30.1.13

Chutney de tomate


Hay una persona en la blogosfera (conocida por muchos de vosotros) que hace unas semanas me sacó los colores dedicándome una entrada en su blog con motivo de mi cumpleaños.

Digo "me sacó los colores" porque su entrada fue para mí un homenaje en toda la regla.  No sólo se molestó en preparar mi dulce favorito (toffees...ñam) sino que me regaló un paquetito y los publicó acompañando la receta de una introducción de lo más entrañable.

Aquel gesto que me llegó al alma y me dejó muda, cosa bastante difícil pero que ella consiguió con la magia de sus palabras.


Ese día me prometí a mi misma homenajearla preparando una receta suya porque un detalle como aquel se merece reciprocidad.  Así que aquí estoy, intentando hacerlo lo mejor posible para ver si le llego a la altura del tobillo pero dudo que lo consiga.  Y es que esta bloguera es mucha bloguera y estar a su altura no es cosa fácil, aunque no por ello voy a dejar de intentarlo.

Sobre ella puedo decir que es una mujer decidida, directa, clara, fiel, humilde y fuerte. Amiga de sus amigos, dispuesta, entrañable, querida y apreciada por todos...

Sobre su blog, añadir que sus recetas son sabrosas y originales; sus textos impecables, amenos y didácticos; su fotografía impresionante, un regalo para la vista; y sus visitas a los blogs que sigue siempre van acompañados de comentarios entrañables, sinceros, sentidos y acertados...leer sus comentarios es tan agradable como leer las entradas en si.

Después de lo dicho seguro que sabéis a quien me refiero ¿verdad?

¡Pues claro! ¡Has acertado de pleno!

Para ti, querida Yolanda, va la entrada de hoy.  Espero que te guste :)


Necesitamos

  • 1 kilo de tomates
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal
  • 250 grs de azúcar moreno
  • 150 ml de vinagre balsámico de Módena
  • 1 cucharadita de pimientas variadas (yo sólo pimienta negra)

Preparación

Escaldamos los tomates para poder retirar su piel con facilidad.

Para ello, hacemos una cruz en la base de los tomates y los sumergimos en un recipiente con agua hirviendo.  Después de un par de minutos los retiramos y los refrescamos pasándolos a otro recipiente con agua fría.

Una vez refrescados, pelamos los tomates, los cortamos en cuartos y desechamos las pepitas y el jugo.  Troceamos finamente la carne del tomate y reservamos.


En una cacerola calentamos el aceite y añadimos los tomates.  Salamos ligeramente y cocemos, a fuego medio bajo, hasta que se haya evaporado su jugo, removiendo de vez en cuando.

Añadimos el azúcar, el vinagre y la pimienta.  Subimos el fuego para llevarlo a ebullición y, una vez que rompa a hervir, bajamos la potencia y dejamos cocer a fuego lento hasta que casi no quede líquido (aproximadamente 45-50 minutos).

Et voilá...en poco tiempo y de manera muy sencilla tendremos un delicioso chutney listo para acompañar quesos, carnes frías, panes, etc.  Yolanda lo utilizó para rellenar estos impresionantes muffins (junto con queso de cabra) que tuvimos la gran suerte de probar en la última quedada de bloggers de Madrid y que tengo pensado preparar este fin de semana...¡lo estoy deseando!

42 comentarios :

  1. Tiene una pinta estupenda, es una cosa que no he preparado nunca. La entrada es muy emotiva.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Una entrada preciosa y seguro que a yolanda tambien has dejado sin palabras! sois fantasticas las dos! No conocia esta receta y me la llevo que estoy segura aprovechare muy bien, bicos

    ResponderEliminar
  3. Ay que bonita entrada por favor Carmen! yo soy Yolanda y me pego hoy al ordenador durante todo el día, con dos lagrimones de la emoción. Me ha encantado la entrada en general, tus palabras no pueden ser más sinceras, porque Yolanda es cierto que es un encanto [tuve la suerte de conocer en la kedada] pero tú te aseguro que eres otro encanto igual, te lo digo yo que soy neutral y lo veo desde fuera. Así que menuda suerte tenemos el resto de poder contar con vuestras palabras, que a veces llegan mucho más allá de una entrada.
    Por cierto nunca he hecho un chutney, pero desde luego tiene un aspecto impresionante y con el queso de cabra, que me encanta, no me lo puedo ni imaginar. Tendré que probarlo, porque si viene de vuestras cocinas, sencillamente ES BUENO.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Carmen eres un sol, me ha encantado tu entrada,no te quiero decir el chutney, voy a ver a Yolanda, bssss

