17.4.11

Tarta Girasol



Esta tarta la primera que hice por encargo. Una amiga de la familia celebraba su cumpleaños con una cena de amigos y me pidió que me encargara del postre. Tras un breve "me fío de tí" y unas pistazas tales como "me gusta el chocolate", "seremos tantos adultos" y otras por el estilo me cargó con la responsabilidad de elegir sabor, ingredientes, decoración, etc. Con más ganas de complacer que experiencia me puse en marcha y, tras buscar inspiración en internet (como tantas y tantas veces he hecho), descubrí el maravilloso blog de María Lunarillos y sus "tartas provocativas", un auténtico placer para la vista. Mis ideas se ordenaron de golpe y este fue el resultado: mi tarta Girasol, tan rica como bonita.

Necesitamos

Para la base
  • Galletas rectangulares
  • Chocolate a la taza RAM
  • Leche a temperatura ambiente
  • Un chorrito de Amaretto
  • Almendras laminadas sin sal
  • Azúcar amarillo
  • Nocilla
  • Barquillos
Para las hojas de chocolate
  • Chocolate negro 72% de cacao (o similar, pero no Nestlé Postres)
  • Hojas de cualquier planta cuyas hojas nos gusten (no cogerlas nunca del suelo)
Además
  • Un girasol sin tallo (natural, de papel o tela)
  • Un lazo amarillo

Preparación

Mezclamos la leche con el Amaretto en un plato.  Mojamos ligeramente las galletas en esta mezcla y las colocamos sobre una fuente, alternando capas de galletas y chocolate a la taza.

La última capa de galletas la cubrimos con chocolate, las almendras y el azúcar amarillo. Reservamos en la nevera.

Sumergimos las hojas en agua con un chorrito de lejía durante unos 15 minutos.  Enjuagamos bien y dejamos secar.

Derretimos el chocolate al baño-maría (o en el micro) y, con ayuda de una brocha de cocina, pintamos el reverso de las hojas.

Dejamos enfriar las hojas en la nevera unos 15 minutos y las pintamos de nuevo, para dar más grosor a la primera capa.  Dejamos que endurezcan nuevamente en el frigorífico (si tenemos prisa, en el congelador).

Retiramos las hojas de verdad y tendremos las réplicas de chocolate.

Untamos los laterales de la tarta con Nocilla y los tapamos con los barquillos.

Finalmente, envolvemos la tarta con el lazo, colocamos las hojas de chocolate de forma armoniosa sobre la tarta y, sobre éstas, el girasol.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario, me arranca la sonrisa :)