20.8.12

Caprichos de chocolate y dulce de leche



Siiiiiiiii

Lo sé, lo sé...

Soy consciente de lo poco adecuado que es publicar una bomba calórica como esta en esta época del año, sin embargo he decidido liarme la manta a la cabeza y tirar "pa'lante".

Pero es que estos deliciosos bocados llevan meses en la bandeja de borradores a la espera de que les llegue el turno de lucir palmito...¡tantas ganas tenían de salir a la luz para compartir sus encantos y dejarse querer por vosotros que no he podido resistir un día más!

Son fáciles de preparar y lucen un montón.  Ideales para acompañar el café de después de comer y quitarse el gusanillo a dulce que ataca con tanta fuerza en esos momentos.

Si sois de "diente dulce" (como dicen los ingleses), seguro que tenéis los ingredientes a mano en vuestras despensas o encontráis alternativas aceptables.  Y es que, además de ricos, fáciles y lucidos, también son versátiles.

¿Se puede pedir más?


Necesitamos (para 12 unidades)
  • 1 tableta de chocolate negro 72% de cacao
  • 12 cápsulas de papel para trufas
  • 150 grs de bizcocho
  • 75 grs de dulce de leche (o crema de cacao, ganache de chocolate, queso crema, etc) para el relleno +  el necesario para la decoración


Preparación

Comenzamos preparando las bases de chocolate.

Para ello fundimos el chocolate en el microondas a golpes de 30 segundos.  Removemos entre golpe de calor y golpe de calor para facilitar la tarea y que el chocolate se funda uniformemente y sin quemarse.

Con ayuda de una brocha, untamos el interior de las cápsulas de papel, fondo y lados, con el chocolate derretido.  Introducimos en la nevera para que endurezca.

Repetimos esta operación para que la base de chocolate tenga más grosor y consistencia.

Mientras las bases se enfrían en la nevera, preparamos el relleno.

Desmigamos el bizcocho con las puntas de los dedos hasta obtener unas migas finas y uniformes.  Añadimos el dulce de leche y mezclamos bien.

Con esta masa rellenamos las bases de chocolate a las que habremos retirado las cápsulas de papel.

Nivelamos con un cuchillo o espátula.  Decoramos con dulce de leche, con ayuda de una manga pastelera,  y adornamos con sprinkles, M&M's, fideos de azúcar, almendra crocanti, etc o, como en mi caso, con mini chocolatinas.


Como veis, las combinaciones son numerosísimas.

Sea cual sea la que elijas seguro que desaparecen tan rápido como ocurrió en casa.

¡¡¡ Casi no me da tiempo a tomar las fotos !!!

22 comentarios :

  1. Carmen ¿como me haces esto?, jajaja, me apasiona ...lo añadiré a los dos kilitos que me traigo de vacaciones, me gusta muchísimo tu receta, bsss

    ResponderEliminar
  2. Veo que has regresado con ganas y potente!!! ;) me encantan las bombas como esta así que contenta de leerte de nuevo.
    Un beso enorme y postvacacional

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que es una bomba de relojería, pero para tener en cuenta cuando vengan invitados y para comer con mesura. Deben estar deliciosos.

    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  4. Nos quieres matar, ¿verdad? Madre mía, que cupcakes más alucinantes y más ricos que tienen que estar.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Un regreso dulce para ponernos los dientes largos, y deliciosos para los que nos encanta el chocolate por lo que nunca están de más estas recetas.
    Espero que disfrutaras del verano, ahora ya el último "coletazo" de agosto y vuelta al cole, aunque si es con algo dulce mucho mejor.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
  6. ¡Dios que delicia! La verdad es que muy light no es...Je,je. Pero tiene que estar riquísimo. Para una golosa chocolatera como yo, esa primera foto es de infarto!

    ResponderEliminar
  7. Pues sí que es una bomba, pero irresistible 100%, me encantan!!
    Estas versiones minis son una perdición divina!!
    Espero que hayas disfrutado mucho y la vuelta no haya sido muy dura, sobre todo por el calorazo que dejé en Madrid!!
    Besitos guapa!!!

    ResponderEliminar
  8. Pero bueno, como vienes!, jajajaja, una bomba o dos son estos caprichos, pero que ricos!, si es que estoy con un mono de chocolate que no te dejaba ni uno. Supongo que habrás descansado de lo lindo, verdad?, vuelves al redil nueva y con un montón de recetas, a que sí?, pues venga ponte las pilas y a enseñarnos todas esas cositas ricas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Mmm...! ahora mismito mataría por uno de esos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Pfff es ver la foto y lamerme toda la cara jaja que buena pinta que tiene! no puede ser legal publicar la foto sin enviarnos un cacho aunque sea jaja
    te han quedado impresionantes!
    besos
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Pues tampoco pasa nada por tomarse un par con un buen cafecito. Desde luego que son una tentación!!!. Besos

    ResponderEliminar
  12. Querida Carmen. que maravilla,yo a pesar de todas las consecuencias de sus calorias me comeria unos cuantos, por Dios que delicia, tiene que ser un bocado de reyes,Bueno haber si te animas y me haces una de tus ricas recetas para mi concurso, seria un honor para mi tu participacion. Mil besicos guapa

    ResponderEliminar
  13. Muy rico me encantan beos

    ResponderEliminar
  14. humm no me extraña que no pudieran esperar mas para salir a la luz... que tentadores!!!! me encantan! un besito

    ResponderEliminar
  15. Total, entre helados, tartas, picoteos varios.... ¡qué mas dá otro dulce!! Y éste merece la pena, pese lo que pese, porque es un lujazo!!! Me gusta lo que estoy viendo, así que me quedo!!

    ResponderEliminar
  16. Menudo regreso, Carmen!! Me has matado con estos caprichos. El dulce de leche es mi perdición y mezclado con chocolate, un pecado. Anotados quedan. Besiños.

    ResponderEliminar
  17. El nombre le viene como anillo al dedo...se ven deliciososs!!! ;)
    Un besicooo

    ResponderEliminar
  18. Hummm si te despistas vuelan, no me extraña, tienen una pinta deliciosa.
    besitos

    ResponderEliminar
  19. Guapa una bomba irresistible menuda combinación¡¡¡ casi mejor no ponerse que me los como¡ Besosss

    ResponderEliminar
  20. ¡Si son pequeñinos! La verdad es que por las fotos no se aprecia el tamaño. Si no llega a ser que nos dices que las cápsulas son las de para las trufas, una podría pensar que se trata de dulces más grandes. Ya te digo que deben ser un capricho. Sobre todo para el que no puede disfrutar de un dulce como éste.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  21. Dios mío, Carmen...¿cómo has esperado tanto para ponernos estas delicias?
    A la porra la operación bikini. De todas formas, los moldes de trufas son muy pequeños y si te comes sólo una, no puede engordar mucho, ¿no?
    Además, te vale para aprovechar algún resto de bizcocho...si es que todo son ventajas.
    ¿Has visto cómo me convenzo a mí misma para hacerlas?
    Voy a ver todas las recetas que tengo atrasadas de tu blog.
    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)