    ResponderEliminar
  5. Un detalle muy bonito hacia Yolanda, le va a encantar. Y este chutney tiene muy buena pinta. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Desde la introducción ya sabía quien era la bloguera afortunada. Tengo que decir que coincido plenamente contigo. Es una persona especial. Y también tengo que añadir que ese chutney de tomate se ha convertido en su seña de identidad. Tuve la suerte de tener a Yolanda como amigo invisible en la última quedada de Madrid, y recibí un maravilloso tarro con esta delicia, que en casa fue vista y no vista. Buenísimo ese chutney. Carmen, has hecho una entrada estupenda. Yolanda, imagino que te llega, alto y claro, el cariño que muchos tenemos por tí. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado tu entrada, y estoy totalmente de acuerdo contigo, a mi me sorprende siempre en sus comentarios, son siempre largos y bien argumentados, no dices solo me gusta, o no me gusta, o brillante o ... se nota que se lee la receta y la comenta de verdad y eso se agradece muchísimo. Besicos,

    ResponderEliminar
  8. Tiene que estar delicioso, me quedo con la preparación. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  9. Me encantan todas las variantes del chutney, es una salsa que le da un toque estupendo a las carnes y esta que has hecho me la llevo para probarla, seguro que esta delicosa!

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Yo también he adivinado de quién se trataba, no sólo por la receta sino por tus palabras. Es bonito conectar tanto con alguien y encima tenéis la suerte de estar cerca. El chutney ya lo probamos disfrazado en los cupcakes y lo tengo en pendientes. Un beso. No me enteré de tu cumple, así que felicidades con retraso. Siempre es una alegría cumplir un año más y sobretodo te deseo mucha salud.

    ResponderEliminar
  11. Madre mía Carmen, que entrada más bonita la tuya de hoy. Aparte de la receta que es espectacular; el que puedas contar con una amiga como Yolanda, es un tesoro. Los que tenemos la suerte de contar con gente así en nuestro entorno lo tenemos que cuidar como un tesoro.

    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  12. Yolanda es una divina y sin conocerla personalmente,estoy convencida de ella.Nuestros correos son siempre cercanos y amables.Bien dedicada por ambas uestras excelentes recetas.
    Los chutneys son un elemento imprescindible en nuestro fondo de armario y este luce apetecible.


    CAriños Carmen ;)

    ResponderEliminar
  13. Vaya estoy segura que te va a dar un aprobado alto.

    Sin conocerla personalmente creo que las descrito perfectamente y hace fácil reconocer de quién hablas...ahora seguro que vas a provocar que le salgan los colores a ella,

    Un beso para las dos...

    ResponderEliminar
  14. Dios mio, oigo la palabra tomate y me pierdooo uuummm esta receta tan buena me la apunto!!
    Besos
    Nieves

    ResponderEliminar
  15. "¡Ooooh, qué palabras más bonitas!"

    ¿Sería yo si tan solo dejara estas cinco palabras y me marchara sin más? Nooo, no lo hago nunca, es más, sabes que prefiero no comentar nada a escribir cuatro palabras. Y es venir a tu blog, ¿y cómo no voy a tener más que palabras y escribir párrafos enteros a la persona a la que más aprecio de este mundo de la blogosfera? Ahora no me voy a deshacer en halagos, porque ya nos hemos demostrado nuestro afecto mutuamente y no nos vamos a poner en plan empalagoso. Pero no lo puedo evitar, y es más, es que tu entrada de hoy me invita a hacerlo.

    Tus palabras me han colmado de dicha, me han dibujado una sonrisa tonta que dudo que me desaparezca en el día de hoy, y si mañana me levanto sin ella, en lugar de pintarme la raya en el ojo, me voy a dibujar una sonrisa en los labios, una sonrisa que tengo siempre que te veo a ti y veo tu nombre.

    Después de tanta palabra bonita solo me queda agachar la cabeza y otorgarte el premio a ti, porque me has superado sobradamente, porque has ahondado en mi forma de ser y la has clavado, aunque discutiremos sobre alguna de esas "virtudes". Tú sí que sabes valorar las amistades que tienes y prueba de ello es la confianza que me das a mi y el aguante que tienes conmigo.

    Muchas gracias por toooodas tus palabras, pero muchas gracias especialmente por permitirme tenerte a ti.

    Espero que lo que la blogosfera ha unido, sea para siempre. Uff, qué fuerte!!

