24.8.12

Nidos de filo y mincemeat


Anoche, cuando editaba las fotos que ilustran la entrada de hoy, pasó mi marido por detrás de mí, miró la pantalla del portátil, frenó en seco y me soltó un chascarrillo sobre que si la navidad ya había llegado y el no se había dado cuenta.  Ironía al más puro estilo británico, jaja.  Lo cierto es que se quedó bastante sorprendido al ver que mi próxima publicación iba a ser un dulce preparado con un ingrediente típicamente navideño de la gastronomía británica: el mincemeat.

Y es que no es para menos.

Realmente la publicación de esta receta no pega ni con cola en esta época del año.  Lo "políticamente correcto" sería esperar a finales de año para sacarla a la luz pero, en mi afán por vaciar la bandeja de borradores que tengo en blogger, me he dicho a mi misma "Estamos en España", "Aquí  no se va a notar", "Mientras no me lea el público británico (quien podría pensar que se me ha ido la pinza totalmente)" y otras cosas por el estilo.

De modo que, con la manta liada a la cabeza, me lanzo con esta receta tan impropia de estas fechas pero que quiero compartir con vosotros por lo deliciosa y fácil que es de preparar.

El mincemeat es una mezcla de frutas, licores y especias que se utiliza como relleno de pasteles.  Da nombre a los tradicionales mince pies británicos, cuya receta podéis encontrar aquí.  Aunque su elaboración es sencilla y su conservación duradera, el mincemeat que yo utilicé para preparar estos "nidos" no fue otro que el que me sobró de la preparación de los mince pies.

Hay muchas recetas de mincemeat publicadas en la web de modo que, si os animáis a prepararla vosotros mismos, os resultará muy fácil encontrar una que se adapte a vuestros gustos y a la disponibilidad de ingredientes con que contéis.


Necesitamos (para 12 nidos)
  • 300 grs de mincemeat
  • 100 grs de azúcar
  • 100 grs de uvas pasas
  • 3 o 4 láminas de masa filo
  • 50 grs de mantequilla
  • Un puñadito de nueces
Además
  • Bandeja de horno para magdalenas, muffins, etc

Preparación

Comenzamos preparando el relleno.

Para ello picamos las uvas pasas y las añadimos al mincemeat.  Calentamos la mezcla a fuego lento junto con el azúcar, removiendo hasta que todos los ingredientes estén integrados (unos 10 minutos desde que comience a hervir).

Dejamos templar.

Mientras tanto, pre-calentamos el horno (arriba y abajo, tradicional) a 180-200 ºC.

Fundimos la mantequilla a fuego suave o en el microondas a golpes de calor cortos y suaves (para evitar que se nos queme).

Con ayuda de una brocha, o con los dedos, untamos cada una de las cavidades de la bandeja de horno con un poco de mantequilla.  En ellas colocaremos la masa filo y no queremos que se nos pegue ¿verdad?

Tomamos una lámina de masa filo y la untamos de mantequilla.  Sobre ésta colocamos otra lámina de masa filo y también la untamos con mantequilla.  Por último cubrimos con una tercera lámina de masa filo (esta no hay que untarla de mantequilla).

Con un cuchillo bien afilado, o un corta pizzas, cortamos la masa en cuadrados de un tamaño que se adecue al de las cavidades de nuestra bandeja de horno (yo hice cuadrados de 10x10 cms aproximadamente) y los colocamos en las mismas, presionando el interior para crear esta especie de nidos o cestillos.

Rellenamos cada nido con la preparación del mincemeat y colocamos unos trocitos de nuez.

Horneamos durante unos 12-15 minutos o hasta que veamos que la masa está dorada.

Antes de lanzarnos sobre la bandeja, recomiendo espolvorear con azúcar glas y esperar unos minutos a comerlos recién templados para disfrutar de ellos al 100%.

Nota:
  • Si preparáis el mincemeat casero podéis ahorraros los pasos de la preparación del relleno ya que podréis ajustar el punto de dulzor a vuestro gusto.  Yo lo tuve que hacer así porque el mincemeat envasado que tenía resultaba demasiado amargo y, o lo suavizaba y lo endulzaba un poco, o aquello no se habría comido nadie en casa excepto una servidora...¡que no le hace feos a nada!

23 comentarios :

  1. Yo no sé si será políticamente muy correcto, pero sé que tiene que estar buenísimo!!!!. Parece que los frutos secos son sólo para la Navidad. El otro día hice una baclava y me dijeron que eso pegaba más en Navidad... pues cayeron dos fuentes enteritas!!! Me ha encantado esta receta, y no sé si podré esperar tanto para hacerla!! Un beso

    ResponderEliminar
  2. Pero qué aperitivo más rico!!
    Es genial la pasta filo para todo este tipo de platos y quedan de lujo presentado asi en formato invidual. un besito

    ResponderEliminar
  3. Yo no he puesto el grito en el cielo porque no había oído hablar del mincemeat, ahora gracias a tu receta me ha picado la curiosidad porque tiene una pintita de ñam ñam!
    Sigue vaciando la bandeja :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. pues bienvenida sea la Navidad, que ríco, pienso hacerlo...seguro, bsss

