30.3.11

Tarta mousse de fresa y...¡roedores!



Esta reunión de ratones no es de las que echa para atrás, todo lo contrario...invita a comérselos.  Mousse de fresa suave y cremoso sobre una base de base de brazo de gitano.  ¿Te animas a probarla?

Necesitamos

Para la base y el borde
  • 1 brazo gitano de nata y fresa (yo lo compré en Lidl)
Para el relleno
  • 400 ml. de nata de montar
  • 5 claras
  • 30 ml. de leche
  • 1 sobre de gelatina neutra
  • 1/2 sobre de gelatina de fresa
  • 75 grs. de azúcar glass
  • 6 cucharadas de mermelada de fresa
  • Colorante alimenticio líquido de color rojo
Para los ratones
  • Chololate negro 72% de cacao
  • Almendras fileteadas
  • Fresas de algodón

Preparación

Cubrimos con papel de horno la base y los laterales de un molde desmoldable de 25 cms de diámetro. 

Cortamos el brazo gitano en rebanadas de 1 cm de ancho y lo usamos para cubrir el lateral (primero) y la base (segundo) del molde. Rellenamos los huecos de la base con trocitos del brazo gitano sobrante.
Montamos las claras junto con la nata (muy fría) y el azúcar a punto de nieve. Reservamos en la nevera.

Preparamos la gelatina de fresa calentando 200 ml de leche hasta su ebullición y añadiendo el 1/2 sobre. Removemos hasta su disolución. Por otro lado, añadimos el sobre de gelatina neutra a los 100 ml de leche restantes y, una vez desleída, lo mezclamos con la mezcla anterior de leche caliente y gelatina de fresa.  Agregamos la mermelada de fresa y dejamos enfriar un poco sin que llegue a cuajar.

Una vez fría, unimos la mezcla de la gelatina con la de las claras, nata y azúcar junto con 6-7 gotas de colorante rojo y mezclamos bien hasta conseguir un color rosa uniforme. Rellenamos el molde con la mezcla y lo metemos en la nevera durante, al menos, 3 horas.

Decoración

Cortamos un trocito de las fresas de algodón para crear una base plana.  Hacemos pequeñas incisiones en el lugar donde irán las orejas y los rabos.

Derretimos el chocolate al baño maría (o en el micro) y, con una manga pastelera, dibujamos los ojos y la nariz en las fresas de algodón. Con este mismo choclolate, y sobre papel de horno, hacemos los rabos y los dejamos enfriar en la nevera antes de colocarlos junto con las almendras fileteadas a modo de orejas.

Una vez cuajada la mousse, retiramos el borde y la base del molde depositando la tarta en el plato en que la vayamos a presentar. Colocamos los ratones sobre la tarta como más nos guste.

Finalmente, rodeamos con la cintra enlazada.

3 comentarios :

  1. ¡Qué ideas más estupendas tienes siempre, Carmen!
    Es una tarta muy divertida y colorida, ¡me encanta!
    En cuanto pueda la preparo para mis sobris.
    Un besito!!
    Aurélie

    ResponderEliminar
  2. Vaya pedazo de presentación, sin líos con fondant ni nada. Te mereces un gran aplauso!! Además, una pinta exquisita, seguro que no tardaré en hacerlo.
    Mi más sincera enhorabuena:)

    ResponderEliminar
  3. Acabo de conocerte por "La Cucharina Mágica". Me encantas, como ella. Las recetas muy atractivas, apetitosas, fáciles y la presentación magnífica. Ya tienes una nueva seguidora. Mi hija también tienen un blog aunque no es de coicna y me parece genial el trabajo que hacéis para la gente que, como yo, nos gusta que nos den ideas y conocer cosas nuevas. Felicidades por todo y muchas gracias.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)