    Un beso enooooormeee!!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pobrecito ese chutney! Lo he ignorado por completo, y es muy posible que sin él, esta entrada no hubiera visto la luz. Me he dejado llevar por los sentimientos, y la receta se merece unas palabras. ¡Aunque qué voy a decir yo! Si estaba - o está - buenísimo. Y la prueba está en que fue el gusto muchos de los asistentes a la quedada, de mis comensales, y de los tuyos, que lo sé yo ... ;), porque de lo contrario, seguro que no hubiera asomado la cabecita en tu blog.

      Y yo lo contenta que me siento de que hayas confiado en él, de que lo hayas hecho, y de que lo hayas publicado, y más a sabiendas de que no eres de publicar recetas de blogueros.

      Y no puedo irme sin mandarte otro beso, of course, dear.

      :)

      Eliminar
  16. Que lindo post, y además el chutney es de mis cosas preferidas para comer. Increíble la pinta de esta receta!

    ResponderEliminar
  17. Carmen hace tiempo que me di cuenta de la buena sintonia que os teneis y cuando he visto tus primeras palabras ya sabia que hablabas de Yolanda y viendo tu post y despues ahora al comentarte y ver las palabras de Yolanda solo puedo daros la
    enhorabuena y que os dure este buen rollo que habeis pillado gracias a este mundo de blogers cocineros.
    Bueno hoy me han dado una buena alegria hay fecha ya¡¡ y comienza la cuenta atras,que ganas de conoceros que tengo
    un besote

    ResponderEliminar
  18. Guapa!!!que entrada más bonita...por otro lado tengo unas ganas bárbaras de probar de hacer un choutney, a ver si me animo!! Besos

    ResponderEliminar
  19. Para mi el chutney es una receta totalmente nueva e innovadora, nunca había oido hablar de ella y mucho menos la he visto en ningun sitio. Creo que me tengo que ir poniendo un poco más al día con nuevas recetas y salir de la típica salsa insipida para las carnes y probar esta receta que seguramente cambiará mi forma de ver la carne o los quesos en las comidas!

    ResponderEliminar
  20. Qué rico tiene que quedar este chutney. Además, me parece que pega con muchas cosas: queso, patés, carnes...
    Yolanda es un encanto, y sus recetas son fantásticas. Así que se merece una entrada tan preciosa.
    Un beso grande, guapa.

    ResponderEliminar
  21. Bonito homenaje y delicioso acompañamiento! Besitos, Carmen.

    ResponderEliminar
  22. Me gustó mucho la entrada que Yolanda te dedicó, y me encanta el detalle que tienes con ella en esta entrada, es cierto que todo lo que dices.
    Ya me gustaron sus muffins, y me gustó su chutney, y ando esperando el momento que pueda prepararlo. Pero también me gusta el tuyo, que bueno, es el mismo, jeje
    Conocía y he preparado el chutney de mango pero no sabía del de tomate hasta ver el de Yolanda, y me encanta.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  23. Holaaa, guau Carmen, menudo pedazo de homenaje para Yolanda! que pasada, estará con una temblequera del quince!
    Este tipo de preparaciones no suelo hacerlo. Lo de mezclar dulce con salado nos cuesta bastante. Aunque hemos hecho alguna incursión en este sentido creo que aún no ha cuajado del todo. Aún así, la pinta es buenísima y no me importaría probarlo, pero de ahí a prepararlo en casa eso ya es otro cantar jajajja
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  24. Dejando aparte esta maravillosa lovestory entre blogueras :-), hay que decir que esta propuesta es interesantísima y para mí algo diferente, porque un chutney, a pesar de lo fácil que parece, es algo que no se me había ocurrido hacer, y que con esta receta voy a empezar a plantearme.

    Pero más allá de la receta, me encanta ver las maravillosas intros de los posts y los no menos maravillosos comentarios. Me queda muuuucho para llegar a los niveles que veo en cuanto a recetas, fotografía y redacción, pero ahí os tengo para aprender cada día. Gracias!!!

    ResponderEliminar
  25. Esta receta es estupenda y creo que ella también se va a poner colorada leyendo este homenaje :o)
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  26. Ohhhh bonita entrada dedicada. La receta fantástica! Una de mis asignaturas pendientes.
    Besos!

    ResponderEliminar
  27. Hola, Carmen.
    Tengo la sensación de no ser capaz de poder decir algo más a lo mucho que ya se ha dicho. Una entrada sincera, emotiva, gratificante, generosa a manos llenas de amor, afecto, secretos... Un poco lo que la misma Yolanda ha dicho: lo que este mundo blogueril ha unido... en un mundo globalizado pero a la vez marcadamente individualista hechos de esta naturaleza son el atisbo de esperanza de que no todo está perdido.
    ¡Qué maravilloso tu cumpleaños! ¡Qué fantástica manera de celebrar y honrar la vida misma!
    Feliz cumpleaños, querida Carmen y enhorabuena por las amistades sinceras que dejan el corazón rebosante y el alma en vilo para descubrir en cada día un nuevo día.
    Afectuosamente.

