21.7.11

Croquetas de pollo...las de toda la vida


En casa están encantados porque en los últimos veinte días han comido croquetas, al menos, cuatro veces y cada vez una receta diferente.  Normalmente, si repito alguna receta con tanta frecuencia, algún comentario dejan caer para que no vuelva a hacerla en unas semanas.  Sin embargo este no ha sido el caso con las croquetas.  Son tan forofos que no ha habido ni la más mínima protesta.
Esta va a a ser la última receta de croquetas que publique este mes y quiero despedir mi "racha" con la más clásica de todas: las croquetas de pollo.
Espero que, con tanta publicación de croquetas, os resulte más fácil encontrar inspiración y os animéis a participar en el HEMC de julio.  Os recuerdo que el plazo para presentar vuestra recetas finaliza el 25 de julio (el 26 publicaré el resúmen).

Partiendo de la base de la receta para la masa de bechamel para croquetas, el resto de ingredientes que necesitamos son:
  • Una pechuga o muslo de pollo finamente picado (yo usé sobras de pollo asado)
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva suave
Preparación

A mitad de preparación de la masa de bechamel, cuando comencemos a agregar la leche, añadimos también el pollo.  Procedemos como se indica en la receta de la masa, incorporando la leche poco a poco, a fuego lento y removiendo a menudo.  Mantenemos al fuego durante 12-15 minutos para que se cueza bien la harina y se mezclen todos los ingredientes.
Una vez lista, retiramos la masa del fuego y la pasamos a un plato o fuente para que se enfríe.  La guardamos en la nevera hasta el momento de envolver o montar las croquetas.


Para preparar las croquetas, colocamos un plato con el huevo batido y otro con pan rallado.
Tomamos pequeñas cantidades de masa y, ayudándonos con dos cucharas o con las manos, les damos forma alargada.  Las pasamos por huevo, luego por pan rallado y las freímos en abundante aceite caliente (que cubra las croquetas completamente) de cuatro en cuatro como máximo (para que no se enfríe el aceite).
Una vez doradas, las sacamos y pasamos a un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

24 comentarios :

  1. Ya nose si llamarte chiquitina o "la reina de las croquetas" mi Carmen!!!
    Con este recopilatorio cualquiera dice que no encuentra inspiración!!!
    Yo tengo una receta en la cabeza y espero animarme con ella para presentartela...porque tu lo mereces!!!
    Que tal todoº???, y los niños???
    Mil besitos linda chiquitina!!!

    ResponderEliminar
  2. Las croquetas me encantan sean de lo que sea, estas de pollo se ven deliciosas, hoy tengo pensado hacer unas de atún.
    Muxus

    ResponderEliminar
  3. A mi me encantan las croquetas, Carmen , pero tengo que confesar que estas de pollo son mis preferidas. Me encantan.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Ya tengo mi receta decidida, la haré el lunes, el finde estaremos fuera.
    Son croquetas, pero no exactamente, es una sorpresa!!

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las croquetas sean de lo que sean y estas tienen una pinta deliciosa! Besicos.

    ResponderEliminar
  6. Y que ricas que están las croquetas!!. Me da igual de lo que sean eh, toditas me gustan. Las tuyas te quedaron fabulosas.
    Ya me voy con ganas de un par de ellas :)

    bicoss

    ResponderEliminar
  7. Qué buenas Carmen!!! Lo primero gracias por avisarme del concurso de HEMC, y lo segundo, enhorabuena por las croquetas, qué ricas!
    Aunque en mi caso, las de toda la vida son las croquetas de jamón serrano, como las hacían mi madre y mi abuela!! ;)

    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Me gustan todas las croquetas, pero quizás las de pollo sean las que menos porque siempre las he considerado más insipidas, pero estas al ser con pollo asado seguro que tienen saborcito. Puedes sacar la cervecita cuando quieras, :) Bss (Elena)

    ResponderEliminar
  9. Pues todas las croquetas son ideales, en mi casa siempre las comemos una vez en semana y es que son tan socorridas.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  10. Bueno Carmen nada más ver el título de la entrada he pensado lo que luego has aclarado " su familia debe estar hasta el gorro de croquetas" y no me he equivocado, a mi tampoco me importaría comer croquetas día si día también. Estas son las ricas, ricas, las de siempre.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Pues si, así te han quedado como las de toda la vida, ya me imagino dandole un bocado a ese crujiente rebozado y su delicia interior, uhmmmm que ricura. Feliz jueves.

    ResponderEliminar
  12. Yo esto con mayonesa, no puedo evitarlo, que fantasticas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Menudo corte tienen estas croquetas, y además las de toda la vida, esas que les gusta a todo el mundo, para no estar maravillados en tu casa con tanta buena croqueta. Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Que ricas, me gustan mucho las croquetas Me gustan mucho tus recetas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Desde luego Carmen, nadie puede negar que se te dan de miedo las croquetas y como muestra todas las que nos has preparado los últimos días. Estas de pollo te han quedado geniales. Me encantan.

    Besos preciosa,

    ResponderEliminar
  16. Creo que no me habian apetecido nunca tanto las croquetas como ahora que estas haciendo este monografico.. (de hecho, es algo que no como practicamente nunca y que hice por primera vez para tu HEMC). Todas las que haces te quedan con una pinta!

    Georgina (Ventanas que me invento)

    ResponderEliminar
  17. Yo no soy nada croquetera, bueno en realidad es que no me gustan demasiado los fritos, rebozados...pero estoy impresionada con tus croquetas. Hice las de chocolate (ya te lo dije, no!!) y fueron todo un éxito. Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Seguro que si repites estas croquetas nadie se va a quejar porque además siendo la reina de las croquetas quien se puede negar a comerlas con esa buena pinta?
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Que ricas se ven Carmen, y las de cabrales me tienen que encantar. Besos

    ResponderEliminar
  20. Cuando algo triunfa pasa de generación en generación y por lo que se ve tus croquetas seguirán porque tienen buena pinta.
    Besines

    ResponderEliminar
  21. Yo soy una desanaturalizada. De pequeña no me gustaban mucho las croquetas; con el tiempo las he aprendido a apreciar, pero soy muy vaga y las hago ultracongeladas. Y con muestras como ésta, me arredro a la hora de atreverme. Aunque de patata he hecho alguna y es fácil... A las tuyas les hincaba el diente. Un besote.

    ResponderEliminar
  22. Me encantan las croquetas!:)

    un beso

    ResponderEliminar
  23. hola!

    Qué buenas todas tus propuestas! No me extraña que en tu casa estén encantados, yo tampoco me cansaría de unas croquetas como estas!

    Al final me ha dado tiempo a participar este mes (primera vez, y seguro que no es la última).

    Muchas gracias por invitarme, acabo de dejar el enlace en la página de HEMC, pero por si acaso te lo pongo aquí también!

    Un saludo.
    Natalia

    http://cocinoydisfruto.blogspot.com/2011/07/croquetas-de-jamon-champinones-y.html

    ResponderEliminar
  24. Eso, eso, las de toda las vida,las de nuestras madres, qué bien saben.
    Que no se nos olvide.
    Estas ven bien rellenas, eh!!
    Un abrazo, guapa.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)