, sí señora. Un beso!

    ResponderEliminar
  32. Carmen, estoy viendo tantas delicias hoy que dan ganas de saltar a la cocina, mis favoritas de las legumbrs son las lentejas, me parecen lo más, más rico y así estofaditas mucho más!!

    Besos bonita.

    ResponderEliminar
  33. Y que ricas que son las lentejas!! Mira que ahora hace dias que no las preparo... Tienen una pinta fabulosa y seguro que tu madre te da un sobresaliente! Besos y feliz semana

    ResponderEliminar
  34. Hummmm q ricas seguro q tu mami te da un 10 te usan quedado espesitas y que color tan rico
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Te quedaron estupendas. Hola he dado con tu blog gracias al blog "Casa Tere". Me quedo por aquí. Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Looks like a very warming and satisfying dish!

    ResponderEliminar
  37. Carmen por alguna razón hay entradas tuyas que no veo el día que son publicadas. Las lentejas son lo más de la legumbre, mi hija siempre protestando cada vez que las había para comer, ahora la pasa lo que a Yolanda, como no come en casa casi nunca, hasta pregunta si han sobrado lentejas....... madre vivir para ver. Yo las preparo diferente, y leyendote creo que me complico la vida, las próximas te copio la receta.Bss.

    ResponderEliminar
  38. Jajaa, yo también tengo en la recámara las lentejas de mi madre!!
    Ella las hace parecidas aunque le pone chorizo, morcilla y beicon!! También retira las verduras y las pasa por un colador para que no las notáramos cuando éramos pequeños y aún lo sigue haciendo!!
    No hay nada como un plato de cuchara, siempre lo digo, pero es que me reconfortan tanto, sobre todo estos platos de nuestras madres que nos traen tantos recuerdos!!!
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  39. Tienen muy buena pinta. Me gusta!
    Me resulta extraño que no pongas aceite de oliva, y no hagas un sofrito, antes de añadir las lentejas.
    Un día probaré a hacerlo de esta forma también.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)