7.4.11

Croquetas de arroz con leche



Si alguien me preguntara sobre mi postre favorito de entre todas aquellas maravillas que preparaba mi abuela, sin duda respondería que sus croquetas de arroz con leche.  Teníamos la gran suerte de vivir a una manzana de la casa de mis abuelos y, cuando mi abuela preparaba estas croquetas, siempre había voluntarios para ir a recoger una bandeja.  Las croquetas llegaban a casa templadas (que es como más ricas están) y eran devoradas sin miramientos.  Nunca me había animado a prepararlas aunque siempre he tenido ganas así que, con la excusa del blog, aquí os las presento y espero que os animéis a hacerlas.  ¡Tendréis los "mmmm", "ohhhh" y "uahhhh" garantizados!

Necesitamos
  • 1 litro de leche
  • 150 grs de arroz bomba
  • 100 grs de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • La piel de un limón (sólo la parte amarilla)
  • 1 rama de canela
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Azúcar glas
  • Canela en polvo (opcional)
  • Abundante aceite para freír las croquetas

Preparación

En una cacerola con el fuego fuerte ponemos todos la leche, el arroz, el azúcar, la esencia de vainilla, la piel del limón y la rama de canela.  Una vez que la leche comience a hervir, bajamos la temperatura y mantenemos el hervor pero sin que suba la leche.  Es importante remover con frecuencia para que se liguen todos los ingredientes y no se nos pegue el arroz a la base de la cacerola.

Una vez haya espesado el arroz con leche, aproximadamente después de 1 hora, retiramos la cáscara de limón y la rama de canela.  Pasamos la mezcla a una fuente y lo cubrimos con papel transparente asegurando que éste toca el arroz con leche, así evitamos que forme una capa seca (o costra como lo llaman mis hijos).

Cuando el arroz se haya templado, lo guardamos en la nevera durante la noche.  Así conseguimos que el arroz absorba toda la leche y quede una mezcla apropiada para manipularla más adelante.

Preparamos lo necesario para empanar las croquetas.  En un plato hondo batimos el huevo y en otro plato hondo ponemos el pan rallado.

Tomamos pequeñas cantidades de arroz con leche y le damos forma de croqueta con dos cucharas (o como estéis acostumbrados a hacer las croquetas).  Las pasamos por el huevo batido y luego por el pan rallado, asegurándonos que están bien cubiertas (de no ser así se saldrá el relleno al freírlas).

Cuando tengamos las croquetas listas, calentamos el aceite en una sartén pequeña y las freímos a fuego alto en pequeñas cantidades (así no se enfría el aceite), dando vueltas para que se doren por todos sus lados.

Una vez fritas, las colocamos en una fuente con papel absorbente para que chupe el aceite y las rebozamos en azúcar glass.  Podemos añadir canela en polvo al azúcar o espolvorearla por encima.  Están ricas de cualquier forma. 


Yo recomiendo comerlas recién hechas, están riquísisisimassssss.

8 comentarios :

  1. ay que delicia! Para una amante del arroz con leche como yo...me llevo esta receta
    Saludos
    Rosilet
    www.sugg-r.blogspot.com
    www.yunpoquitodesal.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. hola!

    Si, me había pasado por aquí, pero ayer fue un día de locos, así que no pude "fisgar" como a mi me gusta!

    Me gustan todas las recetas, algunas como la huerta rellena o la tarta de nubes me parecen muy originales, nunca las había visto!
    Pero la que casi me hace llorar de emoción es esta, la de croquetas de arroz con leche... por favor! Qué maravilla! Tienen que estar buenísimas, cuando vuelva a hacer arroz con leche guardaré la mitad para hacer croquetas, aunque seguro que a mi familia política (asturianos todos) les parece un sacrilegio... qué sabrán! jiijji!

    Un saludo, la paso corriendo la la carpeta de recetas pendientes! Rica, rica!

    natalia

    ResponderEliminar
  3. Vengo de tu entrada de masa de croquetas porque he visto la palabra "croquetas dulces" y me he dicho, ¿que? a ver, a ver...
    Me quedo a cuadros, exquisitas croquetas de arroz con leche... uuummmm, sólo de pensarlo se me cae la baba.
    Me quedo con la receta fijo.
    Besines
    Nieves

    ResponderEliminar
  4. Me has trasladado a la infancia como por arte de magia... Desde entonces no he probado estas croquetas, que son francamente deliciosas. Ya no me acordaba de ellas. Creo que va siendo hora de recuperarlas, como tú, del recetario familiar. Gracias por compartir tus recetas familiares y hacernos recordar las nuestras. Comparto tu fascinación por las recetas de la familia, que yo también conservo con mucho cariño ;) Besos

    ResponderEliminar
  5. Me gustan estas croquetas un dia tengo que hacerlas besos

    ResponderEliminar
  6. esta semana busco hueco y las hago , esto tiene que estar buenismo, ni había oido hablar de ellas ni se me hubiese ocurrido nunca.

    ResponderEliminar
  7. Estoy dando una vuelta y encontrar esto me ha impactadooooooo!! que rico!!! Besotes de la Vaca!

    ResponderEliminar
  8. ¡Madre del amor hermoso!

    ¡Pero dónde andaba yo cuando tú publicaste esta maravilla de receta! Estar, estaba. Lo que ocurre es que no nos seguíamos la pista tan de cerca, ¿verdad?

    Con lo que nos gusta el arroz con leche en esta casa, estas croquetas deben ser una absoluta exquisitez. Estoy por poner la thermomix ahora mismito y dejar que haga ella todo el trabajo. ¡Cómo! Que ya mismo voy a ponerme con ello. Seguro que llega el olor hasta tu casa, seguro.

    Besos, guapa!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)