26.5.11

Albóndigas a la mostaza de Dijon



Tenía unas sobras de carne picada en la nevera de las patatas rellenas que preparé el domingo y el martes cayeron estas albóndigas que, con arroz blanco, solucionaron la cena en muy poco tiempo.  Normalmente preparo albóndigas en salsa de tomate pero esta vez me apeteció innovar y, con eso de que mis hijos están más receptivos con las comidas desde que escribo este blog, pues me animé a preparar una salsa de mostaza para acompañarlas.  Y el resultado nos gustó a todos.  Espero que a vosotros también.


Necesitamos
  • 1 y 1/2 rebanada de pan de molde
  • 6 cucharadas de leche
  • 2 yemas de huevo
  • Mostaza de Dijon
  • 750 grs de carne picada (yo mezclé ternera y cerdo)
  • ½ cebolla (yo utilicé roja)
  • 1 diente de ajo
  • 150 ml de caldo de cocido
  • 450 ml de agua
  • Aceite de oliva suave
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina de trigo
  • Pimentón dulce

Preparación

Desmigamos el pan y le añadimos la leche.  Aplastamos con un tenedor hasta que se forme una pasta. 

Añadimos las yemas de huevo, el perejil picado, una cucharada de mostaza y removemos.  Mezclamos con la carne picada y salpimentamos al gusto.

Preparamos las albóndigas tomando pequeñas cantidades de carne, dándoles forma de bola con las manos y pasándolas por harina.

En una sartén con abundante aceite, freímos las albóndigas.  Sólo necesitamos que la carne se cocine por fuera así que tendremos que darles vueltas durante un par de minutos y listo.

Una vez fritas, las pasamos a una cacerola de base amplia en la que nos quepan todas sobre la base sin quedar amontonadas.  Las reservamos hasta que tengamos la salsa lista.


Picamos el ajo y la cebolla finamente.  En una sartén, calentamos un par de cucharadas de aceite y sofreímos lentamente esta mezcla.  Cuando se empiece a dorar, añadimos una cucharada de harina de trigo, una cucharadita de pimentón dulce y una cucharadita de mostaza.  Removemos bien durante un minuto con cuidado que no se queme y comenzamos a añadir el agua poco a poco, removiendo constantemente para que no queden grumos.  Cuando hayamos terminado con el agua añadimos el caldo y dejamos cocer a fuego lento durante 5 minutos.  Salamos al gusto.

Vertemos la salsa sobre las albóndigas y las llevamos a punto de hervor.  A partir de este momento, dejamos cocer a fuego lento durante 10 minutos.  Movemos la cacerola de vez en cuando para que no se nos peguen las albóndigas a la base.


Servimos con arroz blanco…¡delicioso!


2 comentarios :

  1. Anónimo22.9.13

    Hola. He hecho esta receta pero con muslitos de pollo. Buenisimos.
    Muchas gracias por la receta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola :) No sabes cómo me alegra leerte. Gracias por tu comentario. Animar a cocinar a quienes me leen es uno de los propósitos de este blog y es maravilloso que me lo hagáis saber.
      Un abrazo.

      Eliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)