    ResponderEliminar
  28. Carmen, Yolanda, estoy encantada leyendo vuestros mutuos elogios. Aunque os conozco desde hace poco tiempo con las dos he tenido ese feeling especial que tenemos cuando nos encontramos con personas especiales. Muy bonitas vuestras palabras y que gusto compartirlas con vosotras...al igual que ese súper chutney que tuve la suerte de probar y doy fé que estab riquísimo, así que este debe estar también de rechupete. besitos

    ResponderEliminar
  29. Sois tremendas, en serio, leer tu entrada ha sido fantástico pero es que leer ambos comentarios de Yolanda me ha encantado, es tan lindo cuando conectas así con alguien a quien no puedes tocar!
    El chutney realmente delicioso, viene de una grande a otra grande.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  30. Qué maja eres, Carmen, y qué detalle tan bonito!!!! Seguro que hoy Yolanda se acuesta con una sonrisa....
    Y en cuanto al chutney, qué ganas de hacerlo. Lo vi en el blog de Yolanda, pero aún lo tengo entre mis asignaturas pendientes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Qué contenta estará Yolanda con este post. Me has recordado que hace mucho que no hago un chutney y los de tomate nos chiflan en casa. Son tan versátiles...
    Muchos besitosssssssssssssss

    ResponderEliminar
  32. Yo diria que has estado a la altura, por la receta, por la presentación y por la dedicatoria a Yolanda que ahora mismo me paso por su blog.
    Blanca deJUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  33. Fijate que yo en la famosa kedada de Madrid, organizada por Tito, con una de las pocas con las que no hablé fue con Yolanda, ya sabes que éramos tantos... que fue casi imposible conoceros a todos. Por suerte estos últimos meses Yolanda y yo estamos más en contacto a través del blog, y gracias a ello he tenido la oportunidad de conocerla mejor, y todo lo que has dicho me parece poco para describirla, por lo que este homenaje está más que merecido, y viniendo de tí, que sabes que te aprecio mucho y eres de las personas a las que más cariño tengo de este mundillo, me parece un detalle precioso que me ha emocionado. Ojalá en una de esas kedadas que organizais pudiera acercarme y pasar un rato con vosotras, seguro que disfrutaría de lo lindo, lástima los kilómetros que nos separan.
    Y en cuanto al chutney seguro que me encanta, la mermelada de tomate es un clásico en mi casa, así que esta variante de chutney la voy a probar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  34. ¿Que ha sido tu cumple y no te he felicitado?Glups jooo que rabia, no me he enterado,ains cuanto lo siento de verdad.Pero bueno aquí está mi felicitación virtual con tirón de orejilla incluido para mi bloguera querida.Espero que tuvieras un día estupendo, que te regalaran cosas muy bonitas, y que seas siempre muy felíz por que eres estupenda, y transmites mucha positividad y alegría y eso me gusta y me encanta de verdad.
    Un abrazote y mil besos
    Silvia

    ResponderEliminar
  35. Un gesto precioso Carmen, el tuyo y el de ella :). Y del chutney que te voy a decir? pues que es una maravilla!!! Besos.

    ResponderEliminar
  36. Esta me falti!!! como los cromos!!!
    Las adoro todas para carnes y pescados y te aseguro que esta versión o de Yolanda va estar riquísima. Por cierto te da el aprobado con los ojos cerrados. Bss

    ResponderEliminar
  37. A través de tus palabras y cariño, solo se puede agradecer esta receta, bien dedicada y más que un homenaje un guiño a una persona especial, no hay nada mejor que los lazos de amistad...a través de las cosas que nos apasionan.

    Un beso grande Carmen!

    ResponderEliminar
  38. He entrado en tu blog por un enlace desde otro... y me quedo! a seguir tus recetas, una saludo!
    Silvia

    ResponderEliminar
  39. Yolanda, un encanto, seguro que está contentísima de haber leído tu post. Esta receta me la guardo, nunca preparé los tomates así, pero me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Un post muy emotivo y la receta del chutney tengo que probarla porque tiene que darle un sabor impresionante a cualquier carne(por ejemplo).
    Besos.

    ResponderEliminar
  41. Lo primero de todo felicitarte por el cumple aunque ya llego bastante tarde...
    Yo tambien tuve la suerte de probarlos y estaban de muerte !!!! Se sabe que os quereis bien y que sois muy "costis" ..... jajaja, se ve en esta entrada perfectamente !!!!!
    Besos para las dos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)