    ResponderEliminar
  5. aperitivo original y sabrosisimo.
    me lo he apuntado xq tiene muy buena pinta.
    saludos

    ResponderEliminar
  6. No lo habia visto nunca y me parece exquisito!! Una bonita presentacion. Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo diría que la pasta filo es el alimento mas tolerante que podemos encontrar en el mercado. Se lleva bien con ingredientes dulces, salados, picantes, blancos como las cremas, oscuros como morcillas, mincemeat. Vaya que de racista no tiene un pelo la pasta filo. Aprendamos de ella.
    Un abrazo
    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  8. pues tiene un pintón estupendoooo

    ResponderEliminar
  9. Da igual que no sea Navidad todavía, en dos días ya estamos con las bolas puestas ya verás, si está rico , esta rico en Navidad y en Agosto, con el día tan gris que tenemos hoy aquí bien parece Navidad , dulce Navidad
    besos

    ResponderEliminar
  10. Cualquier epoca es buena para saborear la delicia que hoy nos traes, no la conocia y me parece bueniiiiiisima. besitos

    ResponderEliminar
  11. que delicia y menuda presentacion

    ResponderEliminar
  12. Soy tan poco dulcera que, a pesar de tener una hija viviendo en Londres. no había nunca oído hablar del mincemeat. Siempre aprendemos cosas nuevas, así que me quedo con tu propuesta navideña que se ve una delicia dentro de esa pasta crujiente. Besos

    ResponderEliminar
  13. Estos calores de los Madriles, junto con el hastío, te han dejado muy tocada y a mi anonadada. Mira que atreverte con una receta navideña en pleno mes de agosto. Y dices que ningún británico te sigue. No sé qué pensará Paul al respecto. Bueno, a mi no me afecta mucho; al fin y al cabo no compartimos cama, je je.

    Jamás de los jamases he probado el mincemeat, y prefiero no juzgarlo. No me malinterpretes, pero es que desde que pensaba que la salsa de toffee me resultaría muy empalagosa, al igual que el dulce de leche, y luego no resultar ser nada de ello, prefiero no comentar nada y descubrirlo por mi misma algún día.

    Un beso fuerte!! Feliz finde!

    ResponderEliminar
  14. Tienen muy buena pinta y bonitos te han quedado besos

    ResponderEliminar
  15. Carmen cariño dile a tu marido que en navidad siempre se preparan cosas especiales y ricas, pero que en tu caso siempre sera navidad por que tus recetas son siempre tan maravillosas que son dignas de las mejores de las fiestas, y esta es una de ellas, me ha gustado muchisimo. UN abrazo amiga

    ResponderEliminar
  16. No conocía el mincemeat, pero mira ahora ya sé algo más. Por otra parte, has hecho bien, que más da en una fecha que en otra. La pinta es buenísima, seguro que está delicioso. un besazo

    ResponderEliminar
  17. ¿Puedes creer que nunca he probado el mincemeat? Y eso que lo he visto y revisto... creo que ya que estoy puesta me esperaré a prepararlo yo misma para tener mi primer contacto, aunque ahora que mi chico se ha ido a vivir a Londres igual tiene que caer estas navidades uno típico de allí. Quién sabe.
    Yo también debo hacer una limpieza de borradores como tú, tengo un montooooon de cosas pendientes. Pero bueno, todo llegará =)
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  18. Pues será cuestión de tomar nota porque te han salido estupendossssssss.
    Bss
    La cocina de Mar
    htpp://la-cocina-de-mar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. No se nota nada Carmen, tú lo has dicho, esto es España y nos va bien, de maravilla, un dulce tan espectacular y apetecible, qué buena pinta!!!

    ResponderEliminar
  20. Nunca he probado el mincemeat y a eso hay que ponerle remedio. Tu receta: muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  21. Carmen esas tartaletas están de escándalo! Suelo ir de vez en cuando a un supermercado inglés que tengo cerca de casa y siempre me quedo mirando el mincemeat, "lo compro o no lo compro, lo compro o no lo compro" jeje.. definitivamente cuando vuelva a ir lo cojo.
    Por cierto que acabo de ver tu mermelada de manzana y ciruela y no hace falta que me digas que está exquisita, porque esos sabores me encantan! de hecho tengo en blog una compota de manzana y ciruela a la canela también que es la bomba jajaja.. te invito a que la pruebes tú tambien ;)
    Un besito

    ResponderEliminar
  22. Cuánto aprendo contigo, otra cosita nueva los mincemeat. Bueno pues como soy una cotillas, (gastronomicamente hablando), lo haré seguro. Yo tampoco esperaré a la Navidad que para eso aún queda mucho.
    Un beso preciosa, ya parece que vamos volviendo todas de las vacaciones, aunque yo este año no he dejado de publicar, es que también tenía un montón de recetas pendientes, lo dicho un beso y pasa una magnifica tarde de domingo

    ResponderEliminar
  23. No lo he probado nunca y me has tentado, me da igual que sea agosto, los postres navideños la mayoría de las veces saben mejor fuera de fecha!!
    A ver si encuentro el mincemeat que junto con la pasta filo tiene que estar de purito vicio!!
    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)